OCR Interpretation


La prensa. [volume] (San Antonio, Tex.) 1913-1962, October 02, 1913, Image 1

Image and text provided by University of North Texas; Denton, TX

Persistent link: https://chroniclingamerica.loc.gov/lccn/sn83045395/1913-10-02/ed-1/seq-1/

What is OCR?


Thumbnail for

I
Ei público que compra libros
en español, se ha convencido
de que no hay en ese ramo otra
casa mejor que la de IGNACIO
E. LOZANO. --607 Dolorosa St.
San Antonio, Texas.
LA PRENSA.
SEMANARIO POPULAR INDEPENDIENTE.
DIRECTOR: IGNACIO E. LOZANO.
Haga usted todos sus pedidos
de libros en español a la libre
ría de IGNACIO E. LOZANO,
de San Antonio, Texas. Es la
casa más barata, segura y acre
ditada entre las de su ramo.
TOMO L SAN ANTONIO, TEXAS, JUEVES 2 DE OCTUBRE DE 1913. __________ NUMER0 34
US PROXIMAS ELECCIONES.
?
Está acordado difinitivamente
que las elecciones presidenciales
se celebren el 26 del mes en cur
so, y por lo que estamos viendo,
todos los partidos políticos se a
prestan a figurar en la lucha pa-:
ra engañarse asi mismos, creyen
do en la efectividad del sufragio
en estos momentos en que el olea
je revolucionario azota fieramen
te los debilitados muros de nues
tra nacionalidad.
El General Huerta solo puede
llamar al pueblo a las elecciones, I
urgido por las exigencias apre-j
miantes de la política internado-¡
nal, que así lo pide a cambio de
apoyo financiero ai país, a fin de
que pueda hacer frente a sus com
promisos y a los gastos de pacifi
cación que cada día son más ur
gentes: pero creemos que él mis
mo tiene ia convicción de que las
elecciones en estos momentos
pueden acarrearnos mayores ma
les que los que ya padecemos, por
que extraño sería que los candi
datos derrotados se conformaran i
con su suerte y no quisieran bus
car por medio de las armas el mo
do de liegar al poder, pues las ar
mas constituyen al presente, en
nuestra patria, los argumentos
más efectivos en pro déla efectivi
dad. del sufragio.
El actual Presidente de la Re
pública por lo tanto, vá a retirar
se del poder cuando apenas era-'
pieza a "cogerle la embocadura"
al chisme de la pacificación, y otro
nuevo Presidente, puesto en las
actuales circunstancias, tendrá
que tropezar con muchos obstácu
los antes de cojer con firmeza las
riendas del Gobierno, y mucho te
iremos que no lo consiga, si sus
oponentes en las elecciones se lan
zan a buscar el convencional su
fragio libre en el campo de bata
lla.
Cuando todos los espíritus es
tán agitados como io están ahora:
cuando ei aima popular sufre las
agonías que hoy la torturan, si
una mano arme falta en ios mo
mentos mas difíciles para la pa
tria. nos hundiremos irremisible
mente, y tendremos que lamentar
mas tarde nuestra ceguera y nues
tra testarudez para querer hacer
nos demócratas a cañonazos.
Antes que el problema electo
ral está el problema de la pacifi
cación, y sin embargo nosotros
tratamos de principiar por donde
deberíamos terminar, es decir,
primero que ser queremos apren
der a ser. Así están los Estados i
Unidas triunfando sobre nosotros
"como amigos," según la frase
del Presiciente Wilson: así van re
cradecióidose nuestras doleicies: j
asi nos vamos plegando a las exi-!
g*mcias d* cierta políti«a interna
uíoaal tortuosa y fatídica: así nos
estamos desmexicanizando, des
pegándolos de muestra personali
dad para enfundarla en los mol
des que nos envían del extranje
ro por conducto del prima- Juan
Lind que se atraviesa.
Puede decirse, aunque con la
mayor tristeza, que el Gobierno
va resueltamente a las elecciones
sin que se haya pacificado el país,
debido a las dificultades financie
ras por que atraviesa el Err 'io,
ias cuales se deben, no a )•
de crédito, simo a la falta del ira
conocimiento de parte de ios 5s
I*ác3 T ínirios. Y es •/ I v
Wr ile^ado a **=**e rcsi^tedo t-'vS
el brillante triunfo de nuestra
Cancillería, que creímos nos había
desligado por completo de la in,
fluencia norte-americana, la cual
perdura debido exclusivamente a
!a falta de patriotismo de los que
en nombre de la Constitución y :
la Libertad van regando de cadá
veres el suelo de la patria, alegan
do pelear por un pueblo cuyos do
lores jamás han sentido, val que
olvidarán inmediatamente des
pues de obtener el triumfo, si por
desgracia llegaran a obtenerlo.
No obstante, tenemos fe en
que la patria podrá en tiempo no
lejano salir triunfante de esta
pugna crudelísima en que juegan
papel principal la ambición y la
perfidia disfrazada de amistad:
entre tanto, seguimos consideran
do peligroso que las elecciones se
celebren en estos momentos,
cuando cualquiera de los candida
tos derrotados en ellas, si no to
dos. habría de querer darse el
triunfo por su mano, como ha ve
nido sucediendo, desde que nues
tros hombres públicos se sienten
con fuerzas para "sacrificarse"
por la patria, o, por mejor decir,
para sacrificar a la patria.
Ojalá que nuestros temores no
se realizen; pero todo nos hace
creer lo contrario, desde que es
tamos viendo que la mayoría de
nuestros políticos solo buscan el
logro de personales ambiciones,
ya que son pocos, (podrían con
tarse a dedo > los que ven antes
que todo por los sagrados intere
ses de nuestra madre común.
De la Fuente es también
candidato presidencial.
El General David de la Fuente, |
ex-Ministro de Comunicaciones y
Obras Públicas, ha sido elegidoi
como candidato a la presidencia
de la República por el Partido Li
beral Republicano. Días atrás el
Presidente Huerta le dió el cargo
de Gobernador Militar de Sinaioa
pero antes de que partiera a to
mar las riendas de aquella Enti
dad Federativa, revocó su nom- \
bramiento, sustituyéndolo con el
Gral. Alberto T. Rasgado.
El Partido Liberal Republicano
ofreció primero la candidatura al
Gral. Blanquet, pero el Ministro
de Guerra no la aceptó, declaran
do que no estaba dispuesto á* lu
char por obtener la presidencia.'
El ex-Senadar Dr. Gregorio
Menéizábai completa la fórmula
como Vicepresidente. Ambos han
aceptado sus candidaturas y es
tán dispuestos a trabajar vigoro
samente por ellas, por más que ¡
«fi radio de acción del partido que
los postula n» es muy amplio.
Se dice que murió Al
berte Fuentes.
Un telegrama procedente de ki<
ciudad de México asegura que el
ex-gobernador de Águascalien
tes, Alberto Fuentes D., que
imandaba una fuerza carrancista,
murió en la hacienda del Carro,
del Bstado de Zacatecas, a couse
ci'.rr.'-r. 'as heridas que recibió
en un combate.
Ha»la ahora ro se ha podido
la eonirmación de esta
i
Los rebeldes evacuaron Ciudad Porfirio Díaz.
Espérase de un momento a otro la entrada de los federales a la plaza.
0
Ya para entrar en prensa nuestro periódico, recibimos la noti
cia de que las pocas fuerzas rebeldes que estaban de guarnición en
Ciudad Porfirio Díaz, abandonaron la plaza y se dirigieron rumbo
al Coyote, quedando solo en ella el cuerpo de policía, para guar
dar el orden.
De un momento a otro se espera la llegada de las fuerzas fede
rales, que en esta vez se cree han dado el golpe de gracia al carran
cismo.
En Eagle Pass reina inusitado júbilo entre los simpatizadores
del Gobierno.
El sábado y domingo se regis
traron encarnizados combates en
Aura y Barroterán, entre las fuer
zas carrancistas v las federales
que al mando del Gral. Maass a
vanzan sobre Cd. Porfirio Díaz, t
Desde los primeros momentos
comprendieron los rebeldes que
no podrían detener el avance dej
la columna federal, que iba ga
nando terreno minuto a minuto
protegida por la artillería, y aun-!
que a ratos se combatió cuerpo a
cuerdo, se vieron obligados a em
prender la retirada rumbo a Sa
bina? y Cd. Porfirio Díaz, dejan
do en el campo casi todos sus he-1
ridos.
Centenares de refugiados han
estado ¡legando a Eagle £Pass, j
procedentes de las zonas que han
ido abandonando los rebeldes,
quienes, al decir de algunos de
aquellos, han destruido los mine
rales de El Menor, Agujita, Ro
sita y el pueblo de Barroterán,
con objeto de impedir que los vie t
toriosos federales encuentren en '
ellos elementos que puedan apro
vechar en la campaña.
Las pérdidas de vidas durante
los dos días que duró el combate
fueron de consideración, pues se i
calcula que hubo mas de cuatro
cientos muertos por ambas par-'
tes.
La población de Múzquiz fue ¡
abandonada el domingo por los
rebeldes, fusilando éstos antes de ¡
salir a algunos prisioneros fede- i
rales que tenían en -su poder, por
haber sabido que las fuerzas del
Gobierno se habían apoderado de i
Barroterán.
TRATAN DE DESTRUIR LA
POBLACION.
El lunes en la noche se recibió)
aviso de que los jefes rebeldes ¡
que se encuentran en Cd. Porñ- i
rio Díaz, anunciaron que si se!
veían obligados a internarse en
territorio americano, antes de sa- j
lir volarían los principales edifi- ¡
cios públicos y la parte del puen- i
te internacional correspondiente j
a México.
Los oficiales federales de los'
Estados Unidos opinan que si los;
rebeldes mexicanos pasa» a terri
torio americano, serón captura
dos como lo fueron los soldados i
del Gobierno que cruzaron el río j
duráftte el ataque a Matamoros,;
y que si no están en peligro de i
ser fusilados se les quitarán las
armas haciéndoseles regresar a
territorio mexicano.
De fuentes oficiales se sabe que j
la derrota de los carrascistas en ¡
Aura y Barroterán fue completa, J
y que de Mézquiz fueron desalo- ¡
jados por las fuerzas federales, j
También se asegura que el jefe
rebelde Pablo González pretendió
huir despues de la derrota, siendo ¡
aprehendido por orden de Jesús;
Carranza.
En Sabinas, los rebeldes vola-1
ron la planta de luz eléctrica, áes
pues de sacar de ella un dinamo:
y gran parte de la maquinaria. ¡
que condujeron a Cd. Porfirio;
Díaz. También se reorganizaron
allí con objeto de hacer un último
sfuer::o pair, eoaioner el arrance
les f*¿«»ra!ae.
a
LA BATALLA FUE SAN- I
GRIENTA.
Algunos de los rebeldes disper
sos o heridos que han estado lle
gando a Cd. Porfirio Díaz, asegu
ran que la batalla a que nos veni
mos refiriendo fue una de las más
sangrientas de la campaña. Al
llegar los carrancistas a Sabinas,
despues de la derrota que sufrie
ron, volaron con dinamita el gran
puente del ferrocarril que está;
sobieelRío de Sabinas, que es j
uno ae los mejores de la lír.ea, ¡
pues se calcula que en su cons-1
trucción se invirtieron quinientos '
mil pesos.
Los hosüitales en Cd. Porfirio
Díaz están completamente llenos
de heridos. Los jefes rebeldes
que se encuentran en la pobla
ción, han estado despachando co
rreo tras correo para que mil cien
hombres de caballería que salie
ron de Matamoros, violenten la
marcha para ver si logran llegar
a Sabinas a tiempo de detener el
avance de la columna del Gene
ral Maass.
CUNDE EL PÁNICO.
Antier, raartes, la llegada de
centenares de personas a Cd. Por
firio Díaz, procedentes de la re
gión por donde marchan triunfan
tes las fuerzas del Gobierno hizo
cundir el pánico entres los rebel- j
des y en general entre los habi- j
tantes todos de la población, que i
ha estado quedando desierta, pues)
toda la gente está cruzando para |
el lado americano.
Si crece el desorden que ha pro- j
ducido el pánico que reina entre:
los rebeldes, se terne que la po-1
olación sea víctima del saqueo y!
del pillaje.
El cónsul americano Blocker,
protestó de una manera formal
contra la destrucción de piopie
dades de extranjeros, proyecta
da por las autoridades carrancis
tas.
A algunos americanos residen
tes en Cd. Porfirio Díaz, por el,
hecho de vivir en casas pertene- j
cientes a simpatizadores del Go- ¡
bierno, se les dieron órdenes a fin '
de que las abandonaran, porque;
tenían que ser destruidas.
Enfrente de los hospitales han i
sido colocados varios carros va- •
cíos del ferrocarril, para ^ondu-1
oir a Eagle Pass a cerca de dos- i
cientos huidos que «i ellos se en- í
cuentran. A mucKos de los re
fugiados se les ha negado permi-:
so para pasar a territorio ameri- j
cano, por considerarse que vienen ¡
a constituir plagas públicas. Res- i
pecto a los heridos no se sabe qué!
se decidirá.
Muchos japoneses, que indebi-;
damente habían tomado parte a-1
yudando a los revolucionarios, se |
han refugiado en el rancho de F.;
B. Bleese, mientras se les dá per
miso de andar libremente en te
rritorio de los Estados Unidos.
Los que no pudieron ser admi
tidos. segpí» decimos an^es, se na..
dirigido ¿ri ©epartsnici . • ' • F-5- ¡
tado paraq*^ ^e le? pe:> • p. p-,
??r a Eag-le Pass, pues r
r"> b? f
' eü- a. a fe
DISENCIONES ENTRE LOS
JEFES REBELDES.
Las autoridades carrancistas
hicieron publicar que el Jefe de
las Armas en Cd. Porfirio Díaz,
Gabriel Calzada, había renuncia
I do su puesto obligado por sus tro
! pas, sucediéndole el llamado Co
| ronel Herrera. Noticias de otras
[ fuentes hacen saber que Pablo
¡ González, uno de los principales
jefes del carrancismo, se encuen
tra prisionero por acusársele de
traidor a la causa.
Se asegura que los prisioneros j
federales que estaban en poder
de los rebeldes, fueron pasados
por las armas el martes en la tar
de. Parece que igual suerte co- ¡
rrió Felipe Sánchez, el contraban ¡
dista que fue aprehendido por
los carrancistas para entregarlo
a las autoridades americanas.
SERAN BIEN TRATADOS LOS
PRISIONEROS.
El Gral Joaquín Maass ha reci
bido instrucciones del Gobierno,!
a fin de que los rebeldes que cai- ]
gan en su poder sean tratados
con todas las consideraciones de
bidas a los prisioneros de guerra,
y que a los heridos se les dé el
mismo tratamiento que a los fe
derales.
EXCELENTE MANIOBRA.
El General Maass empeñó com
bate con los rebeldes en Sabinas,
donde se habían hecho fuertes
queriendo resistir el avance de
los federales, logrando derrotar
los por completo. En seguida di
vidió sus fuerzas en tres cuerpos
marchando el principal directa
mente hacia el Norte,%uno de los
otros por el Este y el último por
el Oeste, tratando de cercar a
los carrancistas antes de que lle
guen a Cd. Porfirio Díaz. Los re
beldes, según las últimas infor
maciones recibidas, llegaron el
martes hasta un punto situado a
dos kilómetros al Norte de Pello
tes. Los que estaban posesiona
dos de Las Vacas abandonaron la
población a las once de la maña
na, marchando en dirección a San
Carlos.
SALEN FUERZAS AMERICA
NAS.
Debido a las constantes ame
nazas de los rebeldes de volar Cd.
Porfirio Díaz y los dos grandes
puentes de fierro que unen la po
poblac-ión con Eagle Pass, en el
lado americano reina grandísima
excitación. Además, por consi
derarse insuficiente el servicio de
patrullas que hay en la línea di
visoria, del Fuerte Sam Houston,
de esta ciudad, salieron el mar
tes cuatro compañías del Tercero
de Caballería, una sección de a
metralladoras, una batería del
Tercero de Artillería y una sec- • .
ción del cuerpo de hospitales.
De Del Rio telegrafiaron ante
noche que la familia del cabecilla
Jesús Carranza había llegado hu
yendo a aquella población.
¿Irá Rabasa a Relacio
nes?
En las altas esferas oficiales se ¡
ha venido rumorando que el licen
ciado Emilio Rabasa ocupará la,
Secretaría de Relaciones en el
Gabinete del General Huerta, j
puesto que dejó vacante don Fe-j
derico Gamboa al aceptar la can- i
didatura presidencial que leofre-|
ció e¡ Partido Católico, y que in
terinamente ha estado a cargo j
del Subsecretario Lic. Antonio'
de la Peña y Reyes.
Se han recibido mensajes de
Nueva York y Washington, anun;
ciando que la noticia de que el,
Lic. Gamboa fuera designado
candidato a la Presidencia ha cau 1
sado buena impresión hasta en!
las esferas oficiales. El Presiden-,
te Wilson no ha hecho comenta- j
rio ningano, pero parece que se ¡
muestra satisfecho del giro que ¡
toman los acontecimientos políti- ¡
eos de nuestro país.
También en Europa se ha co
mentado favorablemente la de
signación del Sr. Gamboa.
Peligran los extrajeros
en Mapimí.
I
i
Por noticias recibidas el último i
sábado en el cuartel revoluciona- j
rio de Cd. Porfirio Díaz, se sabe ¡
que los americano? y demás ex- j
tranjeros residentes en el mine
ral de Mapimí, del Estado de Du
rango, se encuentran en grave
peligro debido a que dicha plaza1
fue asaltada por uno partida de
bandoleros, quienes desde luego*
se dedicaron democráticas ente a1
saquear las casas de comercio de
la población.
Los asaltantes, según se afoga
ra, dieran muerte a v¿ti ios ele los
principales vteínos, sin saberse
hasta ahora si entre el uún r:> de
rV -illCádOo btí eliLl"' IlSjÚFi
Z dÜujGrO.
La defensa de Cárdenas
Martínez estará a car
go del Gobierno.
A reserva de hablar ampliamen
te sobre la causa del niño León
Cárdenas Martinez, acusado de
haber dado muerte en el Condado
de Reeves a Miss Emma Bor\vn,
diremos qe el Sr. Secretario Inte
rino de Relaciones de México, li
cenciado don Antonio de la Peña
y Reyes, en telegrama que con
testó antier al Director de este
semanario, le avisa haber dado
instrucciones al Inspector de Con
sulados, Sr. Arturo M. Elias, pa
ra que se encargue de la defensa '
del citado niño Cárdenas Martí
nez, cuya causa será revisada por
la Suprema Corte de Justicia de
los Estados Unidos, el día 14 del
presente.
Carranza formará una
nueva República.
Unos americanos que llegaron
antier a El Paso, procedentes de
Hermosille, aseguran que en la
última de las citadas poblaciones
celebró Carranza una conferencia
con varios jefes rebeldes, acor
dando fornar una nueva Repúbli
ca, que se denominará Estados
Confederados de México, y que
estará formada por los Estedos
de Sonora, Durando, Coahuils,
Sinaloa y Chihuahua! Solo el go
bierno rebelde de esta última En
tidad favoreee de lleno los planes
de Carranza.
Según el acuerdo mencicnado,
el jefe de la revuelta será «1 Pre
sidente de la nueva República,
quedando formado su Gabinete
con el Gral. Angeles en al Minis
terio de Guerra, Agustí» Laban
sat en el de Hacienda, Sán
ehe£ Azcona en el de tofc«Mflie3
t Eduardo Hay en otr» aún
no se designa.
¿Llegarán a tante ^ fores'
del "constituoioMansmo"?

xml | txt