OCR Interpretation


La prensa. [volume] (San Antonio, Tex.) 1913-1962, October 22, 1921, Image 3

Image and text provided by University of North Texas; Denton, TX

Persistent link: https://chroniclingamerica.loc.gov/lccn/sn83045395/1921-10-22/ed-1/seq-3/

What is OCR?


Thumbnail for 3

PRECIO DE SUSCRIPCION
EDICION DIARIA
En la Ciudad
A domicilio, 60 centavos ai mes.
Por correo, 90 centavos al mes·
Kn el resto "del rale: Tres meses $1.75; Seis meses.
SJ.Óy. Un año, $t».50
Fuera de los Esuldos Unidos: Tr^s meses. $2.50: Seis
meses. S¿-00: Un año >10.00
NOTA:—Los suscriptores, a! cambiar de residencia de
brn darnos tanto la nueva corno la antigua dirección, a
fin de xnctar propiamente el cambio en nuestros libros.
LA PRE
Εcitcm! ¡ts ¿ecoad_class master
February 27, 1913, at the Post
Office at San Antonio. Texas,
under the Act. oí March G, 1376.
diario popular independiente
(FUNDADO EN 1913)
DIRECTOR, IGNACIO Ε. LOZANO
S A
Registrado como
cunda claie en la Adm-msfa*
ción de Correos «^nevc U
redo Taaaaulipas. cOn fecha lo.
de Octubre de 1920.
EDICION SEMANARIA
Miércoles
En los Estados Unidos- Seis meses, ti.00; Un año. Sl.oú·
Fuera de los Estados Unidos: Un año, $2-00.
Dos pagos deben hacerse nor adelantado, en ríto postal
o de Express, carta certificada o letra sobro Nueva York.
Los precios de la suscripción son en dinero americano β
su equivalencia en moneda del país de donde se solicite
p! periódico.
Dirija toda la Correspondencia relativa al periódico,
al Director.
SR. IGNACIO E. LOZANO.
120 X. SANTA ROSA AVE- — SAN ANTONIO. TEXAS.
Correspondencias exclusivas patra LA PRENSA
El Presidente ante el conflicto de Puebla
CTl'DAD DE MEXICO, octubre IT.
•—Después de una «giración de «aos
días, en lo.< que pareció que iba a
correr la sar.irr»: por las calles de Pue
bla» e! conflicto provocado por «I Go
herrador Sánchez jxarece soluciona
do. puts los comerciantes decidieron
2 or ir sus establecimientos, "radas a
un arreglo que pudieron realizar per
sonas str.sai.ts ti:viadas como media
dores :d lugar J- los acontecimientos.
En este conflicto se impusieron a!
ím los comerciantes, es decir, el pú
blico. lesionado vivamente en sus in
tereses por la famosa Ley de Paten
tas que gravaba casi en un ciento
|η>γ ciento los impuestos. Los co
merciantes vuelven a reanudar sus
negocios. i>ero rn«*tiante 1a pwrne'.!
···.· que solo pagarían un veinticinco
jvr ciento nvás de lo que estaban
pagando y después de obtener de
terminadas garantías.
til hecho es muy significativo. Es
la primera ocasión, al cabo de dies
it ñas de uua imposición l>rtital de
]os macheteros que nos gobiernan, en
«iuo los oprimidos protestan y se ha
cen oír. En el movimiento que hizo
huir de sus dominios al gobernador
S-lnchez, antiguo gañán (según su
yrvpia confesión.» llegado a jefe dei
gobierno de una Entidad merced a
f-str. Oendua democracia de que go
mamos. ya parece advenirse la r?ac
«■¡·*·η tan largamente vsperada. de '.o
justo contra la injusto, de lo normal
ccntra "<· desequilibrado, <¡e lo razo
nable y legal contra lo arbitrario.
El ejctnpio es muy digno de ser to
mado e*i consideración ;a>r nuestros
•;oberuart-s. .Muy clara cuen'a ;;c»
I«i>. ue •í.itj-i.- el gobernador s>¿ncbe¿
<1·· «,-je e.> imposible ir centra la opi
nión pv'Mica cuando ésta protesta en
maya, aunque >■» cuente coa el apoyo
do las bayonetas y con ta aprobación
del gobierno del centro, rll goberna
dor Sánchez trató de intimidar a ios
comerciantes y al público haciendo
pasear por las calles de Puebla pa
trullas de g«>n:e armada que llevaban
orden de disparar contra los que pro
testaran: recibió todo «·! apoyo del
Presidente Obregón, quien, en tíos
mensajes que le han valido la general
consiira Je manifesté, en uno. su con
l"ormid<¿d con la JL«-y guc dií> lugar
a la-s dilicultades y en vi otro io au
torizó para i¡ue decomisara !;»s mer
cancías de los comerciante» nut &c
rehusaran a pasar *1 irr.püesto ;> las
repartiera entre e! pueblo., y a pesar
do las demostraciones de rueraas y
«jo las promesas de apoyo, perdió
partida.
El pueblo no se intimidó r.i de
;>· s»*dueir j»o:· vi ϊιη'^ι,ο bolsiioviki
€{Ue le prompt!» cotn«»stibie recalado,
si^uií» en sus U**ce pidiendo la dero
gación de la Ley -» !a renuncia del
gobernador desconsiderado a quien
Pitre*.e tío importarlo !a miseria pú
blica. lJesilusionado Ja de esos proce
tümiectos criminales <¡u·' hacen pasar
mediarle un acto de violencia !o:> bie
Jtes ajenos a las nutnos de las masas.
pu»-o¡o pr< firió usar de la fuerza
real y arrobadora le dan la justicia
y el derecho y r<> #·· · hasta obtener
una victoria limpia uv toda manchü.
.< t—.inde ejemplo de cordura y o o hon
rade/. del pueblo cíe la capital ar.st
lopeHrana! ¡seguramente y' el proce
dimiento aconsejado por "1 Presiden
te <ie ia 5¿*publ:< a era el más expe
ditivo y rápido para adquirir '■« co
mestibles i<. <¡ue ·>ο veía privado por
el cierre d··! comercio. Uria sola pa
labra. un cambio de frente ;o habrían
convertido d·· victima en verdugo.
X.e bastaba con apiñarse a Us puer
tas del estatúe». iinieato mejor curti
do clamando; ;«vi·· se cumplan 'as
Ordenes cel señor Presidente...! Pa
rí haber obtenido todo lo que Qui
siera. ..
P»ro esa victoria le habr-a dejade
un peso en la conciencia y hubiera
desvirtuado su grandio>o ponsamien
to primitivo de imponerse por medit
de la fuerza que !e da la razo»:, ν
de la soberanía que emana ció suí
propios y naturales derechos. Tenu π
«¡o en sus manos una liav. hab· :
hecho uso de una ganzúa, pudivndc
ejercitar el orgulloso derecho de
limentarse con el producto del sudoi
de su rostro recibir una Kmosua nsa
habida ; Hubiera sido sencilla
ícente retrogradar dies años y volvei
a los tiempos de las "gloriosas' qu«
tanto mal nos han hecho.
Ki pueblo de la angeiopolis. repe.
timos, ba dado una suprema leccióí
no solo a! pueblo de toda la Republ»·
ca sino también a sus gobernantes
V quien roús severa la recibió fue e
ser or Presidente de la República.
Nuestro }Timer Magistrado. qu<
tiene una desconcertante personalidad
V»»es a voces lo veíaos frvno. ecus
lurn·.· y justiriero. y a veces bormndc
toda Ja buena impresión que ha de
jndv. con un m>ío acto radical e in
justo. :»·.· ha echado encima la írrita
general con su« dos salidas de tono es
c! conflicto poblano. 1a>s periódico·
más revolucionarios y tolerantes ccr
»u Administración no han tenido mi:
remedio que saiiríe al paso y declara!
con todas sus I-tras que cometió ur
error al decir que "las leyes que es
tablecen impuestos nunca pueden se:
malas, cualquiera que sea e! monto d«
eílos. cuando sus rendimiento^ sor
manejados con escrúpulos y distri
buidos con equidad."
"3EI señor Presidente—dice uno d<
C£ü¿ periódicos—a nuestro juicio st
J ν
equivoca. Las leyes que establecer,
impuestos si pueden ser malas, aun
cuando los encargados de administrar
e! producto de la contribución, o
frezcan todas las garantías de in
tegridad itnaginables. Porque las exi
gencias del fisco respecto al contri
buyente tienen un limite, más allá del
cual todo impuesto sería dañino, si
la naturaleza misma de las cosas no
lo volviera inaplicable."
Ese tono, respetuoso y euíemático.
es el de un organo de la prensa que
solo por una negra necesidad se v*
obligado i. disentir de la opinión del
Jefe del Ejecutivo, es decir, del due
ño de la voluntad de quince millones
<-!e habitantes, que eri un momento
dado y cuando se canse de ser acuá
n:rne y de mantener la postiza acti
| tti'l de tolerante quo a relien tac in -
j e'.' ts na tenido, puede mandar sus
! pender periódicos y ejecutar otros
I actos que no tendrían mucho que
pedirle al de lu. cecomisacion de las
mercancías de los comerciantes po
blanos para entregarlas al pueblo;
pero entre el público, que no tiene
intereses creados" que cuidar y ha
bla sin recato y con más libertad, los
comentarios son mucho más duros y
san:r-!entos.
"Sin ultimo análisis—dicen las gen
tes que com^nUiji la opinivn presiden
c.al en carrillos y cafés—a' señor Pr*~
sút-'nt».· parece indignarle que los <o
m·.reíanles jjrutesten contra itu au
mento de contribuciones porque. en!
rp.ilidad. no son < !;os los que deben
pagarlo sii.o el pueblo, el consumí-1
dor. i-I desdichado y mísero particu- j
lur .que viene a. ser siempre el úiti- ■
.no golpe de la Tambora, el postrer!
mono, e: dedo malo que recibe to
uos lo-· tropezones...Esta muy bien..
IV todo eso so deduce i«ü·.· el señor
Presidente considera justo <¡' se quin.
tupliqucn los impuestos y -¡ac n¿uhe
proteste iiorq'ie el perjudicado es ti
pueblo y en ese ni siquier:·, hay ou·· j
pensar a La hora de las protestas. Elj
señor Presid'-nte se va acostumbran-1
do a no tomar ya en cuenta .t! pue-j
t>lo, como cualquiera de los ::r..r.osJ
qu·· en otros combatió."
S*· secunda "desbarrado." trae ιο
ί da.via en estos momentos agitad.-¡ a
> la ·»ριηί«'·;ι. Hay gentes que apenas j
¡ s·· resignan a creer que el nnsmo se-I
| r'or <.>br»-^ón q'ie habló en el i"alacio!
■ Nacional ti -7 de septiembre asegu
! rai.<U> a los representantes de una
! bueno, parte de los pueblos de la tie
j rru que su gobierno se asentaba so
í br·» bases de honrttde* y ce justicia
I s· a ··! mismo q'«e ahora autori^i por
I n-.vdio de un rn^ns ij-. ;·1 cob»-rnad"r
¡ <Je uno de ios Kstad&o de la fiepúbil
i i-.v. para que atente contra la pro
I piedad privada y cometa un delito
j ip'e e«tá penado por los Códigos. Na
I die so atreve a greer que mientras
Iel secretario de Hacienda conferencia
cou un banquero de los Estados Ε
ι nidos y trata, de convencerlo de que
; ya somos eentes honradas en quienes
I so puede ftar: se den esos boohor
¡ nos·>s espectáculos, buenos soianien
te i>ara loa tiempos revolucionarios
en que había eti lo»· Kst.tdes L'nidos
ut: Mr. Wilson dispuesto ;i tolerar
¡os mayores desmano.* de !¿¿ gentes
ra rruucistaa. Y nadie, por ultimo,
por desilusionado que ¿si·· de los
tiempos que correa y de los hombres
i|i¡c pri—-ít\ l egó a sospechar que en
ρ!.·ηο ix-nodo consii'uciOnai, tie a
pego a '·. ley y üo la decantada pro
tección ios intereses de ¡os» extran
jeros, prometida a diiirio y en rodos
los tonus a los .-Isuidos X'nidos, s··
barriera cor: una plumada todo !o d:
e:io, y se echara por tierra lu pacie::
te labor <<e mucho?- rnes«.s d» seriedad
y ciimpost;:ra y fuéramos a quedar en
un mouunto dado en Uas uiisma> con
diciones de hace cinco o seis uños.
i cuando se castigaba a '.os reacciona -
¡ ríos cor. la in*»utación, y a 'os cneau
1~os «leí robierno con el despojo de
su* bienes. ·
For lo demás como qt~.edu dicho el
! conflicto -Je Puebla se arregló de la
¡ mejor mancni posibfe. no obstante el
| raa1 siró que llevaba a causa de las
! π-..· las disposiciones de ¡oν gobernao
í tes. Ai menos. hasta ahora, parece
J que todo ha quedado solucionado er.
ι buena íorrrv. y. cíe no presentarse
un nuevo tropiezo.—que todo puede
su-eóer- -de todo este desagradable
incidente no quedará más que el re
cuerdo triste del amago de una? vio
lencias inútiles y la certidumbre de
que todavía estamos muy enfermos
de! m:-.l revolucionario que. con el
1 más leve pretexto vuelve a recrude
¡ cersí ν .unen,izarnos de muerte.
EQUIS.
,0».
Pensamientos
{.as revoluciones comienzan eon la
palabra y acaban con la espada.
Marat.
• I
Toda insurrección que >e dirige a
libertar una provincia, es iegítima.
Manuel Moreno.
Kn las guerras civiles toda la glo
ria consiste en terminarlas.
Lamarque.
Economizar para amontonar dinero,
ea cosa miserable: economizar para
1 conservar la independencia, es justo y
varonil.
Juan Lubbock.
Ignorante—El Paso, Tex·—En el e
jemplo q' nos pone cornete un error pues
dice usted que al cubo menos o a la
quinta potencia es igual a la elevada ]
a menos dc« y esto no es cierto. En e
íecto. para sumar y restar se requiero |
que las cantidaes entre las cuales se I
van a efectuar esas operaciones sean I
homogéneas y es evidente que no lo I
son a al cubo y a a la quinta potencia. ]
Además, para restar se restan coefi
cientes y como los exponentes tienen
que ser iguales, subsisten en la dife
rencia. Cuando se restan los expo
nentes es cuando se trata de dividir |
Por lo tanto, su ejemplo correcto sería
a.si: a al cubo dividida por la quinta |
potencia, igual a elevar a menos dos e
igual también a uno dividido por a al
cuadrado
Veamos ahora el fundamento de la
regla algebraica que dice que toda can
tidad afectada de un exponento nega
tivo es igual a un quebrado cuyo nu
merador es la unidad y cuyo denomi
nador es ia misma cantidad con expo- ¡
nenie positivo. Sabemos que el cua
drado de un número es el producto que I
se obtiene multiplicándolo dos veces |
por sí mismo, el cubo el producto que j
se obtiene multiplicándolo tres veces
t>or sí mismo y asi sucesivamente.
Lueco. el ex pónete indica el número de |
veces que el número que lo lleva entra
como factor. Así, a al cubo significa I
¡el producto de a, por a. y como toda
cantidad q* no lleva exponento lleva tá
cito el exponento ano. al sumar los
exponen tes de las tres "as" se obtiene
el exponente 3 que indica el cubo. De
aquí la regla de que para multiplicar
literales ¡cuales se suman los ex men
tes· Ahora bien, oumo la división es
la operación inversa de ¡a multiplica
ción. para dividir se tendrá que hacer
la operación inversa ri<> la que se lle
vó a cabo para multiplicar- En ésta
se sumaron Jos exponentes, luego en la
división tendrán que restarse, ya que
la resta es la operación inversa de la ¡
suma. Y a! restar, cuando el subs-'
traer do es mayor que el minuendo 1
que son los exponentes en este caso, se
llega. claramente a los exporentes no
cativos. los cuales hay que interpre
tar, cosa que es muy sencilla.
Volvamos a su ejemplo, a al cubo di -'
vidida por a la quinta potencia, igual!
a a elevada a menos dos. Es evidente!
que un quebrado no se altera cuando j
su numerador y su denominador se di- '
vid·*η por , un mismo número. Pues
bien, dividamos amlos términos por a
cubo y nos quedará el mismo que
brado, en valor, aunque en distinta
forma, o sea uno dividido por a al
cuadrado- lluego, a elevad» a menos
don es ¡s;ua! a uno dividido por a al
cuadrado que era !o que re trataba de
demostrar
Ahora bien si quiere usted un ejem
plo numérico, la cos»a es fácil en ex
tremo. Gasta que le de usted un va - I
lor numérico a a. por ejemplo 2. y lej
quedará: «los al cubq o sean o<*ho. divi1
dido nor dos a la quinta potencia o ·
sean Π2. i cual a un cuarto o sea igual
a uno dividido por dos al cuadrado,
* η ι
FELICIDAD.
Τ^πίπι en caen ta e! mortal. empe
ro. el uta postrero, y nunca se juzgue'
feliz t·; mortal hnsta que no haya !!e
gado, libre de afanes, al término de
la vid.u
Sófocles.
Proverbio ah'.ji j ya que de una
gran fortuna suelen surgir muy di
versos resultados, y que a cada me·
mentó ¡a humana felicidad puede dar
por truio un luto eterno.
Esquilo.
perfeccionando ;il hombre la sola
r*ixórt. solo la r-.iz-jn perrecta le hará
feliz.
Séneca
Sucesos íavoivtlves pru'íí-in los fi
nimos con estimujlos muy severos,
porque las miseriao se sufren y no»
corrumpemoa con la felicidad
Tácita.
«· % .
La 'elicidad no está en las cosas
fortuitas, jjorque pueden ser arreba
todas. la ;>lici«!í ·. permanece esta
ble. ■». *.&:■
Soecio.
GOBIERNO.
, E! hombre público, habit uaimente
ultrajado, ha perdido toda la calma
y ¡a imparcialidad de su carácter:
ya no dirige loe asuntos de ia naciftn
como hombre sabio y prudente, sino
como hombre apasionado.
De Sismondi.
Amo al gobierno justo. odio al tira
no: he ahí al compendio de mi doc
trina.
Casti.
Se gobierna a 1c.-. hombres con la
c&basa: no se juega al ajedrez con
el corazón.
Ctiampfort.
E! espíritu de partido es para el
gobierno lo que el fanatismo es pa
ra la religión; uno y otro destruyen
le que parece que quieren conservar
Segur.
En t5dos génoroa y en todo c«so,
el gobierno débil es el peor de todu.
M. D'Azeglio.
ΐ CARICATURAS DEL DIA I
0
(i Bj
UNA BUENA NOTICIA
Querido esposo: Nuestra Alicia ha desistido, ai fin, de su propósito de
ser "estrella" cinematográfica* - —..
I EL COMENTARIO EXTRANJERO I
l/j ^ _ fl
La ilusión de la supremacía británica
>o(
Traducción del francés para "LA
PRENSA."
No hace más que aumentar ei des
:ontento entre lu-s poblaciones llama
Jas a gravitar en la órbita de! poder
}r i tánico. Kn Palestina, lcis jud'os y
los árabes acaban de cambiar balazos
>· cuchilladas. Los árabes niusulm.··.
fcs vclau con muy muios ojos la ins
talación en aquel país de! famoso
'Hombre judío". Una delegación de
sectarios de Mahoma dirigida por Mu
sa Kazirn bajá, fué a Londres ex pre
saínente para declararle al señor Wins
ton Churchill quc. Palestina se había
sobresaturada de israelitas y que Ion
irabes no quieren que se Ies manden
ya esos huéspedes molestos. El siotiis
tno se hal!a amenazado desde antes dt
salir de la cuna·
Esta nueva dificultad que se agrega
a tantas que el gobierno británico de
be resolver, le da un tinte de actuali
dad a un articulo del señor Paul Lí
Kaivre que ! lain ν mucho la atención:
"La. Supremacía Británica: la ilusiór
y los hechos". Este estudio serio apa
reció en la "Kevista Universal" del lí
de julio último y tiene por "finalidad
descubrir lo q-tc halla en ei fondo de
la pretendida supremacía británica. El
señor Paul Le Kaivre hace un balance
minucioso de la situación material y
moral del gobierno inglés en sus domi
nios y en sus colonias. IJxamlna las
relaciones que sostienen con la metró
poli los africanos del .Sur y los e«jip
:ios, los neo-zelandeses. los australia
nos y los canadienses, los hindú?; y los
rlandesses. Llega a la conclusión de
jue ha habido un cambio profuudo en
as relaciones entre Inglaterra y los
Dominios- Cuando tuvo lugar la últi
ma conferencia del Imperio, el señor
Lloyd George declaró: "So. decía en
>tro tiempo que Dooming Street domi
íaba el Imperio. Ahora es el Imperio
;1 que se instala en Downing Street "
Y v.o es ese, hace observar el señor
Paul Le Faivre, un cumplimiento vul
gar. La evolución del Imperio britá
nico se lleva a cabo con toda eviden
cia en sentido de una preponderancia
progresiva de los Dominios.
Por otra parte las aspiraciones parti
cularistas do los indígenas en Egipto,
?n las Indias y en todas las colonias,
contribuyen al debilitamiento de la au
toridad central. Acaso el señor Pauj
Le Kaivre, que es francés y ciudadano
de un Estado sumamente centralizado,
muestre en su artículo y en sus razo
lamientos una tendencia a desconocer
el federaliemo que es una cosa anglo
sajona y q' les da resultado a los anglo
sajones: no por eso son menos funda
das sus conclusiones. El Sr. Paul Le
■'aivvo tiene cien veces razón cuando
nuestra hasta qué punto está amenaza
ia la supremacía británica y cuán frá
:il monumento es ei mismo edificio del
mperio- Sin duda. Inglaterra les ha
techo frente a crisis frecuentemente
rraves, pero ésta es no obstante más
rruve que todas las precedentes. Su
jravedari procede sobre todo de su mu!
:!plicidad: "Todos los problemas, co
no lo escribe el distinguido diplomáti
co francés, surgen casi al mismo tiem
po y todos elos con un carácter de ur
gencia sin precedente." El Sr. Paul Le
Faivre indica con tacto la conclusión
que hay que sacar, desde un punto de
vista francés, de este estado de cosas
pero no es menos categórica su opinión
por el hecho de estar formulada con
tacto. Héla aquí; Francia comete in
error al esconderse tan resueltameu
te. en todos los litigios que se presen
tan, detrás do la Gran Bretaña. La
Gran Bretaña y sus Dominios no re
presentan tina fuerza de tal manera
superior a la fuerz-t. francesa que Fran
cia deba sacrificarlo todo para a^egu
¡ rarse la conservación de una alianza,
j por ahora precaria. ,
j E! señor Paul Le Faivre está en fa
j vor de que se salve la Entente cordial
y hasta desearía una alianza, positiva;
ί pifo "desearíamos, escribe, que se lle
i varan a cabo un inventario completo y
i una estimación precisa de los valorea
| de cambio sobre los cua.es debe desean
I sa r el contrato." El señor Paul Le
; Kalvre es demasiado buen diplomáti
| lo para dócil* en letras de molde que
csie inventario resultaría menos favo
rable para la Gran Bfetaña y más fa
vorable para Francia de lo que· se cre«
generalmente, pero seguramente que es
ta es la ida q' guarda en su cerebro; y
| i-sta idea nos parece justa. Desde el
j punto de vista militar. Francia es er
I iodo caso, por ejemplo, la única poten
¡ cia que cuenta· Se comprende que ha
lia franceses que lamenten que esta
•'suspremacia" verdadera no le haya
permitido a Francia sacar mejor parti
do de su victoria y q' la ''supremacía*
política acaso engaños;!, de la Gran
Bretaña, siga siendo aún en ol mundo
el factor dominante.
Desde que el artículo del señor Paul
Le Faivre se publicó, los motivos de
preocupación de Inglaterra han aumen
tado todavía- Nada justifica el que se
cuente con un arpegio satisfactorio
con los teníanos. Nada garantiza que
Inglaterra no se lance mañana a una
guerra de exterminio contra Irlanda
de la que su prestigio saldría más dis
minuido aún. Finalmente, parece, que
su empresa sionista en Palestina como
lo indicamos antes, solo ha dado resul
tados muy mediocres. No 'cdo es ab
surdo en las quejas que Musa Kazim
bajá hizo repercutir en los corredores
de la Colonial Office. Una vez más los
señores Lloyd George, AVinston Chur
chil y sus colegas han sido mal acón
se jados por sus amigos israelitas- El
sionismo era seductor en 1917, durante
la guerra, cuando el gqbierno de Lon
dres lo inscribió en su bandera, pero
ha perdido su aspecto encantador al
ocntacto do las realidades.
Que se nos permita citar a este res
pecto, una anécdota cuya autenticidad
garantizamos. Cuando los primeros
sionistas trataban de interesar al di
funto Barón Alfonso de Rothschild en
» — - -— *
EL SLOAN ALIVIA LOS
DOLORES NEURALGICOS
POR espacio de cuarenta años el Li
nimento de Sloan ha sido el alivio
más rápido para la neuralgia, la
sciáticica, el reumatismo, cannancio
de los músculos, dolores de esp-Jcia,
torcedoras, lastimaduras y dolores.
Tenga el Sloan a la mano y aplique
lo abundantemente sin frotarlo a la
. primera señal de dolor
j Proporciona alivio con seguridad
j y con rapidez Es limpio y no mancha
' la piel.
i - L1 Linimento de Sloan es el enera:
go de los dolores. Infórmese con sus
vecinos.
En todas las boticas—35c. 70c S1.00
sioarts
Linimentfe;)
η
POR ESOS MUNDOS .
λ TRAVES DE LA PRENSA EXTRANJERA
La cuna espiritual de Alemania
— JUl —
Los idealistas palacetes de Weimar
Existe en el sur tie Alemania, en
el territorio que hasta la pasada gue
rra universal fué el Gran Ducado de
Sajonia-Weimar, una ciudad peque
ña, entonada y espiritual, cuyos mu
ros son para la raza germana cuna de
su espíritu moderno: la ciudad de
Weimar. Cosa notable es que los ale
manes, qu© durante el último siglo
XIX produjeren deslumbradores re
flejos de cultura, no contaron con im
alma propia en su lengua hasta que
su espíritu se puso en contacto con el
mundo heredero de Roma y común
mente llamado latino. Los hombres
selectos del siglo XVIII, en Germania,
empleaban y escribían sus obras en
la lengua francesa, idioma de la bue
na sociedad, no recurriendo aí habla
indígena de los antiguos germanos
sino al descender de sus coches de
Corte para dirigirse al pueblo. Este,
por bu parte, no contaba con apenas
otra expresión escrita que la de algu
nos poemas bárbaros y la traducción
d0 la Biblia.
Weimar es una ciudad recogida ex
quisitamente en un valle que eriza
por todas partes suntuosos arbolados
de parques; el color de sus espacio
sas y entonadas mansiones es el ocre,
traído como un recuerdo de los vie
jos cumplidos por sus propietarios a
Roma. Para apreciar el valor espiri
tual de Weimar en la raza alemana:
de imaginar es que la nuestra espa
ñola no hirt-.iera contado hasta fines
del siglo XVTII con otra expresión q'
el poema de Cid y una traducción del
Sagrado Testamento, y que, repenti
! namente, de consumo, ffe hubieran
puesto a producir su obra, en la ciu
dad de Avila, Cervantes, liope qo
Vega, Argensola y Moratín. Weimar
es esa imaginaria Avila do los tu
descos.
i *u plan, el Barón Alfonso reflexionó un
i instante y después declaró: "Todo es
! te programa me espanta un poco, pero
después de todo no \*eo en él inconve
niente mayor. Solamente pido que, si
i.«e realiza »e me nombre Embajador
del nuevo Estado en París." No era
posible descubrir de mam-ra más fina
el lado quimérico del sonismo.
Μ. Μ
A fines de siglo XYHí reinaba en
las clases elevadas del continente una
apasionada afición al estudio y las ar
tes: las obras de ficción y filosofía,
francesas, italianas y españolas; loa
vestigios espirituales del mundo gre
colatino pasaban por las manos quet
en nucstror. d¡as no empuñan sino
raquetas y bastones de juegos britá
nicos. Representó esta universal in
clinación a los disfrutes del espírittu,
en Weimar, el gran duque Carlos Au
gusto, quien por el año de 1775, a loe
veintiocho de su vida, asumió con
la mavor¡a de edad la regencia del
diminuto Estado. Fué uno de sus cons
tantes deseos, llevado a ejecución, el
do apiñar en su Corte a las cabezas
y los corazones mejores de su época V
raza. Así, ahora su nombre pasa a
la inmortalidad de la fama sosten'do
y levantado en el mar de olvido por
cuatro oélebres © imp*_recederos poe
tas, cuales son «Je ρ the, espíritu maes
tro de los modernos; Schiller, idea?
lista, subliiae, y junto a estos dos as
tros de primera magnitud, los dos
menores de Herder, traductor de nucí
tro Romancero del Cid al alemán, y
Wleland. el Voltaire de Alemania.
Hasta 1830, en que adquirió boga
en Europa el romanticismo de **la
joven Francia," quizá, fui Weimar
el lugar en que se cumplieron más
interesantes destinos espirituales. Dos
años hacia que la muerte habla he
rido en el botón de esta encantadora
flor del alma que íuó la ciudad d«
Weimar, el Príncipe Carlos Augusto,
naturaleza robusta y equilibrada. Got
the era por entonces un ochentón alee
ta, q' resistía con denuedo a las fatales
leyes de la Naturaleza. En cuanto al
fogoso Schiller, el incendio de su al
ma habla consumido prematuramente
su débil zarza corporal, y se acabí
para los ojos de los hombres, a sus
cuarenta y seis años.
Por todas partes da testimonio la
ciudad del papado desvanecido: ro
déanla arboledas en las que se asien
tan los silenciosos y modestos pala
cios campesinos de la Corte ;no muj
holgados de espacio, un cortinón o un
(Pasa a-la Pig. δ)
TOME EL "22" PARA DALLAS ....9:00 pm.
CORRIDA DE TOROS
En Piedras Negras, Méx. frente a Eagle Pass
DOMINGO, Octubre 23
f INEAS DEL gOUTHERN pACIFIC
4.18 Viaje
Sale San Antonio, Oct. 22,. 11:00 p.m. $6.42
La coste .12:01 a.m- 5.4*
„ Hondo 1:05 a.m. 4.50
.. D'Hanis 1:28 a.m. 4.18
Sabina! 2:10 a.m. 3.68Re<londo
„ Uvalde 3:20 a-m. 234
„ Del Río 5:30 a.m- 2.70
Spofford 6:35 a.m. 1.26
De Regreso sale de Eagle Pass a las 9 p-m. de Oct- 23.
Carros Dormitorios Standard y Turistas.
Cama baja Standafd, un viaje $4X6
Cama baja turista, una viaje $2Λ3
(Tax incluido.)
FERIA EN DALLAS·—VIAJE REDONDO $17.01
^525H5S52SESE5ES2SS525HSc5S525H5S525252S25E5H5SSE52SE5£5H5E52bc
ESTA MARCA
«NIONMA^
TRADE MAPK
cVEüALLí?
Se encuentra solo en los overalls para caballeros y ni
ños, pantalones de trabajo, ropa de lana, etc., que re
sistirán· todas las pruebas. Pídalos en la parte en que
hace sus compras.
AMERICAN OVERALL CO.
SAN ANTONIO TEXAS.
ir—ir-ir—ir-!!—¡ I—ir—rT3nc-3ET3C^C-3 C3C3 £73 CP CyC-ICicr?
&^Ώ5Ξ5Ζ5ΞΞΞ52ΞΞ525Ξ5Ξ5Ζ525Η5ΕΏ5Ξ5Ε5252525Η5Ε5Ε5Η525Η52525Ξ£
I - IMPORTANTE
.. PARA remitir dinero a México hará Ud. bien en
hacerlo por nuestro conducto. Contamos con correspon
sales en todas las plazas.
Nuestra red es perfecta ν podemos ofrecerle la ayu
da más eficaz para todas sus operaciones bancarias.
Compramos y Vendemos Oro Nacional
TEX4S STATE BANK & TRUST CO.
P. O. Box 1117
San Antonio, Texas
J52S25

xml | txt