OCR Interpretation


La prensa. [volume] (San Antonio, Tex.) 1913-1962, May 31, 1922, Image 6

Image and text provided by University of North Texas; Denton, TX

Persistent link: https://chroniclingamerica.loc.gov/lccn/sn83045395/1922-05-31/ed-1/seq-6/

What is OCR?


Thumbnail for 6

EL TERRIBLE GUILLERMO
Todo ka bajado
—".Eh. Oajtlerinb;
Vensa. aoal pronto.
—¿A mi rae habla,
don CaOirote?
—Si: : i>or qué
me oides quince oen
tavos de dulces y oa^
cas con diez?
—Poraue paoá. me
di.io aue todo ha ba
lado. ν aue ahora, se
comora con diez lo
oue antes se tenía con
quince.;
Λ
Uselo para Jr>» piq\j«rtes <ie
HORMIGAS
Otro* "SOAP
INSECTOS _ ^„c*r,c
gUARDo
Τ'sondóle puede Dor
mir u Pierna Suelta
Después do un Di* de
t, Ca.T.¡io
De ν·?nía en ios í-stabiecimientos acreditados. Sí á
no ίο cncaerur.i. envíe 2Do- por un pan de tamaño γ
grand*.
GUARDO SOAP CO. Box 66. ¿jtta Antonio. Texas. ~~
I Tenga Su Organismo Limpio
y Evite las Enfermedades—
El Te de
la Abuela
Para el Hígado y el Estomago
Obra directamente sobre el hígado, y está compuesto de
yerbas, hojas y cortezas, de valor medicinal reconocido,
cuidadosamente seleccionadas. Obra prontamente, ν se
recomienda nara INDIGESTION, CONSTIPACION,
BILIOSIDAD y DESORDENES INTESTINALES.
La Mejor Medicina Para Los Niños
No obligue a sus niños a tomar medicinas de mal sabor,
o ponga en peligro su vida dándoles calomel u otras
drogas nocivas.
Ei Té de la Abuela es an laxaste suave y electivo
Fácil de hacerse. Agradable al tomarse.
Direcciones completas en cada caja.
De venta en todas las droguerías
por xmratfrj ¿ra!τ3. Park Laboratory Co., Antonio, Γ·χ.
p^25B52Sd5252525=5^5cSS¿25c35525252525c5^i:r,5532Stiti.''_-titic^:iÍMib¿íí3y:
I CAJAS DE TIPOS DE GOMA |
• . Π;
De Utilidad para todo el Mundo p3
Estas cajas de alfabetos de goma, son de verdadera utilidad pa
ra «">-crib¡r úireccionos y toco !o que se des*··1. Kstán muy bien sur
tidas de letras mayúsculas, números, adornos, etc., y tinei. cojín en
tintadur y todo lo n<?cesario para su uso.
Precio de cada caja $1.00.
& Háganse loe pedidos acompañados de su importe a
Ignacio E. Lozano. ¡j
& lis N. SANTA ROSA AVE. SAN ANTON?O, TEXAS. £
L- ="
><
"
ALTO! Y PONGA ATENCION
En Esta Atractiva Oferta
SEIS ARTICULOS POR SOLO $6.00
K>CR1BA HOY pidiendo est»· atractivo juego Jo ARTÍCULOS ν cuanoo ¡os recio»
muéstralo* a sus vecinos. amigos. etc. y deje que j niguen su valor.
Ahora biec. si usted desea aprecisr el valor «le eilos. sea uno do los primeras en apro.
vechar est.» ceta oferta ν sea nuestro representante. La pr-posleión es muy sencilla, y
per lo tanto no necesita vacilar. Corte este anuncio escriba su nombre y dirección cen
CLARIDAD inclu."· a 50c para pastos de porte. y le enviaremos los artículos exactamen.
le iguales a la ilustración. y que son ¡os siguientes:
1.—RELOX CUCKOO de prune ra ciase. hecho de macera costosa y !ab*ado a mano
Su maquinaria es de 'o mejor, y como esta resalado cea pesos, suarda tiempo ma; correc.
to. >e garantiza que le durara roda la ν id».
2.—CuRTVDOR AUTOMATICO para el peio. Córtese e! peio de ia rai.ni manera
como se pein.»
S.—RELOX FERROCARRILERO con caja de níquel, bien puüdo y grabado. ma
CB.ai.n3 esta tas perfectamente ajustada, que guardara hora correcta y esta garantizado
por muchos aiWs.
4.—ANILL" DE ORO relleno con su inicia'.
5.—BAROMETR·» 'de la ultima invención que pronostica el tiempo desde un cia an.
te». Si va a hacer buen tiempo. sale una mujer per la puerta. y si va a llover, sale un
hombre con su paraguas. En !as paredes esta el termómetro par» Éadlc3r la temperatura.
Ninguna casa debería estar sin uno de estos Obejtos.
6.—BONITA CARTERA de apuntes con forros de cuero de fantasia y con un espejo
en la cubierta. Es un articulo que todo mundo debe poseer.
Ninguno de los artículos se venderá por separado, pues únicamente debido, a la li.
heraiidad de nuestra oferta podemos darles a precios tan bajo, si no cuestan el doble to
devolveremos su importe Esta Oferta interesará a toos sus conocióos, y por lo tanto, debe
OBRAR '-ON PREMURA.
UNION SALES CO., Dept. 504,
*15 S. Dcsplaines St., Chicago 11L
La visión del Juez de Colmar
Aiues ele jurar fidelidad al empe
rador Guillermo, no habia en el mun
do hombre más feliz que el juez Do
Ilinger. del tribunal de Co'.mar. cuan
tío llegaba a ¡a Audiencia con su bi
rrete ladeado, su gran barriga, sus ¡a
bios en flor y sus tres sotabarbas re
besando s'obre la corbata de museli
na.
—; Vaya una siestecita gu»? voy a
echar;—parecía pensar al sentarse, j
—Y era un gusto verle estirar satis
fecho sus piernas, arrcllenarse en el
sillón, sobre aquel rodete de cuero
fresco y mullido, a", que debía !a i
gua'ldad de su ánimo y la tersura de
su cutis al cabo de treinta años que
se sentaba como juez.
¡Infortunado Dollinger; !
Precisamente el rt>dete de cuero
fué lo que le perdió· Se encontraba
tan a su sabor sentado en él. su sitio
estaba tan bien modelado en aquel
cojín de hule, que ha preferido hacer
se prusiano antes de moverse de enci
ma· El Emperador Guillermo le di
jo: "¡Quedad sentado, señor DoÜin
ger¡". y I/bl!:nger se quedó sentado,
y hoy el magistrado de la Sala de
Colmar administra rectamente justi
cia en nombre de áu Majestad berli
nesa
Alrededor de él todo está !o mis
mo: el tribunal de siempre, aburrido
y monótono, una especie de catecis
mo con los bancos gastados y ¡as pa
redes desnudas: el zumbid'o de los a
bogados: una media luz que descien
de de los altos ventanales, con corti
ñas de sarga: el mismo Cristo, pol
voriento. con la cabeza desmayada y
¡os brazos extendidos. Al pasar a
Prusia, la Audiencia de Colmar no ha
variado en nada: ahbru. como antes,
se ve el busto de un emprador al fon
do del pretorio. Pero, sin embargo.
Dollinger se encuentra fuera de su
sitio. En vano busca postura; en va
no se hunde en el sil¡6n furiosamen
te: ya no ha vuelto α echar sus ri
cas sicstecitas de antaño, y cuando
por azar le sucedo dormirse duran
te la audiencia, es para tener sueños
espantosos. . ..
Dollinger suena que esta. en i a. cum
bre dc una alta montaña, acaso el
Honeck, acaso el Ballon de Alsacia.
¿Qué es lo que hace, completamente
solo, en traje de juez sentado en su
gran silla, en estas inmensas alturas
donde sóA> so ven árboles achaparra
dos y nubes de mosquitos? Dollinger
no lo sabe, y espera, temblando de su
dor fr'o y de ¡a angustia, de la pesa
dilla· Un enorme -ol rojizo se levan
ta del otro lado del Rin. por detrás
de l'os pinos de la Selva. Xegra. y a
medida que se levanta, abajo, en los
valles de Thann. de Munster, de un
extremo a otro de la tierra de Alsa
cia. se va despertando un rumor con
íuso. un ruido de pasos de carruajes
en marcha, y va aumentando y accr
rándose, y a Dollinger se le pone el
ebrazón como un puño. Bien pronto,
por la larsa carretera, que. dando
vueltas, trepa por los flancos de la
montaña, el juez de Colmar ve venir
hacia él un cortejo lúgubre e inter
minable: el pueblo entero de Alsacia,
que se ha dado cita en este paso de
los Yosgos para emigrar solemnemen
te.
Delante suben grandes carretones,
uncid'os a cuatro bueyes; esos gran
des carros abiertos que antes encon
trábamos. rebosando de gavillas, «,-n
el tiempo de las cosechas, y que ahe
ra van cargados de muebles, de ro
pas. de aperos y herramientas. Allí
van los enormes lechos, los largos
armarios, las cblgaduras de indiana,
las arcas, las ruecas, las sillas de los
niños, los sillones de los abuelos, vie
jas reliquias amontonadas, sacadas
de sus rincones, dispersando al vien
to de los caminos el santo polvillo
de los h'ogares. En estos carros se
raarci»an casas enteras, y por eso, si
avanzan, es gimiendo, y los bueyes
los arrastran con trabajo, como si
el suelo se pegase a las ruedas, como
ss esas partículas de tierra seca que
se quedan en los trillos, en las aza
das, en los azadones, en ios rastri
llos. formando aún míis pesada la car
ga. hicieran de esta partida un dolo
roso desarraigamiento. Detrás se a
pretuja una multitud silenciosa, gen
te de todas condiciones y edades, des
de los viejos de tricornio, que se a
poyan trémulos en sus bastones, has
ta los niños rubros y rizados, con pan
talones de fustán sostenidos por ti·
rantes; desde la abuela paralítica,
hasta los niños de pecho, que las ma
dres estrechan contra su corazón; los
sanos, los enfermos, los qué" serán
soldados en las primeras quintas y
ios que hicieron Ja terrible campaña;
coraceros lisiados que andan en mu
letas. artilleros lívidos, extenuados,
que aun conservan en los pingajos
de su uniforme el moho de las casa
matas de Spandan; todos desfilan
por la carretera, en cuya orilla está
sentado el juez de Cblmar, y al pa
sar ante é¡. los rostros se desvían
con un terrible gesto de asco y có
lera.
¡Desgraciado Do!linper¡ Quisiera o
cuitarse, huir; pero es imposible. Su
sillón está incrustado en la montaña;
su rodete de cuero, incrustado en el
sillón, y é! incrustadte en su rodete
de cuero. Entonces se da cuenta de
que está, como en la picota, y que la
picota se ha puesto tan alta para
que su oprobio se vea de más le
jos... Τ el desfije continúa, pue
h'o itas pueblo; los que rayan cen
Suiza, antecbgienáo inmensos reba
ños; los del Saar. empujando sus d"j
ras ¡i·' rramiontas fé-.eas en vagon-2
tas de mina. Después vienen las clu
dades. las «entes de las fábricas de
hilados, los ourtHorct. los tejedores,
¡os < arcadores, bu trueses, curas, ra Μ
nos, magistrado.;, trajee negros, va·
jes rojos... Y también el tribunal
de Col.na;·. ebn su "iejo presidente a
ia cabeza. Y DoHinger, muerto 3e
vergiiowza. intenta tap.irse el rostro;
poro sus manos ?«Λη paraliza ci?>;
quiere cerrar los cjos.pero sus párpados
permanecen inmóviles abiertos. Es pre
ciso que él lo vea y que se !e vea,
que n'o pierda una sola de ¡as mi
radas de desprecio que sus colegas le
lanzan ai pasar·
¡Temblé espectáculo el de un j-'-z
colo."*ad > en la picota; Pero lo mA-:
teriblc aün es que entre esta multi
tud pacón todos los suyos y nin-,-una
parece reconocerle- Su mujer, sus hi
jos. pasan por delante con la cabeza
baja· .Se dir'a que también ellos
sienten vergüenza¡ ¡Hasta su Migue
lito, a quien tanto quiere, y que se
va para siempre, sin mirarle siquie
ra; Unicamente el presidente se ha
parado un momento para decirle;
—Vensa usted con nosotros; no se
quede usted aquí.
Pero Dolüngcr no se puede levan
tar. Se agita, llama, y el cortejo si
gile desfilando horas y h'oras; y cuan
do. ya al caer el día. se aleja, los
dulces valles, llenos de campanarios
y de fábricas, se tornan silenciosos.
Acacia entera ha partido; no queda
más que el juez de Colmar, allá arri
ba. en !.i picota, sentado, inamovi
ble. . De pronto, cambia la esce
na C>preses. cruces negras, rin
gleras tie sepulturas, mucha gente de
lu'.'o Es el cementerio de Colmar el
dfa oe un gran entierro· El conse
jero Do'linger ha fallecido. Lo que
el he nor no ha podido hacer la muer
te se ha encargado de conseguirlo;
ha destornillado de su rodete du cuo
j\> al iragistrado inamovible y ha vim
bado tan largo como era a! hombre
que se empeñaba en estar sentado...
Sin duda, la sensación más horri
ble es soñar que uno se ha muerto y
llorarse a sí mismo. Con el corazón
lacerado. Dollinger asiste a sus pro
pftjs funerales, y lo que le desespera
aún más que su muerto es no ver
una cara de amigo o de pariente en
tre este gentío enorme que se aprie
ta a su alrededor. ¡Nadie de Col
mar; ¿Xada mús que prusianos",
Soldados prusianos que presiden el
duelo, y los discursos que se pronun
cian sobre su tumba son discursos
prusianos, y la tierra que le echan en
cima, y que le parece muy fría, es.
¡ay;. tierra prusiana.
De repente la multitud abre cami
no respetuosamente. Un magnifico
coracero blanco se aproxima, ocultan
•lo bajo su capa algo que parece una
corona de siemprevivas. La gente su
surra en torno: ¡Es Bismarck es
Bismarck*. Y el juez de Colmar pien
sa con tristeza:
—Es demasiado honor e! que me
dispensáis, señor conde; pero si tu
viese' aquí a mi Miguelillo
Una inmensa carcajada le impide
concluir: una carcajada loca, escanda
losa, salvaje, inextinguible
—¿Qué les ocurre?—se pregunta el
juez espantad'o.
Se incorpora y mira.... Es un ro
dete de cuero, que el conde Bismarck
viene a depositar religiosamente so
bre su tumba, con esta inscripción en
círculo:
Al Juez Dollinaer
Honor de la Magistratura sentada
Recuerdo y Sentimiento.
De un lado a otro del cementerio
todo el mundo ríe. todb el mundo se
retuerce, y 1a grosera alegría prusia
na resuena hasta en el fondo de la
tumba, donde el muerto llora de ver
giienza. abrumado bajo un ridículo
eterno.
Alfonso DAUDET.
)0<
La. educación es el bautismo moral
que arranca al hombre del seno origi
nario de la ignorancHÉ' y le alza a
ese grado de honor que !e hace ser
grato a su celestial autor, a la so
ciedad y a sí mismo.
F. Tonino.
VARIEDADES
POEMA DE SANGRE
Hay dos medios para Hogar fácil
mente al corazón de la mujer: el arte
y el valor.
IA>s héroes nunca llaman en vano
con el pomo de su tizona a la puerta
cerrada de un corazón femenino; los
poetas con la música de sus versos
rindieron siempre el ánima remisa de
la mujer. Seré un héroe ya que no
puedo ser un poeta.
Y el joven coronel, abrochándose el
último dorado botón de! uniforme, sa
lió del cuartel entre ios honores de
su rango marcial.
El camino era largo. La noche pro
picia al amor. Una armonía estelar
llenaba el ambiente de misterio.
—Si esta noche no me da esa mu
jer una esperanza, moriré en la pri
mera pe'ea. La. tristeza, de un nuevo
desdén me prestarla valor. Esta no
che venceré sus dudas. Si es necesario
lus ahogaré en mi sangre.
En el arrabal silencioso, la casa de
la novia se ve como un nido, blan
queando entre los árboles, bajo la lu
na radiante.
E! coche rueda rápidamente, después
lentamente, y se detiene al fin.
Un piano gime. Un verso de Tosty
vuela como un pájaro por e! espacio
luminoso y sonoro.
El cor'onel pone en orden el tahalí
de su espada, ajustase el kepi, sacude
el polvo recogido en la pechera del
dórmen. lleno de botones de oro y
alamares de seda, y entra en la casa
de la novia, ahogando su emoción con
el ruido de sus botas
Mañana. si. La guerra es intermi
nable. Sin odiarn'os nos mataremos
Mañana volveremos a campaña· Para
la rubia madeja de tus cabellos de
oro, yo traeré del campamento un lau
reí. Pero debes alentar mi corazón.
Dime que me quieres. Si me voy sin
saberlo, caeré en la lidia, si no heri
do por una bala, muerto de tu des
dén. Di, ;.me quieres?
)0(
EL REGALO
Y abrió la mesa.
A su lado, de pie. el niño advirtió
e! reloj.
— ¡Abacio, le dijo, dámelo!
—Te lo daré el año entrante, res
pondió el abuelo, si estudias mucho
y eres juicioso. Ya veremos.
— ¡El año entrante!, exclamó el ni
ño. Pero, abuelo, tal vez entonces te
hayas muerto. ¡Eres tan viejo! ¡Y
estás tan enfermo!
Y el anciano se puso a reflexionar
diciéndose: es verdad.
Y sus dedos acariciaban el cabello
ensortijado del muchachito.
Tomó el reloj de plata con su pe
sada cadena y lo pu-so entre las pe
queñas mano? ávidas.
—Tu padre me lo dió, dijo.
Habían cabado una íosita.
Los colegiales se agruparon en tor
no de e^ila, y un anciano hincó peno
samente la rodilla en tierra.
El viento de la mañana, jugaba sua
vemente con sus cabe»!Jos.
La cajita descendió al agujero.
—¡Pobre criatura! i quién lo hubie
LOS ENTEROS DE ALMA
Por el Dr. Frank Crane.
Los enteros de alma heredarán la
tierra.
Son los conquistadores. ¡Abridles
paso!
Ellos aportan la luz. la luz que nos
vuelve a todos luminosos.
Suya es 5a fuerza, y nos impelen.
Arrojan a un lado a! mediocre de
alma.
Saben lo que quieren, y lo conquis
tan.
No existe duda con respecto a lo
que aman.
Suya es la ciara nota de la.alondra
en las albas y del ruiseñor en la ano
checida. y cuando cantan. to<?o el co
ro de ranas criticas, creando los "síes"
y ••peros" y "sin embargo." enmude
cen.
. Ellos saben admirar.
No tienen miedo de aplaudir.
Vive en ellos, despojada de nubes,
la elécríca luz del sol. el dulce vien
to que barre todas las morbideces. Ja
transitoria fuente que soporta todas
las vacilaciones y carpa con todas
las indeciciones y anhelos rotos hacia
el eterno amor.
El trabajador entero de alma jrana
su nan.
El amisro entero de alma os una
alearía perenne.
E! amante entero de a!ma hace di
vino el amor.
El orador entero de alma nos arras
tra.
El escritor entero do alma nos lleva
consipo.
El patriota entero de alma hace la
nación. I »
Los enteros de alma tie'nen la pisa
da firme. Tienen la vision ciara y el
corazón ronusto.
Son Os <We permanecen en Las otos
curas horas de la prueba. Suyo es <j
encanto fle alearía en la ñora de
triunfo. \ ;
Es mejo,· ser entero de a¡ma que
tenfP talento, que ser rico, que tener
'ama,
La mayoría de los hombres son mu
chedumbre; e¡ hombre entero tíe al
ma ps un estado organiza tío.
Todos los hombres son pecadores,
pero los enteros de alma no tienen al
menos ninguno de los necadillos de
la maldad y de la pequeftez.
rodos flet>cmos traoajar, pero la
labor entero de a:ma es la mas
aita.
Los enteros de alma crean, los de
corazón mediocre imitan.
Dadme los enteros de alma: niños
enteros de alma, madres e.nteras de a!
ma, compañeros de trabajo enteros de
alma, patriotas enteros de alma,
amantes enteros de alma. heliogAba
los enteros de alma, actores, holgaza
nes, caminantes, reidores.
Perqué suya es la tierra y la ple
nitud que de ella emana.
ra dicho?
V el abuelo regresó a su casa.
Lloraba. Lloraba amargamente.
Τ volvió a colgar el reloj de plata
en el interior de la vieja "mesa.
Rosalia LOVELING.
Ti
PALABRAS DE ORO ¡I
' ¡|
HONOR-HONORES
Ix>s títulos r.o son sino las con
decoraciones de los necios.
Federico II.
Las dignidades son una servidum
bre más que es preciso añadir a las
humanas miserias.
Clemente XIV
Con cintas se pueae adornar a los
cortesanos, mas no se hace de e!Ios
hombres.
Napoleón
Las grandezas son como los perfu
mes: los que las llevan casi no las
sienten.
Cristina de Suecix.
En el común de los vivientes el
más mezquino grado o el más lumino
so y más sublime es la apariencia ar
tificia! del hombre, no por el hombre
mismo.
Pope.
EDUCACION
Enseñar a nuestros hijos a practi
car el bien, equivale a dejarles la he
rencia más preciosa. De ese modo po
demos decir que les somos útiles aún
después de muertos.
Mantegazza.
La educación debe fundarse so
bre ¿os bases, la moral y la pruden
cia:· la mcral, para apoyar a la ν ir
NECEDAD-LOCURA
La locura es la única herencia uni
versa! de la humanidad, y todos los
mortales nacen, son educados y son
conformados por ella.
Erasmo
Las primeras locuras conducen a
cometer las otras.
Puissieux
La locura suele ser tan solo un
egoísmo impetuoso.
Mad. Saei
Hay locuras que se adquieren co
mo las enfermedades contagiosas.
La Rochefoucauld
Nadie se juzga tan a propósito co
mo un necio para burlar a los hom
bres de talento.
Vauvenargues
La locura indudablemente no tiene
remedio.
Gasti
El estúpido ?s un necio que calla,
con lo cual es mis soportable que el
necio que habla.
La Bruyére
El tonto habla mucho.
Eclesiástico
tud: la prudencia, para defensa con
tra vicios ajenos.
Champfort
FUME
LOBO NEGRO
INSUPERABLE
— EN SU —
ACEPTACION
LONGO'S INSTANTANEOUS
VEGETAL DYE.
i>o e» u" w
perimento, si
no que consti
tuye un com- i
pleto éxito el f
f'Longo's Ins- J
tantáneous Ve jj
getal -Dye. pa- J
ra cualquier ^
:olor.
No contiene ^ίτπΓίι
ningua substancia venenosa co
mo PLATA, PLOMO. COBRE,
HIERRO. ARSENICO, etc. Use
se esta substancia una vez al mes
para conservar el color original del
pelo. No mancha la piel, ni la
ropa; tampoco se despinta el pe
lo cuando se riza se lava o se le
da shampoo.
Precio: §1.50 libre de gastos de
porte.
&i la tintura no Une bien algunas ve.
ce*, ames cié usaría caliente un poco ei
contenido de la botella No. 1. ha«la gut
ike disuelva.
PROF. M. LONGO
No se er.vfan órlenos Γ O Π
3&¿ Broorae 5t- — New York. N. Y.
Se Necesitan Asentes.
PISTOLA AUTOV."ATICA DE ULTI
MO MODELO DE 9 TIROS.
fflSS
— PO
MAUSER
CAL. 32, , ..
oc I Alemana
νlo·-'3 I Legiltmu
A mecos de la mitad de los precio» anti.
"uos. Dispara cartuchos standard. Fácil d«
penarse, con seguro perfecto. La fame*»
Laser de ca!. 30, :t 521.1)5. Revólver de ci
lindro de cal. 32, $16.35. Todas nuestras ar.
mas son de último modelo—y se garantiza
que son legitimas importadas.
NO MANDE DINERO
PAGUE AL CARTERO- AL RECIBIRLA.
Satisfacción garantizada o se le reembolsa
rá su importe.
PO /|Γ Cal. 25 AUTOMATICA PAVO.
tfO.'iD NADA DEL EJERCITO. Cal.
32. $10.45. Automática para oficiales, coa
tres seguro?, cal. 25. í 10.50. AUTOMATICA
DE TRINCHERA, cal. 32. de 10 time y
con magazine extra, iguales a las que se
usaron en la guerra. £11.05.—
UNIVERSAL SALES CO.
141 Broadway Desk 574 Kew York City.
CAJAS FUERTES REGIS
TRADORAS
Principie a ahorrar, y
baga que sus niños aho.
rren. Cajas de tres ta
maño*. No. 1 (2.85 No.
2. Í4.S0 y No. 4. ÍS.Si
Para nlekcs. daimes y
pesetas. No mande di- J
ñero, púftuela cuando la
reciba. Envíe este anua
ció con su orden.
L. E. POLHEMUS CO.
Miami, Ariz.
Ferretería y Armas de Municiones
ALIVIA DENTRO DE 3 DIAS
Para Catarro 7 para descargar la mucosa.
Cada paquete contiene todo !o necesaria
Sin dolor inofensivo.
SI.00 en Droguerías o por correo,
— franco de porte. —
Acme Chemical Mfg. Co. Ltd.
New Orleans, t-a.
EL INGLES ENSE5AD0 POR UNA
sESORITA—METODO NUEVO.
Sorprendentes resaltados en poca»
— Sirnnnss —
YO GARANTIZO POR ESCRITO QUE
EL DISCIPULO LEERA, HABLARA Y
ESCRIBIRA CORRECTAMENTE EL IN
GLES EN 40 LECCIONES.
25c. por lección. Doce año* de experica,
cid. birraae escribir para lu'orses a ia
s ¡a
«BITA. BLANCHE F'^HEP.
12G4 Lexington Ave.— New York.
Dept. 43.
Calderas de Cobre
Aparatos completos para estilación. Hi.
ilr ó metros. Extracto de Marta. Lúpulo
Esencias para fabricación de bebidas no
alcohólicas. Ran, Aguardiente, Knaniel»
Whisker y otras. Pida lista de precio·
ilustrada— Λ
VICTORIA SUPPLY CO.—S17 Morton
Bide· New York, .V. Y.
t—mi i'1———»
La señorita
Gloría Bustamente
pone a su disposición su servicio
α'ε ventas por correo; e invita a
los lectores de "La Prensa" a
aue le escriban pidiendo e| ca
táioflo aue acaba de publicar.
GLORIA BUSTAMANTE
Post Office Box <5—Station O.
New York, N. Y.
¿
i

xml | txt