OCR Interpretation


La prensa. [volume] (San Antonio, Tex.) 1913-1962, September 28, 1915, Image 3

Image and text provided by University of North Texas; Denton, TX

Persistent link: https://chroniclingamerica.loc.gov/lccn/sn83045395/1915-09-28/ed-1/seq-3/

What is OCR?


Thumbnail for 3

FRIVOLIDADES
ST
Les fia 1 logado su turno a ¡os consanguíneos del apóstol (?).
El ex-gobernador conveneionisl;» <ii- Nuev o León. aquél que consu
mó la lia/aña nunca v isla de elevar el robo a la categoría fie ely por
pedio ilc un decreto (pie publicó la prensa viliista de allende v aquende
el Bravo, ba caído en manos de las autoridades americanas, al trasponer
la l'rontera de Texas con un grupo lie gente armada.
\o sahenius s¡ fueron "rangers" los rpie lo aprehendieron, pero lo
más probable es que no haya acontecido asi. porque los "rangers" muí gen
tes que "cumplen su deber" con extraordinario celo, cuando, como en el
caso tie Pascual Orozco. se violan las "iniioladas" leyes de la neutralidad
de este país.
El procedimiento empleado para la captura de Madero, no es proce
dimiento de "rangers." y bay que suponer por lo mismo que alguna otra
fuerza pública al servicio del gobierno Federal americano. I'ué la encar
gada de llevarla a cabo.
Esto, sin embargo, no tiene más que una importancia relativa. Sabi
do es que en los Estados l'nidos s»> observa fielmente aquella máxima de
Juárez, que otorga a los amigos algo más que a In* enemigos. ^ al señor
Madero se lp ha otorgado, en el presente caso "justicia y gracia:" a Pas
cual llnizco sólo se le concedió "Justicia a secas."
Esto está bien. Mejor dicho, esto no está del todo mal. Si a Pascual
Orozco se le hubieran concedido en los Estados l uidos los mismos privi
legios que a Maul Madero. Pascual Orozco no tuviera en el momento ac
tual un lugar de preferencia en el corazón de siis conciudadanos. Sería
para éstos, un traficante del honor nacional, como cualquiera otro.
El hecho, de todos modes, no deja de ser significativo. Aparte de que
la causa de la civilización sale ganando un poco, con que la inv ¡olahilidat!
de la neutralidad americana sea encomendada a gentes "menos celosas del
cumplimiento lie su debí r" que los "rangers" de Texas, s,- establece un
precedente para lo futuro, que deniega, desde ahora, la patente de impu
nidad de que disfrutaban los partidarios, amigos \ consejeros di-I prólo
go de Tlaltelolco. \s¡ las cosas, puede suponerse que no está remoto el
día en que los partidarios de \ illa \ de t arranza sean medidos con la mis
ma vara que los partidarios del general Huerta. I.o (pie quiere decir que
llegará la ve/ de que la "Justicia" estrene ropa nueva
❖ *>
Algún diablo copíelo <juo amia, como ra la novela (le Colonia, hiirgan
(lo conspiraciones e intrigas p<*r sobre los tejados «le las casas. (no salle
mos s¡ Maneas o amarillas), nos sugiere esta pregunta: ,*.110 será la apre
hensión ile Kaíd Madero el precedente justificativo ipk» invoquen mañana.
0 ese otro din. las autoridades americanas, para perseguir al carrancis
mo y obligarlo a replegarse a territorio de México, antes de (pie haya (la
do cima a la derrota de Villa. .;.\o será este acto de persecución con
tra el villismo. el expediente que sirva para demostrar mañana, cuando
l-»s earrancistas sean encarcelados, la imparcialidad \ neutralidad del go
bierno de la ("asa Blanca
Posible es (pie asi sea, pues las últimas noticias recibidas sobre la de
tención del consanguíneo del apóst-d (?) hacen saber que éste será trata
do con benignidad, pues no será encarcelado, por tiempo indefinido como
el genera! Huerta, ni perseguido con saña como .lose Inés Sala/ar. ni mu
cho menos, puesto en manos de los "rangers" texanos. para que éstos le
presten las garantías de vida que todo hombre necesita: sino únicamente
llevado a Kl Paso, para su identificación \ puesto en libertad sin otras
formalidades. \ este tratamiento, como es de verse, nada tiene de rigo
rista. y puede prestarse a muchas interpretaciones.
Lo más probable es que don Ka id Madero después de este ¡neníenle
siga siendo tan amigo del gobierno americano, como antes
Esto siempre sirve para algo, pues bien sabido es (pie en los lisiados
1 uidos se observa fielmente aquella máxima de •luán*/, (pie otorga a los
amigos, algo más que a los enemigos.
\ los amigos, cuino el scñoi Madero, se les otorga "justicia y gracia:"
a los enemigos, como Pascual Oro/co. "justicia a secas."
i .Eso es loth).
El Reloj
para El
Trabajo
FIJO
GRANDE
GRUESO
Y
FUERTE
$3.30
Naeatra casa
pi una de ¡as
que vende MÍS
tElQJES en los K»
tado» Unido*, es
tarció encargad* de
vender I00CS U!J REI»
JES de una de las mayores
fihncaa del mundo, por
cada r»loj que compra otra
Iffiffiíl RUBIES _
de TREN
RAPIDO
ca»ala nuestra compra mil y
WÍS.T.1J1 conseguir precios xr-ás bajos.
Sabiendo la r.*»cesidad que hay por un reloj PROPIO para el TRA
BA-JO. de M30IC3 PRECIO, hemoe estudiado por Iarjco tiempo todos los
retaje* del mercado y el mejor que hemos encontrado e* este MiS
M1FIC0 IflflJ C9M CIJA SOL oá 0E NIOUEL. VIBRIO GRUESO T EXCELE1TE
HAQOnU de TREM RAPJDC OE 7 RUBIES. COMPIHAMEJÍTE CARAMTIZAÜO.
Herno® comprado 10.000. y para construir rnás clientes. MIEH
Tliü *iJ$ ¡JUEDEN. I03 venderemos con una Elefante Leontina de
Seda Nt-^ra con Dije acabado en Plata Oxidada, al
PRECIO ESPECUL de $3,30
«0 KMQE DINERO. P!3AL0 y PAGUELO Al RECIBIRLO.
l*ivjase nuestro Utilogo Gratis de M^rcmocías.
ZINCK (S3. CO. 5233PÍM»ÍT.oH» Av..
ru* »or *u !u.criil«ti CHICAGO, ILL.
WEST TEXAS BANK & TRUST CO.
(Baa co coo fund o ¿t gsrcatúu
activo, más de o.ooo.ooo.
Las excelentes condiciones. reputación y conveniencias de este Banco, lo hacen
altamente aproe table ;ara que tiapa eu él .odas sus transacciones. Solicitamos su j
cueu:a. i'-— :>or i:<*nto de Interés, pagadero por trimestre, subre depósitos. Pue
den Jtrljlrse a nosotras por correo. Hablamos espafiol.
511 East Houston St. Sac Antonio. Texas.
CAJAS DE TIPOS DE GOMA
DE UTILIDAD PARA TODO EL MUNDO.
Estas caí as de alfabetos de goma, no son de las corrientes que otraa
casas anuncian. Son de verdadera utilidad para escribir direcciones y
todo lo que se desee. Están muy bien surtidas de letras mayúsculas y
minúsculas, números, adornos, etc., y tienen cojín entintador y todo
lo necesario para su uso. «
PRECIO DE CADA CAJA: $1.00.
Pídanse a IGNACIO E. LOZANO.
607 Dolorosa St. San Antonio, Texas.
Por la Patria y por la Raza
LA GRATITUD
La gratitud es un sentimiento que
sólo se alberga en los corazones bien
nacidos.
Fruto del bien recibido, material
o moralmente considerado, es como
una ofrenda inspirada por el cariño
para el que nos ha hecho un benefi
cio y se puede significar de diferen
tes maneras, que nunca falta a las
almas agradecidas la inspiración ne
cesaria para corresponder io recibi
do.
La mano que ?e nos tiende genero
sa para aliviar nuestras necesidades;
1a palabra de consuelo con que se le
vanta nuestro ánimo decaido. infun
diéndosenos la esperanza que alivia y
1a conformidad que fortalece; el con
sejo que nos dirige, la advertencia
que nos encamina, la instrucción que
nos salva, la protección que nos ayu
da y el esfuerzo moral, en una pala
bra. que duplica nuestro escaso va
ler por el apoyo que presta a nues
tra propia personalidad, son motivos
que crean en nosotros una obligación
que aceptamos y que tratamos de
cumplir, cuando tenemos conciencia
cabal de lo que es la gratitud.
Sólo er. las almas ruines, en los co
razones mezquinos, en los caracteres
altivos que creen erróneamente que
todo se lo merecen, el beneficio, bajo
cualquiera de sus formas, no es más
que el cumplimiento de una obliga
ción a que les da derecho su original
idiosincracia. Reciben como si se les
ofrendara, y son como los reyes con
derecho divino que hacen gracia con
permitir a sus subditos que lleguen
hasta ellos. Los que tal obran se
llaman los ingratos: la peor especie
de la humanidad que podría simboli
zarse propiamente en un cuadro que
representara a una virgen dando ca
lor en su seno a muribundo reptil que.
al volver a la vida, clava su venenoso
diente en el tibio lecho de rosas don
de la compasión le diera albergue.
No se concibe cómo puede haber
ingratos en el mundo, porque no se
concibe cómo pueda nadie ver con
malos ojos la mano que le ayuda y la
voluntad agena que le salva. Sin em
bargo, la experiencia habla y habla
alto: "Si quieres tener ingratos, haz
beneficios." Y cuando vemos que al
guien hace mal a otra persona, pre
guntamos a ésta: "Qué beneficio le
habéis hecho a ese hombre?" como S¡
para recibir el mal fuera forzoso ha
cer un beneficio. No sucede esto,
afortunadamente, de un modo inva
riable; pero sucede con gran frecuen
cia y a ello se debe la existencia del
adagio.
¡ Desventurada raza humana, que a
través de los siglos, marcha pegada
a la costra de sus malos instintos y
casi no evoluciona en el sentido del
bien!
Lo que la experiencia demuestra,
el fruto que en la vida se va recogien
do de la manera cómo los hombres
corresponden el bien que se les ha
ce, engendran en el alma, primero
generosa y dispuesta al bien ageno,
una amarga desilución que la hace
apática para aquella noble labor y
poco a poco egoísta y reservada, cie
ga y sorda a todos los reclamos de la
miseria y la desgracia.
Es cierto que hay espíritus ruines
y egoístas por naturaleza: desgracia
damente nuestra especie no se distin
gue por los buenos instintos natura
les y espontáneos; pero debe tenerse
en cuenta que el mayor número de los
egoísmos es originado por la dolorosa
disciplina de la experiencia qué ha
hecho ver como han desfilado por el
mundo tantos y tantos Cristos, azota
dos, vejados y escarnecidos por aque
llos a quienes han tratado de redi
mir.
Y este fenómeno, a primera vista
inexplicable, tiene una demostración
sencilla y comprensible.
En la gran mayoría de los casos,
por no decir en la universalidad de
ellos, el otorgamiento de un beneficio
establece una diferencia de aito a
bajo entre el benefactor y el bene
ficiado. No siempre es el segundo
un hombre normalmente compensado
y el hecho le sugiere casi siempre
' ¡a idea de la comparación, viendo la
i enorme diferencia que existe entre
él y quien le ha tendido una mano
i generosa. A la reflexión sigue la con
| ciencia del escaso valer, la inconfor
! midad con la suerte, el análisis de
¡ las circunstancias del que beneficia, a
| quien se empieza por ver con envidia
i y, poco a poco, con mala voluntad;
¡ el espíritu bajo y vi! del beneficiado
júzgase humillado, se subleba y sólo
i conserva por algún tiempo los escrú
í pules apenas necesarios para no mani
festarse abiertamente hostil; pero que
haya una circunstancia cualquiera que
j le excite a la rebeldía; que encuen
5 tre algún motivo real o imaginario pa
¡ ra manifestar su propio sentir y....
adiós gratitud, consideración y bue
' ñas formas. La bestia humana rom
¡ pe el freno que la contenia, salta las
i trancas de la razón v se manifiesta
] tal cual es: indómita, más a la ma
j no que la acaricia que a la que des
I carga el látigo sobre sus espaldas.
Y ésto ha sucedido ayer y hoy. y
j sucederá siempre, porque para ha
! cer un beneficio, no se va abriendo
j en cada caso un proceso de investiga
j ción para ver si es necesario hacer
! lo. De aquí las decepciones, el re
j traimiento, la indiferencia y el egoís
mo de muchos que han sido buenos y
! que después de sacrificados y pues
tos en la picota de! escarnio, que
dan escamados y no vuelven nunca a
abrir la puerta de la compasión a los
tristes reclamos de la desgracia, ge
neralmente repugnante por lo ingra
ta.
Sin embargo de todo, hay que ha
cer un esfuerzo y levantarnos por en
cima de todas las miserias humanas.
Es el acto más bello de la vida, curar
una llaga, enjugar una lágrima, ha
cer renacer una esperanza y recibir
como ofrenda una flor cuyas espinas
nos punzan la mano.
Cae una gota de sangre.
¡Es el precio de toda redención!
i POLIMARK.
AUN N9 SE RESUELVE EL PROBLEMA MEXICANO
Si hace tin detenido y jucio
so .|c los aspectos 11 n|o>
(jiii' presenta la situación 'Mi Mé
xico. ninguna cousecuiMicia favorsi
!j¡.' puede deducirse di» ¡a última
'•Hur»'!riic¡a pan-americana. La paz
j»;i r.-.-.- que aun está 1 ai a remota ro
mo !i» estaba des.le hace un año.
I.o mejor que puede esperarse. «!•-•=
pués .lo dicha conferencia ron ¡*1 ,
Secretario Lansing cuya resolurión
fu.'- aplazada para el .lia 0 de Oc- I
tnhre próximo. a monos 'I11'" la A»l
ministración de Mr Wilson ailopli'
un nuevo plan por su propia enjil
la. ¡a continuación de la gue- ¡
i ra .I.- líui-rrillas entre Villa y v.w- j
¡tala por una parle. y !a< ya debili
ladas fuerzas .1.- Carranza. por la
Olía. I.O peor que debe temerse. en
<•1 «-aso i|>- ipii» Villa y sus asocia- :
do» lleguen a comprender. que ios ;
conferencistas recomienden al re-'
conocimiento ilo Carranza al (ío-j
bienio ilt> ios Estados l.'nidos. seria '
ia invasión «J»»I l»*rrilorio americano i
a la .jiif se opoiiilriau nuestros]
propios soldados, cuyo hecho, por
-i -olo. iuiplacrian necesariamente!
•■I principio ilc una intervención |
forzada.
«.'•rivn nolicias. aunque no oe
"i-i-.-n autentico. de las operaciones-,
militan-s qu.- en grande escala des- |
I arrollarán los carraneUtas: en cam
i iiio. también <>• «abe de positivo de
1 cuatro o cinco ataques de las fuer
1 zas villislas y zapatillas que opc
t ran en los alrededores de la C.apital
¡ de México; uno de ellos, por cierto.
' en ia población de Xochimilco. que
está tan cerca del Palacio Nacional,
como Kast Square, del New York
limes. Aun no se lian aliviado los
sufrimientos y las privaciones de ■
ia gente del pueblo en la Ciudad de ¡
México, y ios resilientes americanos ;
han hecho un llamamiento a la I
Cruz Hoja, para que continúe su j
obra de beneficencia. Las violencias |
y atropellos continúan en la par- !
le Norte Esto del país, y sin em- !
bar.no. parece que los diplomáticos
- Sud-Americanos han llegado a con- i
! vencerse que Carranza ha formado j
un gobierno que niercee los hono- ¡
' res do! reconocimiento. E! corr«\»
' ponsal del "The World" en Was
hing U»n que siempre ha favorecido !
i ia causa carraueista en sus edi
toriales publicados en este perió
dico. acaba de hacer la siguiente
declaración: Nadie quiere, ni desea i
en Washigton el reconocimiento
personal de Carranza, excepto aque
i líos agentes pagados que todos cu
nocen y in- n*«'~ lie piiiuies |
concesiones rnIuras."
A In «ra bien. (|u^ liará el l'iysi
ilenle Wil-mi M jjespllfs f|f! II ill- ,
i irliihcf i).» ivetiiioi'e vi. gobierno j
< 1 • • (11-1 t»n I ilci (li'ltil i* irasible leg'tile '
vii dt* coaliuila?
Carranza. por iii i••il«». ií5i se" "aire- I
\<. ;i dejar su cscoftdite .*¡i Vera
cruz f ir a la (liurjad • l»' México; |
tli'si'miría <If su<;pnipin> suUlailo-:,
pero líala .If obtener el apoyo de¡ j
pueblo americano. por modín tic la ;
ultra i|iif llevan a rfeclo sus •!•*- ¡
fensures alquilados y propaladnres
• If noticias siempre favorables."
K1 reconocerlo. »mi las ciivurislnn
cias actuales puede forzarnos a la
intervención. como lo liemos i 11 • i i -
iMiio. y no deseamos que esto llegue
a suceder. Ñu queremos ocupar la :
Ciudad i|f México ni pelear fon «ib
habitantes. Kl argumento tic
rranza .le que no leñemos derecho
a hacerle sugestión alguna en lo
concerniente a los negocios inte
riores ile México, es simple III»' lile lili
contrasentido. Ksiainos en nuestro
derecho v es delier nuestro adop
lar pacificamente todos los mullios
p<>»ilde< que tiendan ;i restaurar <•!
ord'-n fii ¡a llepúlilica vecina..I le
t»¡<11• .1 !n- tyrleci#dentfs históricos
de imii'sIril politiza. hemos llegado
a -i-r vírl imlrnent »* responsables,
ante los gobiernos de Kuropa. por
¡as pérdidas'* qUe ' batí silfridó esas
Naciones. fcnorme*sumas se han
invertido •'!! \íi-|xico y si no obra
fin>< con presteza. los; acreedores
europeos lo h'ahin pop mi propja
menta? V es de esperarse «iuc
el pitch lo americano vea y con
sienta semejante catado do cosa.»?
No queremos haoer mención ni
de las vidas de ciudadanos ameri
canos qui* han sido sacrificados,
a i de ¡os cuatrocientos millones de
pesos, que representan nuestro ca
pital invertido ni «le la destrucción
de la propiedad que perl enero a
iiiiosiro.s coinpalriólas!..
L'n escritor del Independiente
sugiero que se ponga un embargo
inmediato en el envío y embarque
de armas y municiones para las
(Paia a la Pa* 5a. Co!. la.)
Reivindicado México, es posi
ble que los villistas intenten
reivindicar a los E. U.
(De nuestro Enviado Especial j
on El Paso Texas.)
¡
Nada mas horriblemente trágico. !
j ni »*M los dolorosos capítulos de
j f)anle Alighieri. que el panorama
: de muerle y de dolor ofrecido por
I la región que en hipidoces de fuga
¡ esián abandonando !«•- villistas. Va ■
no es únicamenie la carestía de vi- ;
veres que aican/.a lo inconcebible,
ni las dificultados materiales para
obtener mendrugos >le pan ¡i cam
bio de centenares de pesos: ya no
j son solamente !as brutalidades do
i una soldadesca indisciplinada «pie
¡ respondo al ruego n n Ja injuria y
I a la liumillacíón con el golpe: abo
I ra hay que sumar a todo eso oí j
estado de -obre-exitaeión de los i
que huyen: el pánico loco do los |
que se quedan: la furiosa irrespon
sabilidad do los que matan por sal
varse; el egoísmo general que sa
crifica afectos y deberes, y hace j
que las madres.—antes tan amoro
sas y abnegadas,—olviden a su»
hijos, y que los hijos maldigan a
las madres.
Chihuahua parece una luniha y
Torreón 1111 cementerio, por las ca
lles de esas ciudades vagan, como
espectros, los habitamos que han
podido sobrevivir a <*<ta inmensa
catástrofe, ciertos de que en los
j casorios hostiles no habrán de en
contrar nada para satisfacer el
hambre que. como el cuervo a l'ro
rnoleo. les roe ¡as entrañas. ^ a ti an
las campiñas y trepan por los ce
rros para triscar, semejante a re
baños los herbazales que encuen
tran. El nopal es manjar de dioses
y hace dichoso al que Lo halla. I.a
biznaga constituye un lujo. El "que
lite" y la "verdolaga" son cosas su
culentas. El "quiote" debería fi
gurar en la mesa do un Lucillo. V
como, hasta dentro do la más ho
rrible miseria hay clases («cocidas,
resulta un raro «¡barita o| quo tie
ne hierba» que comer.
acabado. Entonaos descendían so!
«lados y harían leña, a falta de car
bón. donde la había. Unos trozaban
algún raquítico "chaparro: oíros
echaban a tierra un poste de telé
grafo: no pocos quitaban podri
dos durmientes de la vía.
Solía ocurrir, también, que lo
concluido fuera e| agua. Y como
eslos fugitivos, por mucho que en
la senda del crimen hayan tenido
por. mentores unos descendientes
de la tribu di* .luda, no llevaban en
el desierto, como aquellos oíros
que hace miles de años buscaban
la tierra prometida, un .Moisés que
que hiciera saltar torrentes de agua
con un golpe de su vara milagrosa,
el único remedio era aguardar la
llegada de «tro tren para que por
el egoísmo de tener vía expedita
los remolcara a la próxima esta
ción.
Así fué la caminata: sin agua a
veces, sin combustible en ocasio
nes: sin comida casi siempre. Al
pasar por lina ciudad, o por los
restos de ella, las relinas de los
que escapaban podían contemplar,
como una visión de remordimiento,
i caras pálidas y afligidas, cuerpos
lacios: hombres y mujeres como
j sombras que al/aban las manos y
! apretaban los puños como para
I maldecir o amenazar. Tal vez pa
: ra li» uno y para lo otro.
Cuando llegaron a Ciudad Juá
! rez. rí.« de por medio la tierra de la
abundancia, donde grandes alma
! cenes de comestibles y de ropa,
j donde bancos e instituciones finan
cieras ofrecían el «espectáculo len
tador de sus escaparate» con ví
veres. vest ¡«los y oro. a.-nellos liom
bies, que acababan «le abandonar
el desierto; «pie venían «le contem
plar de cerca la pesadilla de los
hombres colgados, como frutos de
maldición, «le los posies: que vol
¡ vían de ver los centenares «1«* muer
tos en las batallas que habían
asistido a los saqueos, a las va
lencias y a los as< sinalos; aqueílos
❖ {■ V
T.a f11srn »io Torreón la empren
i dieron los villistas rtianrio
¡ fuerzas Hi- Obre^ón estaban muy
lejos «le la ríuiiari. I.o arrojó. no
| empuja las annas "precons
! lilucionalislas." sino e| espantable
motísimo "Id hambre. V antes de
i «'<>n«* In i r la desocupación de la pla
i /a. abrieron las compuertas <|c las
i presas y canales. inundando las
i planicies. ,i|¡/«pie para evitar el a
i voiice del onemiirp. atinque coji es
i in sólo hie i eft in it iá-£ critica lá-si
j. I nación dejlps-que se - quedaban.
A la saiiilft i|e, liis ¡renes, solda
j los y paisanos se agolparon en la
est ación y a porfía se disputaban
! tin sitio. Los niños eran expúlsanos
! por las mueji'res; las mujeres por]
i los hombres desafinados;. Jus linin
¡ hres iiieniies por lo< soldados vi
¡ ¡listas y éstos por los jefes' y ofi
j cíales, quienes para ello emplea
ban liros.de revólver y fro|pes de
■ espada. Se viajaba en la trompa
! de las máquinas, en los lenders, en
¡ los lechos de los carros, y. ,"¡¿tinos
i infelices, .se asían a los hierros
que forman escalera o constituyen
I "topes." para ser disparados como
I por catapultas en la primera vue,
I ta del camino o morir apastados a
i la primera trepidación fuerte.
¡ A veces, las máquinas, resoplan
{ ilo furiosamente y con un desairra
I dable chirriar de cadenas que se
estiran y de ruedas que se aprie
¡ tan. se para ti lia u en seco. Era que
¡ la provisión de combustible había
hombres miraron hacia el septen
trión y como lobos hambrientos en
invernada cruda, prepararon las
zarpas v afilaron los clientes
l'ara El Paso fueron dos o tres
noches de inquietud. El hambre e»
mala consejera y el hambre em
pezaba mas allá del pílenle Inter
nacional. Las autoridades supieron
que los ocho o diez mil hombres
armados que había en Juárez, an
daban desnudos, sin zapatos y sin
sombreros, demandando la caridad
i pública o exigiendo, por la fuerza.
alimentos y vestidos, y sospecharon
; qti'e bien podría suceder que, ya
¡ "reivindicado México." vinieran a
"•rejnvindicar a los Estados Unidos"
en la forma acostumbrada: con
! matanzas y pillajes. L'n telegrama
i urgente, por eso, hizo que de Was
liingLon se ordenara el viólenlo en
vío de veirtlibcho piezas de art i—
' lblría. de dos regimientos de in
fantería y de uno de caballería, pa
la aumentar el contingente de de
fensa de la rica y comercial ciudad
de El Paso, Texas.
Por suerte parece que los villis
las en realidad buscan en la fuga
I hacia Sonora el remedio de su si
tuación. A estas horas van. otra
vez quizás, por el desierto, gruesas
'•olumnas de caballería y apreta
das dei nfanlería, d° <¡r.zmán a la
Ascensión, camino de Agua Prieta,
¿Llegarán allá"? El camino no es
impracticable. Abunda en pastos pa
ra la caballada, y tiene agua y pro
visiones. aunque escasas, para la
Pim a la piglia S, eolnmu *.
ALMANAQUE ILUSTRADO
Estando a punto de agotarse en nuestro surtido de libros esta interesante obra, que hemos estado vendiendo
a sesenta centavos el ejemplar; para realizar los pocos ejemplares que nos quedan, de hoy en adelante reducimos
su precio a 40 CENTAVOS EL EJEMPLAR, por lo que deben apresurarse a hacer sus pedidos las personas que a
ella se interesen, seguras de que con poco dinero se harán de un magnífico libro de amena e instructiva lectura y
con hermosos e innumerables grabados en el texto.
Contiene un escojido material literario, hermosos cuentos y bellísimas poesías, una serie de artículos sobre los
principales fenómenos astronómicos que ocurrirán durante lo que falta del año y las fases de la luna.
El material literario y científico procede de renombradas plumas de autores españoles, mexicanos y sur-ame
ricanos, convenientemente ilustrado con finos grabados.
Las personas que se interesen a esta magnífica obra deben hacer sus pedidos inmediatamente,'pues ya se está
agotando la edición.
Háganse los pedidos acompañados de su importe a:
IGNACIO E. LOZANO
607-613 DOLOROSA ST. SAN ANTONIO, TEXAS,
VALE SOLAMENTE 40 CENTAVOS

xml | txt