OCR Interpretation


Gazeta de Puerto-Rico. [volume] ([San Juan, P.R.) 1806-19??, April 01, 1841, Image 3

Image and text provided by University of Puerto Rico, Río Piedras Campus, Library System

Persistent link: https://chroniclingamerica.loc.gov/lccn/2013201074/1841-04-01/ed-1/seq-3/

What is OCR?


Thumbnail for

i 1
de hacer responsable s a familia de la acosada; pues si persigo
á esa moger, no persigo á sus parientes, con cuyos dolores y a
inarguraá simpatizo En todo el curso del debate no saldrá de
mis labos una palabra que pueda afligirlos, y rechazaré con in
, dignación esos rumores calumniosos de corrupción é intimidación.
V Pero al mismo tiempo por qué ha de sospecharse contra
r síganos testigos penetrados de la culpabilidad déla acusada
ho digo con confianza: veo un horrible sistema de intimidación,
v enga de donde venga. Quién ha olvidado los desórdenes y las
á piones de que ha sido teatro esta audiencia, ni esos aplausos
consecuencia del dictamen de los químicos? Eran estas sim-
palias lícitamente expresadas? O por ventura no eran mas bien
Ha expresión ilegal de pasiones tumultuosas, sin inquir-tarse de
ei la acusada es culpable, sino que en su ciego arranque han
dicho: esta muger tiene una inteligencia superior, es preciso a
toda costa calvarla?
Siento que se me haya llevado á ese terreno, porque si no
' jo habría guardado un silencio profundo, descansando únicamen
te en la conciencia del jurado; pero puesto que eí defensor ha
querido buscar una interpretación, tengo derecho de decir que esa
interpretación no está en lo cierto.
Licenciado Bac (con calor.) Todas las muestras indican que .
la acusación se halla en sus últimos momentos; pero antes de
morir se acoge como su último amparó á los rumores que circu
lan por fuera de este recinto, procurando promover indignación
contraía acusada, haciéndola responsable de los movimientos
tumultuosos, de las pasiones que nosotros los primeros hemos
tratado de enfrenar. Todo es criminal en madama L a fía r ge; su
talento, las simpatías que excita, hasta los aplausos que arran
caban aquí el entusiasmo en un momento en que la emoción de
los corazones hacia olvidar el respeto; hasta los rumores infames
que no sé con qué fin se esparcen, y que nosotros rechazamos
caen sobre nuestra cabeza.
El ministerio público manifestaba hace poco su sentimiento
por haber sido llamado á este terreno; pues yo por mi parte doy
gracias á mi compañero por haberme suministrado ocasión de
explicar las causas que me han traído de nuevo á estos debates.
Movimiento de atención.)
Al empezar este proceso se soltaron insinuaciones extrañas,
haciendo creer que ciertos rumores acusando á la familia Laf.
farge, dimanaban de nosotros. Se quería presentarme como soste
nedor de un sistema odioso, de acuerdo con madama LaíTarge,
sistema que debia yo desenvolver en este recinto. '
Séame lícito decirlo: nadie ha tenido derecho de hacerme
semejante inculpación. El órgano del ministerio público lo sabe.
En los últimos 10 años nos hemos encontrado frecuentemente
1 uno en frente del otro, y puede decir si me ha visto jamás
llegar á la audiencia con un sistema fijo é invariable. No ignora
el señor fiscal que no es mi costumbre manifestar de antemano
cuál es mi sistema de defensa, y la cenducta que siempre cbser
to es la misma que he observado en . este proceso. La acusa
ción me ha supuesto un sistema monstruoso.
Fiscal- Y otro de que haré mención. (Movimiento.)
Lic. Bac: He venido aqui para oír vuestras imputaciones y
responder á ellas, porque he sabido el sistema de acusación que
es trataba de seguir contra mí.
Fiscal: Yo me ocupo de la acusada, y do nadie mas.
Lic. Bac: En cierta entrevista confidencial me expliqué con
el letrado Coraly
Fiscal: Había presentes cinco o seis personas.
Lie Bac: Yo no le hice conocer el sistema que tenia pensv
. do seguir en mi defensa. El me. dijo que su intención era ínter-
Teñir en los debates, y aunque yo estaba segurísimo de la. ino
cencia de madamc LaíTarge, ignoraba de qué manera se com
probaria,
Cuando el licenciado Coraly me habló de su intervención en
el caso de que la familia LaíTarge fuese atacada, debí obrar con
reserva; y tan solo respondí que probablemente tendría lugar la
intervención, sin que por esto me presumiese yo formular un
Ucma que todavía no estaba decidido en mi ánimo. No sé cómo
ii,i$ palabras han sido después tan diversamente interpretadas, y
(cómo el Sr. fiscal ha podido en ausencia mía afear mi conducta,
cuando pocos minutos antes de mi marcha estrechaba coa su
mano la mia, que después debía llamar impura.
El fiscal hace una explicación satisfactoria de sus palabras.
Lic. Bac: Acepto gustoso la explicación del Sr. fiscal. De
claro en el interés de la acusada que mi cisterna r.o era acusar
I nadie del envenenamiento de LaíTarge.
Todos saben la respuesta llena do noblcia que ella dió al
Sr, fiscal, cuando esto le preguntó ü tenia motiva p ata tzmit
155
á alguien: "No, respondió, las acusaciones producen mucho da.
ño" Tales son los sentimientos do esta muger á quien se acusa
de seguir un sistema odioso. Estudiando el proceso, viendo por
todas partes el veneno, menos en el cadáver, y notando algún
hecho misterioso, se me han ocurrido muchas veces extraño?
pensamientos, y & mi mismu me he preguntado con terror qué ma
no habrá podido sembrar sospechas al rededor do la acusada.
Todos se han hecho esta pregunta sin que por esto 2 diga que
se haya señalado á persona alguna. Queríamos aguardar bs
revelaciones de los debates, decididos á aceptar franca y ah
mente la cuestión, tal como apareciese de Jas pruebas, y u apo
yar nuestros medios de defensa en la verdad v no en otra narte.
Después de una corta explicación del letrado Coraly, ee
manda quede depositado el billete anónimo dirigido á Mlle, Drun,
y asi mismo que se escriban las declaraciones contradictorias
de este y de Clemcnlina.
En seguida Mlle. Brun reproduce los hechos que ya ticas'
declarados relativos á la enfermedad de LaíTarge.
Licenciado Paillct: Q,ud hora era cuando vió V. íobre h
chimenea el caldo de gallina destinado a Mr.. LaíTarge? '
Mlle. Brun: Las doce, sobre poco mas ó - menos.
Licenciado Paillct: Alas ocho tuvieron lugar las circuns
tandas relativas al caldo de gallina, y á las doce todavía estaba
intacto en la chimenea. Y en estas cuatro horas qué hace ma
dame LaíTarge? Acaso manifiesta inquietud y hace gestiones
porque su marido lo beba? No: ge acuesta, y no se ocupa mas de
este asunto.
A qué hora echó agua madamc LaíTarge sobre los polvos
blancos que bebió
Por la tarde después de lo del caldo.
Fiscal: Cuando ella dijo: pues bien, voy á beber, V. se sor
prendería? 7?. No sé lo que pensé.
Licenciado Paillet: Si hubiera sido arsénico, por precisión
,,e Cabria hallado . madame Laffarge, en. una situación (nuy.. critica,
para decidirse á beber.
Después de algunas otras preguntas y reflexiones por este
estilo, el letrado Paillet lee una carta de Mlle. Brun qué á con
tinuación ponemos. Es de advertir que Mlle. Brun se ganaba la
vida haciendo retratos, y que ella pintó el que m adamo Cappé
lle remitió á su marido.
Carta de Mlle. Brun.
Siento mucho, señora, que mis tristes circunstancias y las dd
mi familia me pongan en el caso de reiterar una petición á la
que anteriormente no ha accedido V. Hace tiempo que varias
personas, tratando sin duda de sacar partido de su retrató de
V. dándole publicidad, mo han ofrecido sumas de consideración
con tal que lo dejase copiar; pero me he resistido por temer de
incomodarla.
Sin embargo, me veré precisada á aceptar las referidas pro
posiciones, si V. insiste en negarme la cantidad que le pedí por
medio de Denys, aunque sentiré mucho hallarme en el caso da
haber de tomar esa determinación. Tenga V. la bondad de no
tificarme sus intenciones sin tardanza, porque no puedo aguar
dar mucho tiempo; y esté V. eegura de la gratitud de A. Brun.
Quintá de Flcncans 23 de Marzo.
P. D. Si no ce respondo V. interpretaré su silencio corso
una negativa.
Presidente: No veo que eso tenga nada do particular. Mlle.
Brun habia hecho un retrato, y pedia la justa recompensa de su
trabajo.
Letrado Paillct: Lo que á mí me choca no es la petición ddj
pago sino la amenaza que la acompaña. '
Mlle. Brun: Yo sabia que madamc LaíTarge tenia dinero; te
pedí por medio de Denys, y me roró esperase altrun tiempo. Des-,
pues le escribí, y me dijo que si quería fuese á verla á su pri
sión, y al li acabaría el retrato.
A poco entran los químicos de Limcges. (Movimiento .efe a
tención) .
Mr. 'Daboisi La operación ha dado el resaltado iguietu:
La tasa en que estaba el caldo una cantidad considerable de
arsénico en abundancia. Con el que hay en el fondo pudieran
envenenarse 10 personas. (Mmvútr.to.) El agua de goma lo con
tiene en corta cantidad. El agua de azúcar no encierra ninguno.
El paquete de polvos de Mr. Lcspinats es arsénico puro.0 Les
polvos enviados per Mr. FícigpaUon gema mezclada con arjíai
co en corta cantidad. (Sensación) En estas sustancias los quí
EHCcs de Brives co habían encentrado arsénico, El paquete en
centrado en el jardín es bicarbonato de cosí,

xml | txt