OCR Interpretation


La prensa. [volume] (San Antonio, Tex.) 1913-1962, March 30, 1919, Image 14

Image and text provided by University of North Texas; Denton, TX

Persistent link: https://chroniclingamerica.loc.gov/lccn/sn83045395/1919-03-30/ed-1/seq-14/

What is OCR?


Thumbnail for 14

CAPITULO V.
Verdaderos relatos espeluznantes
nos hizo el hombre que había vivido
con Zapata, cuando nos trató de pin
tar la campaña de los :apat:stas. Xa
hablo de de las n:utanias que los
enemigos de Zapata han hecho en
Morelos. y de las que as /.apat:-tas
han consumado coa ¡as tropas ene
migas. Y podemos decir que hasta
revelaciones muy >ensa>. ionaies nu>
hizo nuestro amigo, al hablarnos so
bre la intervención 1(eu tuviero» en
Morelos aquel famosísimo guerri
llero que se ¡lamo "El león de la
Laguna." Argumedo: el valiente
Marcelo Caraveo. *•! extinto Pascual
Orozco. y Francisco Villa. Fielmen
te pasamos a! papel el relato que nos
hizo el hombre que ha vivido largos
meses en ¡os campamentos :apatis
tas.
—Opinaban muchos que no debía
matarse al padre de Pascual Oroz
co; decían que. teniéndolo en re
henes, era suficiente para atraerse
a Pascual Orozco hi;o. con cuyo
concurso querían roncar los za ru
tistas: ¡>ero otros consideraban co
mo un crimen que e! antiguo revo
lucionario hubien mandado a su
padre a tratar ( ¡oirrar una alian
za entre e! gobierno ció! genera
| Huerca y el de Zapata. Yo perma
necía en silencio, viendo al anciano
que estaba frente a mi y con quien
tenia cierta? relaciones, pues en ¡a
Cárcel do El Pa<o estuvimos presos,
juntos. Crei salvarlo al ver que ha
bía opinones encontradas entre lo
que iban a decidir de !a vida de
aquel hombre. Y como deseaba qut
no so consumara un asesinato más.
me tiír:°rí a Zapata en un monrento
en que estaba solo, y ie pedí que
absolviera al viejo. "Yo no quiero
matarlo: Pascual ha sido un ami
' ero mío. p.¡e< fué enemigo de Ma
dero: pero mi compadre sí conside
ra político (¡11 _ se le mate."
No insistí. Por aquellos días la
opinión del compadre Montano era
la ley en Morelos. Y esperé que se
consumara la ejecución, alejándome
un ñoco le! srrupo que iba a asesi
nar a aquel hombre que Uejrara
ante los zapaíistas en calidad de
Parlamentario. Lo mataron. V al
¡ siguiente ile<r<> un enviado especial
de Francisco Villa a Zapata. No se
refería Villa a la vida del prisio
nero: pero si t.aiu el enviado in«
, micciones nvra pedir a Zapata que
se unie-a al movimiento que había
i estallado contra el Gobierno, y que
tenia como bandera vengar la muer
te de! general Madero. El enviado
POR JOSE ARCANO
de Villa se informó que al!i había
estado Pascual Orozco padre y que
lo habían ejecutado.
"Lo hubiéramos guardado aquí pa
ra que Pascual nos ayudara en el
Norte"—dijo el enviado.—*';Qué ca
racho! Va no se puede",—respondió
Zapata. Y tsta fué la oración fú
nebre que tuvo el padre de uno de
los caudillos de Chihuahua.
/.Tenia. Montano, nociones de po
lítica? ¿Había estudiado en alguna
escuela ¡as artes di manejar a ios
hombres? No, señor: era un pobre
ignorante que mataba porque asi se
le ocurría, o que perdonaba por per
donar. . .Pero de su mano pendían
las vidas de los prisioneros o de los
que consumaban cualquier crimen
que Zapata trataba de castigar. To
davía estaba Morelos disfrutando
de su influencia, cuando cayó ia ciu
dad do Mex'eo en poder de los za
patistas. que entraron a ella como
miserables que hubieran sido trans
portados a las salas de un palacio
imperial. Pero no quiero referirme a
los incidentes que ocurrieron en
México entonces, y de los que tal
ve:: uste-.i tendrá noticia, si no a los
que más tarde presencié. Yo vi a
Arg.ime'io. cuando éste llevó a los
civiles de la convención v a los em
pleados de la ciudad de México a!
Sur. desarmar a cuatrocientos za
patetas y decirles que no servían
para nada, que se largaran dejando
sus armas. Lo hacía como aliado
de Zapata; pero eran los zapatistas
los únicos que permitían que se les
desarmara en tal forma. Ningún
íruerrilero hubiera consentido en de
jar sus armas y sus caballos en las
manos de cinco soldados ma! armados,
de un jefe extraño a ellos: pero, en
realidad, los zapatistas. ya en gru
po y fuera del momento del comba
te, se amedrentan con una voz de
mande y no se niegan a afiliarse a
otro grupo militar, aún de descono
cidos.
Yo lie estado en Morelos en las
tres épocas de la campaña zapatista;
no en la iniciación, pero parece que
esa etapa no tuvo importancia, pues
el espíritu ¡ruervero de los surianos
no despertaba del iodo. A mi me
han dicho ellos que "hicieron corre»
al presidente .Diaz;" que "acabaron
con Madero" v que "acabarán con
Carranza." Xo sé que haya de ver
dad en la primera aseveración ni en
¡a segunda; pero puedo asegurar que
en la tercera tendrán un papel im
portante los surianos. No por su mo
do de combatir, no por que. ague
rridos. den batallas o combates de
intensa duración; sino porque mien
tras más soldados vayan a M are los
a perseguir a los zapatistas, más par
que tendrá-n éstos. Los suriano^
compran el parque a sus enemigos
o lo adquieren robándolo o arreba
tándolo a los mismos. Suelen reci
bir algunos millares de cartuchos de
comerciantes que corren la aventura
de llevarlos por el Océano Pacifico,
pero éstos en muy contadas ocasio
nes.
Huyendo siempre que no quieren
combatir y muy raras veces empe
ñando combate. los zapatistas ven
cen por su tenacidad, porque las
fatigas de !a campaña, esas fatigas ¡
que hacen desear a los hombres no
volver a empuñar las armas nunca. ¡
que los tiran en los caminos, abatí» j
dos. semimuertos, con deseos de ¡
morir, no la sienten. Sólo Genove- !
vo de la O. es el que combate con ¡
frecuencia; sólo el sa'.e «le ias *u-j
chas constantes, d^ exponerse al pe- :
ligro sin descanso. Y a este respec- |
to no conozco entre ustedes los me- ¡
xicanos otro hombre que se le pue- j
da igualar, si no Francisco Villa, el
célebre bandido a quien usted na <h
conocer Pero Villa toma descansos
en la sierra de Chihuahua; se re
monta hasta ios lugares donde no
pueden darle alcance, y allí se cura
sus heridas o repara su< fuerzas. Ge
vr: • ■ • " -*r. ".i
DE PETROLEO DIARIOS.
Tex-PrrROuEUM ^o.
D£'-rOr« TCXAS.
HOLSINÓS. Sl-iCK SO li ARES
ANOSHACCS SECT¡C*S
\
\ / 1
, - - ERATI í ( O.
£ /
-> „—_ «•'
CONSEJO DE ADMINISTRACION DE LA COMPAÑIA:
B. J. Pitíman. Cajero de'. First Nacional Bank. Pe Leen. Te". Tesorero.
Pave L. Terreil. Presidente Pe León. Texas.
A. O. Maionc De León. Texas.
..'e*? C. Nance De Leer.. Texas.
J. Slvú: Thomjs3.cn Bailinper. Texas.
\rthixr Kebey Pe Leor.. Texas.
C. í*. Foost De Leer. Tcxa¿.
W. H. Roblo* De Leoii.. Texas.
G. R. Ljpacorrb TV Leor.. Toxas.
Otro Pgzo Productor en ei Condado de Coiaanche.
La Plains Oíl Company perforo ur¡ por.c en la haeier.;ia Storkton. cuyo
brotó c '.a:ier "-M !e Mr.*zo. pozo esta -it .ado exactamerre
a tres cuarto: ie r.iílla ai Oe^te del poro K~ov.!e* \"o. l.. y a nn cuarto
a tres cuarwo it uim. .•»» w—
de mflln ai E.*t« de 'as propi*d3üe* de Tex Petroleum CorKrvin;.-. So es
tima qut? e! nuevo 002.0 produce 400 barriíes diarios, apesnr de ¡>ue no ha
sido perforado más <rue -r p:t* *n ia capa <»e r.rena productora. Tan pron
to <*otnc se :n5*aier !#4 implenjcr.coi-. y tar.í(Uí: aecenario^. caco pozo será
proffendizarfo. e«perando ¿eu de «a n:i.v.ia prewir.eeión de! Kno.vie*.
NUESTRO PRIMER POZO SERA PERFORADO A
SOlO UNA MILLA DE
Perforaremos además cuatro o más pozos y Ud. tendrá ur. dere
cho proporcional en todos eiios.
Ki pozo G. W. KNOWLES No. !.. cu e! Condado de Comanchc. Texas, que brotó e! 7 de
Enero. e.-tá . roduciendo 10.000 barriles diarios. según ¡o asegura el Fort Worth Star Teleírram en su
edición de! lí> de Marzo. Desde que dicho pozo fué puesto en producción, no ha dejado de rendir un
promedio de 'íOOO barriles diarios. El reeistro de! petróleo que pasa por las tubcrias lo ha demos
:rado. Recientemente se aumentó en cuatro p^és su profundidad y desde luego la producción llegró a
10.000 barriles diarios. La Tex Petroleum Companv, de De León, Texas, posee terrenos situados a
una milla de este pozo, proponiéndose perforar un pozo inmediato al Knowles y esperando resulte
de tanta importancia como aquel.
líí
090 ACRES DE TERRENOS EN OCKO LOTES DIFERENTES.
l.A TEX PETROLEUM COMPANY posee 1000 acres—mi! acres—situados en ocho lotes. Di
chos lotes son los siguientes:
IxíJí* No. 1. Nueve acres en e! lote Zula Lynn una milla al Oeste del famoso pozo Know
l?s. produciendo 10.000 barriles diarios; tres cuartos de milla a! oeste del pozo Pearson, y e:i los
mismos terrenos de la S. W. GIL CO., que está ahora perforando en las capas arenosas con frrandes
indicios de magnífica producción de petróleo y gas. La Dei-Tex O:i Company, está llevando a cabo
trabajos de perforación, llegando a 500 piés de profundidad en sus terrenos de 13 acres situados en ¡a
hacienda Zula Lynn.
Lote No. 2. 50 acres en ei Condado de Erath, a! sur de! pozo Phoenix No. 1, e inmediatos
a ios pozo? Lucky Six y Bender.
Lote No. 3. Cincuenta Acres, tres cuartos de milla al Este de! pozo Davis, en Comyn.
Lote No. j. Diez acres en la hacienda de 3. F. >tophens. inmediatos al lote Hulsey. donde
está siendo perforado el famoso pozo Downing, que alcanza 2400 piés de profundidad y muestra mag
nifico? indicios de gas.
Lote No. 5. Setenta y un acres, a una y media milla a! Noreste del pozo Fritts, propiedad
de la Tttlsa Producing Oo.. que alcanza una profundidad de 1700 piés.
Lote No. ti. 100 acres, a una y media mi'la° al Suroeste del pozo Sturkey. que pertenece a
la Corr. ancho Oil and Gas Oompar.v, que aicanza una profundidad de 1200 pié'.
Lote No. 7. 520 acres, dos millas al Norato de! pueblo de Sidnev, Texas, cerril de Oopperas
Creek. Estos 520 acres se encuentran situados en una de la ; mejores zonas del Oondado de Coman
che y perforaremos en ellos muy pronto. La Ohio Fue] Gil Company y la Lone Star Gas Company
esrán perforando un pozo hacia e'l sur de estos terrenos.
Lote No. 8. 100 acres. a media milla al Sureste del n'rro Rallard y a media milla al sur de!
por o Tate. y una milla al Noreste de las propiedades de la Copleras Creek Ói! Company.
ES MUY PROBABLE QUE PODAMOS REPARTIR DIVIDENDOS DE UN
CIENTG POR CIENTO. ÜD. DEBERÍA ADQUIRIR ACCIONES.
RECUERDE I D. que no hay pozos secos en el Cordado de Comanchc. Existen nueve jírandes pozos
en producción y cuatro grandes pozos de ^as. Observe Ud. el mapa detenidamente.
Pe"fe.-arerró.", tan pronto como consigamos la maquinaria e implementos necesarios. Un
anantia! Je la magnitud de! Knowles aumentará considerablemente e! valor de nuestras acciones.
¡.st:u acciones valdrán en poco tiempo a razón de 10 por 1. l'd. no tendrá por mucho tiemno la
Ioportunidad de adquirir acciones de esta negociación a $1.00 cada una. Una inversión en esta com
pañía producirá utilidades mensuales de 100 por ciento, en un plazo muy corto. Ud. no podrá cul
par a nadie de no haber cor- -rado e! mayor número de acciones que ¡e sea posible.
NUESTRAS GARANTIAS A LOS ACCIONISTAS.
4 . f«-i FV:ro¿r?m5 CtfWt»».".? .-»rn. -¿ rua»r«* f» m¿:-. r»r."»:ofidc9 y totir»* les: r*f«f»rnHr?ri**» fftií» •«•nn r»*»¡ri»*rrio*.
- — Campaa f]Qf m m enxsn dta 'i predícete petróleo, ur» 7* : trr rr.m
sinséJ <ii» -n «•' r«cio ni «ir¿ai*?*-*!«<• 'Ir n«-^írr.; 5»i*rp r i-d.-» <la I- mcirrn ¡nhí rrmv«rt'<rrt^" para !r»s srcloflistA^.
So fiifíTftin a y ru« ¿r !<ra aaivítis.'a njní^r.p r.aexct rn Itrjrnr wf-vle.'«•!/•.■»
<V»r ;ti <ra4t2»i^ *í«! ."r»a»a »:u • fir ut*K #1 ti ta- «*r-vf* >tl«iV • Ti* \"~. mo v<h!a r#<-•««« íltirí'.afi' rt*
•lo» f^i*- ?v* »► »irt d&tetft, « ts- >»■ r-. ; f. p»>^-« CV-if ar.y -*c la *■.<*;*•:• •.« íes <<r*rNsft.<J«ir.w» rjti
p*r* •
r.iiwv* (V'"ta¿f« *lr C*»1»
COMPAÑIA PO?. ACCIONH. ' 0 INCORPORADA.
TURF EXCHANGE BÜILD5NG. DE LEON, i^aaS,
^Üi.
rf¿"» n«r: iiTim'ii
NECESITAMOS AGÉNÍ'ES.
i» — í *«fjrt«-wek¿ d-*-. »-r. <¿». i v»eaiac;a*. ¿...ra r^rs. v < ..
Mtlirt. AftLn.14 p'—llfí 4* V«UM Pfef x- .. .-g¿ ffir|jffirB *»• I .4. |8Mi .*«iÍ:o vtfft C^i
&K*f;í»k li¿. * n^; eJUíeid^U»
*i ... U.
;«*- iíw la tK.-Tvi Uii
Siga Ud. su impulso. Mande este Cupón hoy mismo
CUPON
TKX PETTlO!/ElTM COMP\> ..
Dí» Tcxa?.
Muy señor»"» mloe:
Adjunta hallarán 1a cantidad He como pa
de acciones de la Tex Petroleum
Campan?, a razón de Si.OO cada una. a la par. Queda en
: tendida rjue frotare de derechos proporcionales a las accio
nes rjue represente en ¡.odas las propiedades «ie la compañía
y tn "¡as qud en el futuri» adquiera.
NtKMÍHtt . .
ri!reccif»n LP.
PAGINAS
novevo de la O, no. no descansa. En !
Yautepec, en un combate que sos
tuvimos,—yo estaba luchando ese
día,—c ontra las fuerzas del general
Adolfo Jiménez Castro, tuvimos un
setenta y cinco per ciento de pérdi
das. Eramos doscientos hombres; nos
quedaban cincuenta y detrás de ca
da uno estaba Genovevo de la O, am
ulándonos. haciéndonos combatir sin
descanso, ^o sentia que la pelea era
desfavorable para nosotros; que íba
mos a sucumbir. Esperábamos la lle
gada ile Pancho García, e! -ejrundo
de Genovevo. No llego, no por ¡al
ta de ganps. sino porque entabló
combate, en la Trinchera, con tropas
federales. Después (nos dijo que sus
muchachos habían querido combatir
y que 110 había podido retirarlos del
fuego. Y al decirnos esto, nos mos
traba el botín de guerra, fusiles, ur
raiH'ii, dos ametralladoras. -Desespe
rados de no poder batir a nuestro
enemigo. íbamos a retirarnos, cuan
do Genovevo de la O, con cinco "mu
chachos." y yo con tres, intenta
mos un flanquJo al enemigo.
No; retiramos en medio del fuego y
fuimos a atacar .1 un punto avanza
do que estaba sin cor batir, cuidando
los caballos. Sorprendimos al puñado
iie hombres, nosotros; Genovevo de
la ('.\ por la retaguardia, atacó al
mismo tiempo. ^ vencimos. \ enci
mo.-- y el triunfo significaba tener
,¡ue enterrar mucho más de doscien
tos cadáveres, en recoger unos cuan
los rifles, y en la satisfacción de la
rictoria. Én Yautepec. en Tlaltizá- i
pan, en la Trinchera, en muchos lu
gares, no hay una -ola piedra que 110
haya recibido una gota de sangre;
110* hay un palmo do terreno donde
no haya caído un hombre muerto. Se
lian librado en esas plazas tantos com
bates, que nadie podrá saber nunca
el número: se ha combatido allí con
[al denuedo, que habría para llenar
he Hs enteras de libro* para elogiar
el valor desplegado por los combatien j
Les. Y. sin embargo, no se recogerán
esto^ datos por nadie; los que allí
cayeron servirán tan solo, para fer
tilizar !os campos con sus huesos,
después de haber dado de comer a
esos animales horribles que abundan
en Morelos desde la época de la
revolución, los zopilotes.
Los fusilamientos <iue han hecho
ios zapatistas. creo que- no se com
paran a los que hacen los soldados
gobiernistas. Muchas veces el zapa
tista perdona, uní» a los suyos al sol
dado que vino a combatirlo, recibe
a ¡os que se rinden ■> a ios que aban
donan los puestos de seguridad. Pe
'•o "! soldado federal es más cruel: I
fusila a todos los zapatistas que caen ]
en sus. manos, hace verdaderas nía- I
tanzas. E! general federal Jiménez |
Castro, que U*nía el cuidado de 110 j
matar mujeres ¡>i incendiar pobla
ciones. como lo hacían ¡os otros, ma
taba por su propio mano diez, veinte
o treinta prisioneros. Tomaba de las
manos de un soldado una carabina, y
empezaba a ejecutar a los soldados
zap-tistas, uno a uno. sin que !o>
que ib-jn a morir dieran la muestra
más mínima del tenor a la muerte.
En una ocasión fusiló a uno cotí pis
tola v estalló la ca.ia uel crár.c-o he
cha pedazos .cuando iccídíó e¡ pío- !
yectü Jel jefe del gobierno. La a
sa encefálica manchó el rostro del
ejecutor. V. créame usted que nt»
exagero. yo estaba presente y del
lado del generai que asi mataba y
que recuerdo que era, entonces, te
niente coronel: hubo una escena
inolvidable para cuantos la presen
ciaron: suspendió las ejecuciones*
Jiménez Castro en aquel momento:
con el dorso de la mano se limpio la
masa encefálica qut !c había saltado
a! rostro, enfunde la pistola y fué
a beber u:ia copa ;»¿íio misiro <¡e
!a Hacienda, donde acababa de matar
a diez o doce hombres.
De todas ¡a? disposiciones <iüe se
han dictado contra ios zapatistas,
ninguna ha sido más ernel que la
que la que impuso el general Made
ro cumdo era presiáer.le tic !a re
publica: la reconcentración. La re- ¡
concentración se efectuaba incen- •
diando las cases de los campesinos,
abatiendo pueblecillos cuteros y lle
cándose a las familias a ia ciudad de
México y a Quintana Roo. el extre- \
dio Sur de la República mexicana. Yo
vi al crenerr.l Gamboa, del ejército!
federal, volver sus cañones sobre un j
pueblo que ya estaba ardiendo y aca
bar con niño?, mujeres, hombres, an
cianos. Y observé que los zapatistas
desde esa ¿poca de la"reconcentra
ción. ya no trataron a los federales
como enemigos, c-ino romo ellos los
trataban: como be~tla¿. ¡T^s qje
ja? que Zapata tenia para su antiguo
amigo el general Mañero, cuando
este d-Ptó l®t«s órdenes je exterminio!
Xo le he dicho a usted nue tío hay un
pais como ei suyo, donde los ami
gos se conviertan en crem'tros 'rre
conriliable» por cualquier causr pe
queña! Zapata había contribuido, se
gún declaraciones del general Made
ro, al triunfo de la revolución. Y
bíer., era Madero el que dictaba ¡as
órdenes de reconcentración, el que
favorecía todas las tremendas heca
tombes de mujeres y niños q ie ha
cían los miliinres federales ?:or or
den del gobierno. ...;Qué ¡lógicos ¡
son ustedes, mi ijuerido amigo! De '
esta campaña, tal vez sin ella hubie- \
ra sitio lo mismo, salieron verdaderas i
fies-as humanas. Yo vi destrozar a un j
hombre, quitarle parte de sus miem- j
bros, torturarlo a un grado tal rué ,
pareeia increíble que resistiera- j
E!ra en ^ílHal f- .iera! que cayó en ¡
ias ■v.nro^ de Francisco García, ci se- ¡
gur.do cié Genovevo de la O. de quien
ya le he hablado. Y a Genovevo d«s
la O, lo he visto ejecutar a cincuen
ta prisioneros, iodos pertenecientes
a un pueblo del Estado de México,
que no ha 1 >ian lomado las armas ni
las tomaron nunca, pero que agasa
jaron a una tropa del gobierno. No
quería, dijo a su^ soldados, gastar
parque.. pues estaba muy escalo d'J
é!: y ordenó ¡a ejecución a nava
jazos. a golpe?, a pedradas. En esta
hecatombe tomaron parte ¡os niños
de Cacalomacán. un pueblecillo -pie
está al pie del Nevado de Toluca.
También durante esa matanza hu
mana. un soldado tuvo el encalco
de matar personalmente a su Com
padre. Se acercó él. puñal en mano,
y lo dijo:
—Te tengo que matar, hermano.
—Acuérdate que eres mi compa
dre; perdóname la vida.
—Es orden de mi genera!, herma
ne ; yo no te mataría; pero me matan
si no te mato. Dame un último abra
zo.
El compadre abrazó a! soldado; y
c jando lo tenía abrazado, el zapa
tista sacó un agudo puñal y se iu
hundió por ¡a espalda, atravesándolo
de parte a parte. Al caer ei adoni
zante. arrastro ai asesino. V «"st"
provoco una tempestad de livo-nas
y ue risas...
i Pa>a a la Pág. l">a. Col. Ja»
DE SÜPfRIOR CALIDAD
Y FINO ACABADO
Traducciones a! Espaiiol
Pagamos iodos Ies gas
tos de transporte
PR1NT1NG COSPlNV. |
San Antonio, íe.\. j
Escribanos.
Solicitamos correspon- j
dencia.
Se reciben órdenes por co
rreo, telégrafo o toléionn
CttOCKETT 86o o
TRAVIS 6770
NATHALÍNA
MEX TACNA
Devuelvo ul rr.be.!o -u c-w
ior natura!. >a («ra rubio. 1:1 —
nc*r:u. r.o mancha la
centirti'* niír.iío i!e piare. N<»
os davoro 5 e» de iYic*l i¡«>.
Per Correo.
Antonio Dni^ Co..
Co.. Han Antonio
Warner D rutr Co.. ue r'.í i'r.
Ii sí. : ühelb> TherioU. <!c I-are
ilo. Tova?', y en las Botica:. I'a.
n ventas al por- mayor •lirijoníe a:
r. M. fcspi\'osa .1.. Box u::>.
I.AKKUU. TüX. S< necesitan Aconto-.
AQl I ESTA LO QUE l'D. SIEM
PRE HA DESEADO.
Una carte
ra de identifi
cación y tic
combinación,
por sólo 50c.
Un articulo de
verdadera a
modidad para
mujeres y
hombre*. Es
ta carpera tie
ne lucrar apropiado para billetes da
banco, estampillas, calendario tarje
ta de identificación, etc. Xo so i;a>
de sin ella, ya oue la puede conseguir
a tar. bajo precio. Vale cuando me
nos $2.00. Mande ">0c. ccn su nom
bre y dirección y 10c. en estampillas
o se la mandamos O. O.
FISHLF1GII and CO. í)ep?. B-G.
CHICAGO. ILL.
Nuestra Especialidad
SON LAS¿ DENTADURAS DI
FICILES I)E ARREGLAR
Dientes de $5.00 para arriba.
Haremos i-xtracc:nrn« GRATIS r"
w ne« ortrr.* alrún trabajo.
Cororms ?ir o-o ....
Coronal ^lasrin .
Rellenes ce ursta
RclK-r.es ii* l'iaíer:».
Extracciones .shi ¿ola;
NEW SYSTEM
PAIKLESS DENTÍSTS.

xml | txt