OCR Interpretation


Gazeta de Puerto-Rico. [volume] ([San Juan, P.R.) 1806-19??, February 27, 1836, Image 3

Image and text provided by University of Puerto Rico, Río Piedras Campus, Library System

Persistent link: https://chroniclingamerica.loc.gov/lccn/2013201074/1836-02-27/ed-1/seq-3/

What is OCR?


Thumbnail for

W i
ueru
! j ; u o í : i n : i fi i o r v i : '.:. b i p re s f a : . r r ; c :
ío (!
uálitU i
m ís i i,(iiím'::,i .
pecdáeulo ims ha daUO SC'
pmpn
floro! ;Ouo
lr-a p;iur.t?! Mient
di,' sumido Y constante
ís c!i.
f '
"eueioii
OU'S.
él s j
, i.
Unido-, pee, cu lo- mismos sauithnientic-;, deseosos t!e que
fí mauim - leu iic una in;:u'r;i diua y propia del Kstameuío,
tu, ;:) tiíU' ;hi i :;i!cr dnü:? alguna en el fundo de la pro-
.'14 II
posición hecha per d Hr. (abano; solo en lo accidental ocu
ria 'o al r u-í leves mudanzas. Ln primer lu::nr parece que
debería principiare per dar gracias á S. 31. (J'ett, .W, "'-'O,
porqm- :.-i o conforme á lo que so debe f: e:ta Ueiua augus
ta, cu va nano no e cansí de den'amar'bencíie'u: derramar,, se-fie-re,
u lia v o! ra voz con (ue expresar-e. Adema-, oto s.eria
oe adaptado á os usos parlamentarios de otras nacióme.-, pro
pio para con-ervar el principio de orden en donde quiera que
hay gobierno representativo; y análogo al conducto por donde
.v ;o- na trasmitido !:i comunicación. Guardando estas íbrma
li iades, .observando etos trámites, se arraigan Y (orinan las cos
tumbres pdíiieas, eost umbros de libertad necesarias para esta
carrera gloriosa, pero difícil.
Parecíame también que seria fácil conciliar las varías opi
niones de. 1o-j Sres. Procuradores si se dijese (no pretendo que
si; adopten mis palabra, sino bosquejar sulameute la idea) que
d Lsiamcnto halda oido con complacencia la felicitación que
le dirige ei ejército del Norte, d cual no hace mas que mani
festar los sentimientos que ton comunes á todos los cuerpos ar
mados do la nación. Ni qué variedad pudiera haber cuando
se trata de valor, de constancia, de lealtad
0uisera yo también que siguiendo la recta doctrina (pie
el mismo Sr. Caliano estableció aqui el otro dia, cuando dijo
que en una monarquía representativa también el Monarca re
presentaba á la nación, se omitiese la inexactitud de usar la ex
presión de Representantes de la nación' porque no es exacto
el decir sino que somos Jo- Procuradores del reino." lis me
nester contribuir á la educación políiiea del pueblo dándole
ideas- exactas; en una .monarquía el Iley representa á la na
ción respecto de- los : Gobiernos' extranjeros,-.ejerce en su ple
nitud el poder .ejecutivo, y una parte también del legislativo
(mucho .mas entre nosotros, puesto que tiene el Key la iul
dativa ' y la satirión) no siendo en ' realidad este Estamento
sino uno do los brazos del cuerpo legislativo. listas ligérrimas
alteraciones atraerían una uniformidad tanto mas digna de
apetecer, cuanto que ahora sí que podrá decirse con verdad
..que hallaremos en la nación un eco lid de nuestras palabras."
Parle recibido - en la Secretaria do Es ta Jo y del Despacho de
la Guerra,
Capitanía general del ejército v principado de Cataluña.
Estado mayor. Lxcmo, Sr.; Ll coronel I). Antonio Aspiroz,
comandante xeneral de la.eolumna.de operaciones, me dice
dcide la Pobla de Segur con fecha l' del actual lo siguiente:
Exctr.o. S.; Dias de gloria se han repetido en todas las
provincias de la monarquía,' y lo - serán memorables en - este
principado por sus resultados los del ' y 23 del actual. La
acción navarra, que desde su entrada en este distrito ha. cau
sado tantos disgustos y pesares, se ha visto precisada á aban
donar su proyecto, retirándose á su país nativo á consecuencia
de las premeditadas combinaciones v disposiciones de V, U.
Desde que V, E. se dignó .confiarme el mando de esta
columna, insiguiendo siempre sus sabias instrucciones,' mis mo
vimientos han sido continuados á la aproximación del enemigo,
y esta constancia unida á las demás causas que V. E. no
ignora, .ha producido la sublevación de aquellos rebeldes con
tra sus titulado general Guergué y oficiales, y de consiguiente
su fuga, maldiciendo á su salida este territorio, y protestando
en el confín no volverle á pisar mas.
Cuando adquiría noticias de la marcha hacia esta villa
de la facción navarra, las recibí de la estrechez en que se
encontraba la guarnición de Tremp, y volando á su socorro
desde Agramunt, llegue el 21 cuando ya le había recibido por
las tropas venidas de Aragón. Dejando en este punto 4(0 hom
bres de mi columna, en relevo de los de la legión extranjera
que la mañana del 22 regreso con las demás fuera venida
de aquel reino, en este dia amagué el movimiento de mi co
lumna, pernoctando en Isona; el 23 emprendí la marcha para
el ataque contra esta villa, donde suponía reunidas las fac
ciones, haciéndelas subir al número de Süüí) hombres.
i i i o
U vi '- ! i í i .
V-.-. ra
í
tí L'r
-o eo
ni.
fíOS
tt- 1 t L i v i
c-: ' (.'v.ídauero que tra;aí, Usvsm"'
eu n::-'!': a b ; Un) 'h-indires de á.
iI-.ilU
lo;.; puesta eu mair.u la vangíiartiu1. a
i mauuo
t:e : co:ua;iv..;ut- i), .laime -at, :'cc..aüa con Ja pronera.
do tirador s del l? li.ire a as ó:, lenes de mi capitán el le
uiente coronel D. Lúeas .Masot, la p.rimera de cazadores del
de Saboa á la-: d::l úv i-rual dase D. l'rauci'c Hocanegra;
pagado el nm bio de
n 1 - 1 i T
, ouIk'i uní i n Y í r í m . iO l íiiMfíí t y 1 ri !-
i í i f .' 1 l 1 i t í l i 3 " i V , 1 I 1 r I i O. V I V
inh'.o, euien en breve s.o nu.-o ni retirada. Como los O) ca
halles Ue! dv de línea al mando de su bcncni.:rÍ!o capitán
el tcídente círonel D. Salvador A maído seguía el mo imirulo
ile la v.-iíiguardia. con d objeta do üproved-.ar algún momento,
mandé cargar al b izan o y distinguido alférez del propio eucr
po Don Carlus Cidlicon 2U cahallo.v; quien rdcauz-U-da p tita
de aquella fuerza, sin embargo de lo escabroso del tern no la
acuciiiüó, pe j:.'u;!o d infame !.). .ínaquiu (bjnondoua, tcnieutrt
une fue del lv ligero, á ouíen el sr.ldaih Silvestre Crespo, des
pues de haber !atido cuerpo á euerp con Cl Je mató en C-L?
instante otro del propio regimiento; b'rancLco Alamo hizo le
ínisiüo con otro tiiulatlo oficial, que tirando su carabina ceLi
mano al sable para defonderse, causando á. ai cj:apctidi)r una
leve herida cu la muñeca. Animados estos bravos -uldadc-j eu
medio de las breñas por su alférez Colli, ya pie a tierra poc
haberle muerto el caballo, hicieron heroicidades basta m re
'orzados or sm capitán Aiualdo.
Las tres piezas de artilleiía continuaban su nu'.rcba per
el camino principal, y puestas en batería á tiro de fm.il, al
cuarto cañonazo la buena puntería de su acreditado comán
dame el teniente D. José María Prat consiguió la muerte de
algunos que cou osadía bajaban déla posición para atacarla,
como lo verificaron; pero el digno ge fe coronel primer coman
dante de Saboya D. Pascual Lacalle, que se bailaba eu co
lumna con su cuerpo so-temeado la artillería, los cargó á la
bayoneta 0 hizo ' ponu " ea fta;a á pLu'"dd olistinado arr.c
ter con que r.-e presentaron al fuego de canon, ínterin que m?k
sas considerables ocupaban las enormes eminencias de tan di
íicil acceso que estaban a mi derecha, procurando distraer mb
fuerzas -hácia - aquella parte;' pero ordenando el ataque todaá
estas posiciones á pesar de ser tan fuertes (como V.". K, mismo
sabe), fueron tomadas por la bizarría y valor de esta reco
mendable tropa, que venciendo escalones y asperezas llevaron
la victoria á su cumbre, lia sí a mas allá de la ermita.-de. Santa'
Lex, aclamando á su adorada Rema y libertades patrias. -
Kn este acalorado ataque se distinguieron los' batallones
Saboya, al mando de su bizarro coronel ya nombrado; el K
ligero al de igual clase y circunstancias 1). Juan Nepenmceno
K:íbl; el segundo y tercer batallón de Zamora al del muy
bravo ó intrépido teniente coronel, primer comandante Doa
Manuel Sebastian, y la vanguardia de Nacionales al de su dis
tinguido gele I). Jayme Nat, demostrando todos á1 porfía el
valor español. Dejando empeñadas todas estas tuerzas en la
peiseeueiou del enemigo dispersado por aquella parte, continuó
mi marcha descendiendo desde Cía crol acompañado de 4 com
pañías de Saboya con su gefe, la artillería y la caballería
del 19 ligero á las órdenes de su comandante capitán gra
duado D. Benito Seco, á la Pobia, que la hallé en dcfenV;;
obstinada por unos JüUO rebeldes que sostenían la cabeza :í
puente, haciendo horroroso fuego dede las cusas fuertes y atrin
- cheramientos- de los' 1 uicos de la población y arrabales, i;'o
obstante-su aparente desproporción, interesando vencerá lo-
da costa e,ae paso, vi con sentimiento herido de bala.de fusil
al referido comandante Lacalle, y con gloria d primer ba
tallón de Zamora al mando 'de su valiente comandante D.
Antonio García de Aro, (ue cubría la retaguardia, arrojan
ilose con valor y la serenidad que siempre les ha caracteri
zado de buenos soldados, despreciando todo riesgo y obstáculo
del puente cortado; este gefe con el distinguido capitán de
granaderos 1). Luis Pieiteu y 20 soldados de la misma com
pañía, secundando el avance del valiente subteniente de Sa
boya D. Bernardo Q,uilez que con 8 hombres de su cuerpo
acababa de pasar d puente, y ponerse al paralelo por la parte
opuesta en un parapeto que había á su izquierda, y siguiendo
el capitán del propio regimiento D. Benito Codena, que con
el resto de 25 hombres continuaba el movimiento de Qtiilc,
sa precipitaron sobre aquel punto . y consiguieron desalojar
al enemigo cuteramente de todos les fortificados en que so
hallaban: y aj .uer:a:Jee de de luego de la villa los pusieron
en desordenada f :g jugando la artillería con conocido acierto
desde la laida de ;a uieut-na de Clavcrol; vencido este prin '
í

xml | txt