OCR Interpretation


El regidor. [volume] (San Antonio, Tex.) 1888-????, December 28, 1905, Image 1

Image and text provided by University of North Texas; Denton, TX

Persistent link: https://chroniclingamerica.loc.gov/lccn/sn84045523/1905-12-28/ed-1/seq-1/

What is OCR?


Thumbnail for

h»VWí
P^-9WW|
lifts
MIÉ
D^SsüS SU!
R8?
mm
gn
0 ■ ·
* - Γ· > " ' ; · -
(Do "Our Dumb Anímale".)
Iλ uenorlta M., hija de un com·
oiaute prominente, lmblu sido invlt
da A un baile de Navidad, en doi
v-ile varia Λ un Joven caballero p<
ol que lenta un singular Interés,
deseaba presentarse lo mfts guai
que piidlera Habla persuadido & «
padre para quo lo diera un ogutaa
do de cuarenta pesos, con los que l
proponía comprar algunos bellos au
vlos para el vestido que intentaba et
ircnar la noche de la fiesta. Ε
su camino Λ las tiendas, para cow
prar los adornos, pasó, A la cusumU
•lad, tK>r una calle llena de vlvien·
** das iioliree, encontrando au camln
olwUruldo por uua multitud qito s
·-*- apIfijUm alrededor de una raftqulna d
cosííl
Ai>elyas si. antes se habla puesto ei
contacto, do "cerca, con la miseria ac
ttrO. Pero al tratar de abrise pa
mi al trnvén de la multitud, oyó al
ganas palabras que le llamaron U u
tención.
< "Veinticinco pesos llevo pagado
sobre esa máquina. y ahora no m<
ipil eren esperar. Lo Aulco que pld<
es tiempo. Soy una mujer honrado
l'nRaré Λ usted. No sabe quo sit
la máquina no» moriríamos de ham
hre?. Devuélvamela por favor. N<
lo debo más que diez pesos."
"Ya debe usted do» meee«." repli
có el cobrador. "Vamos, deje qui
me la lleve. No quiero perjudicar
la. Simplemente obedezco la» ór
tienes del je.í«--dlncro 6 máquina."
Pero la mujer no la soltaba. A>
jarrada ft la máquina volvía sus a
goulzantes ojos sobre la multitud d<
manaountns.
"Veinticinco pesos," repitió ella,
"y la máquina no val*» mfts que
treinta y cinco, y se la quiere llevar.
Nunca lie dejado de pagar sino has
ta que Santiago ae quebró una pier
na, imposibilitándose . para seguir
trabajando, y por consiguiente ya
iludido recibir su salarlo, y
• el dócLor y Λ todos.
nu¿ro
vlit ittajftr que se vaya oon su car
ro," g;*lló un hombre quo se habla
' colorado Λ la estirada de la puerta*
arremangándose lus mangas.
"Kntended. buenas gentas," excla
mó el tolrrador, "yo no quisiera ba
rer esto. OI>edezco las órdenes ó
pierno mi colocación y ml pun y
'uiaat'-qullla. I-o mejor que puede
ha'ex "«Kta mujer es Ir y hablar con
ti Jefe, no non migo."
• Vh lie Ido.' dijo la mujer. Έ1 es
uu hombre de piedra. I»e dije que
nos mataría de hambre. Creo qu«
»Ή inrtiil Ir otju vez. Tienen ya re
cibido mfts del valor de la máuqlKi,
Dios 1«* sabe bien. p?ro ellos tienen
' ti poder. Tómela.' Y la soltrt cu
briéndose lt>s ojos con las manos.
l'éro «-a el lugar de sus ásperos y
rojos dedos, otros delicados, peque—
fton. enguantados, se |>osaron w>brc
la cubierta do la máquina, y la seño
rita M. «lijo: 'le dejarla usted la md>
quina Λ «da mujer si le pago .1 usted
ios diez poww?'
• t.Voo a lit, lía /inlmidd #l»l l»f« da»
limita', replied el hombre, 'y con
pitólo lo b»r£.'
¿neutra* la muchedumbre ue ngru
fulo m<ix f*crm do (a máquina, y k
mui°r <|tie habla contado att lustimc
ra historia sollozaba de gozo, la ee
ftorit » Μ «toaba de su portamonedas
l.a Mima nombrada, recibía un retílbi
<jti»· ( iitrcitabii .1 la i»obre mujer, j
cxp«'tln»«ntaba eso deleite que li
ejecnclftn de un acto totalmente ge
ñero*»» nao consigo.
"Nada tnr preocupa ahora," eefta
rlt.'t, sollozó la mujer. "1a máqul
ιιλ es mfai. y nc le hace que traba
)c iluro. La rtnlca grande tnquletu
η la ratita do la casa—cualro peso
' por me*."
!»>, . 1.1 wfiorlta 31. dlfi A la mujer doc
intra la renta do tro* ηκ>Μΐ
al flu do los cítalos bu marido. «11
pMtsal»*, podría trabajar.
Λ1 dirigirse a su caan no eentl
la perdida do los atavío», y en el bj
lo do Navidad til que fu#, no alnt.U
fírnudi-monlo feliz por la carlñot
«altüítería dol joven caballero euj
imotia opinión anidaba tanto obt<
rior. ·
p. a. ronnm.
IIO.VUAB FrtNBHHKS en HONOR Γ
OAtlALl/)S.
■■'ΜΗμλ caballón mat o don en la gtier
Huao-.faponosa: fueron rccbnt me
' . te honrado» ron furtoralee pdbllcr
* NlHgdn otro |»nls, escribo un corra
ptmaal, pudo haber llevado A eí«
lo iter lamente. y con dignidad íd<
tan noble, Al relatar \ó* aoldad
V, loa ejemplos de fragacldad, valor, ρ
varí An y fidelidad entre «ta roí
p&fieron equinos. pocos fueron los
Jo» quo no derramaron lAgrlms*.
«*n mujeres aollowtban.
No se necesitan mAa prnelta* p«
encontrar 1« seriedad del moilvo,
Pora deenoatrar que loa Ja pot
.... , *wt no son tím titileo* qttt» tomen
ana mudoa colaboradores bajo
pt-ofeeclftn, A *it m in*fjj,rocord;iiefl
la "Hendlcldr. Anual «fe Anímale*
lloma," nal 'orno toa honraa frtnub
que so hicieron al perro de Sen 1
nardo, que hftbía calvado cuarei
γ ctwtro vidua de loa tnoHelea hl<
y nieve* tío tr»A picoa alpinos.
Cuando reflexionamos qne mtte
grauile* esptrttua, Agnaalx enlfe ofi
ι royenm. firmemente la lumort
dad de la vida animal, no puede
w, O la conveniencia de «rtaa «
rnonlia, oomo nn tributo de ffratll
1 " ' « I » <<mm i
Nntnjaa «íe fnfifoifa con el retí
de nidal jo r JeVirgeo ^de anea
pe, (llrlflree á t, O, Tofre·,, W
Jjnedo 8t| fltft Antonio, Tesen,

«ertc
El Hon. Β. R, Abernathy do Clon·
r, Texas, abogado prominente y
ν masón de alta Jtratqufa, murió Μ
ι- lunes 2ü de D:cUmLre en en tempo·
hr ral residencia de la calle de Madison,
y ft '.as cuatro de la mifiana, en San
- AUÍOUtO.
El Juez Abernathy falleció & la e
dad de 67 aOo·, y le sobreviven una
hija y tres Μ Jos. El Capitán Robert
Abernathy, un cadete en West Point,
es el primogénito.
El difunto hacia seis meaes que vi
vía en 8áá Antonio, & donde vino
dn busca de salud. 8u entierro se
verificó el maites onGonraie* con
la pompa que reclamaba su alto ran·
|go de masón y de abogado.
El Lic. Abernathy, como se recor
dará, fué aquel abogado de concien-¡
?la Inflexible como una barra de ast
ro que defendió, en compañía dol Jo
ven abogado Bélden, con el teeoro de
su ciencia Jurídica, su valor avaaa
llant-3 ante loa prejuicios de raza y
su amor A la justicia, A Gregorio Cor
! tés, en el famoso proceso Λ cate me
xicano por la .muerte del Bherirf Mor
ris. Como huracanes se levantaron
laa pasiones en contra de Corté», y
al ventilarse la causa en la Corto tie
Corpus Christl, el Lic. Abernathy.
en una arenga clásica inolvidable, se
renó la tormenta, puso la razón fita
eu el lugar encandecido de los ti-i
dios, y forzó con au verbo rctampn
;eante de ciencia al jurado A que vo
tara la absolución de Cortés. Huk u
plnloues sobre que ningún Sheriff es
tá autorizado para aprehender ain lie
var la orden legal, exoepto en los c-.t.
sos de delito infraganti, y que la re
•ilRtencla es legal, creó en Ion tribu
nals· texanos un precedent o, y sus
argumento* contundentes. Gobr« la
materia quedarán en los amies jurí
dicos de Texas, como consulta p¡*rn
tos casos respectivos.
Sin la brillante defensa del Lic.
Abernathy. es seguro que Gregurloi
Cortés hubiera jf^recldo en «i i>atil>u|
$ ¿ssa^ü.
rupUble y el amigo leal, que supo
nimplir bien su misión á sn pasó por
la tierra. ;
SI quiere noted un 'buen cuarto y
rama per precio módico, ocurra Λ
205 altos H. I,aredo St., San Anto
nio, Texas.
Ι,Α VERDAD «obro LAS .MANCHAS
DRL SOL.
El Prof. Pickering, de la Estación
Astronómica, del Colegio de llurvurd,
está, actualmente, lamentando mi
suerte Ά cuturn del popular interés
Jespartado por "las mauchus Kolue.-t.
No ae pasa un día sin que reciba un
diluvio de preguutas sobre este a^iiti
to, y aunque sus respuestas son siem
pre interesantes y satisfactoria#, no
son tan completas como él deseara.
Hablando sobre la materia, »-i Prof.
Pickering, recientemente, dijo:
'Deseo llevar A la comprensión de
las gratules masas del público lector.
?1 hecho de q' los astrónomos no con
slderamos las manchas del sol tan
importantes ó maravillosos fenóme
nos como los periódicos diurlos le
llevarfen. A uno A creer. Para los
pocos de noaotros que estamos ha—
aleudo un estudio especial de estos
ocurrencias sobre la fax del 'Viejo
Helios;' Ion manchas son. por supucs
to, profundamente Interesantes; del
mismo modo que las diferentes for
mas de nubes son Interesantes pa
ra el que hace un estudio ospeclal de
ellas. Pero, oonsidcrAndolas, re
lativamente, con otros fenómenos κ*
tronómlcos, que estAn Incensantcmt-n
te atrayendo nuestra atención, la α
parición de monchas en el sol.es. real
mente, cosa de poca montn, desde* el
punto de vista científico.
"Sabemos que estas manchan apa
recen en períodos de corea de once
aflos; un período en que hay mu
chas mancha*, y el período siguien
te en que, prAeticaanente, no hay nin
guna. Al presente, noa encontra
mos en el mAxim.ua de estos períodos,
y por loi dos ó tres artos, podemos
esperar una abundancia de manchas
Rn cuanto A su efecto sobre la tier
ra, «a claro qua estAn relacionados,
de cierto ιησφ», con nuestras tormén
tas magnetice*; pero eso es todo. 8o
grtn loa conocimientos. que pojee
mos, no tienen ninguna otra influen
cía sobre este planeta."
A
*¡u
toa
en
rea
*er
ItA
los
If O*
-os
»tl
ne
ríe»
ud
N17RV0 RVANORLIO.-EL TRAMA
JO Y LA DIGNIDAD.
El trabajo es siempre nn medio ha
cía un fin. No es un fin en sí, y
es dignificado en la misma propor
ción en que reallxs su propósito,
81 el trabajo oofistste en la produc
pión de granos, estA dignificado et
tanto que el trabajador llegue A sei
el propietario del grano producido
Desde el momento «n que uno tra
baja y el otro (ora, el trabajo core
o» de dignidad y e« una melancólica
verdad que el go*o coincida pe», o coi
la faena, lo que hace que e| traba*
tea visto con desprecio mAs que coi
dignidad, que es le Jueto.--.fohn 5
White,.
AVIBO AL PUBLICÓ,
Ha alquilado d Mgjwdo piso d<
edificio d» RL RSOIDOR, en luga
centrino da la ciudad, con tranvía
A 1* puerta para (odas paries da 1
población, y para todas las wtacl.
naa ferrocarrileras, y lo he dlvld
do an atiertoa decerneofMita amuebli
dos, Man abrigado» en invierno,
blw ventilados en v?r»no, los cu
les alquilar* ιA precios módicos. Ii
ím
Li eoBsllon del Lejano Oriente tan
incierta como siempre.
Lejos de arreglarse la cueellótt di
Lejano Orlente, la paz la deja «i
un estado casi tan incierto como nn
fee do que lúa hostilidades coincsarai
Beto no quiero decir que la guerra η
liaa efectuado nuda. Mucho lia rea
(Izado. IJn nuevo y poderoso ele
mentó ha «Ido inyectado en la ei
tuaclón, un eletucuto considerado cu
moilusorlo por mucho tiempo y. ri
diculizad j 110 poco—un Orlente iIch
nlerto y capaz. Todos loe viejos e
lemcutos con todos los antagóntcoi
propósitos y hostilidades perinune™
son todavía, y eel An ahora confron
tados con el problema de asimilar í
3er asimilados por esta nueva fnerzA.
El urreglo oh artu asunto de lo rotu
ro.
Es claro que Ioh detalle-» prácticos
del artvglo que debe venir deben bus
oarse en el porvenir del Imperio Chi
no ·*, lneldeutalmente, da. Korea; y
hay Indkxu.-lones de que la exletonte
situación en estos paltas no es com
prendida completamente en Amé
rica. Korea no ha consentido en
?er transferida al Japón, al contra
rio, 8tj oponM enérgicamente. Fue-1
ra de Rusia, ninguno de los grandes
poderes qiw ostán interesados polltl
I cía y comerelalmonto en el porvenir
de Korea, han reconocido la influen*
ala preponderante del Japón, oxeep—
to luglnterra. 12n el nuevo tratado
entre los gobiernos Inglés y Japonés,
hay una cláusula en que Inglaterra
reconoce quo el Japón tiene superio
res Intereses en Korea,· y se compro
meta ft no intervenir con ningunas
medidas qu»s el Japón pueda tomar,
ílempro que 110 sean contrarias ul
principio de igualdad y oportunidad
nom¡ereial pira todas )a*< naciones.
Teóricamente el estado de Korea per
rnanece Invariable·. Ka ltig-ir de que
Rusia esté en '.Manchuria, ambas Itu
ila y Japón « sUin allí. Ambas hun
convenido en evacuar, os verdad, po
ro Rusta siempre ha convenido en
oso. Tomando la sjliia;;lón Uii cual
estA no hay la más ligera alteración
ϊη el »»stado |>ο1ίύ<·« de Manchurlo,co
mo resultado do-la guerra, y los In
gresos generales de ese pals perm:'
aecen «η la misma condición que es
taban antes. De 'Las Potencian y
el Convento' por Thomas F. Millard,
en el Scrlbtter's de Enero.
- ' 111
ll PERRO ' PELON USADO COMO
PALOMA., MENSAJERA.
El Constable Charles F. Kt evens,
reunió hacet irnos cuantos días loa
materiales para una tragedia. Γ η a
linda muchacha mexicana llamada
Trinidad Arco, decidió regresar A
la casa paterna, después die algunas
duraa experiencias matrimoniales. Ma
110 A mano so dividieron #?lla y su
esposo los muebles de la »u»h, y al
llegar & su autiguo hogar, notó
Trini, que su esposo su, había quedan
do con la guitarra de ella, y des
pués de tomar consojo «Le la autora
do sus días, lo puso en conocimien
to del Constable, quien aconsejó ai
esposo A que devolviera el instru
mento. Prometió hoc*, rio, y en la
misma tarde un mensajero llevó «Ί
codiciado objeto & lu oficina del
empleado supradlcho. Cuando el
marido envió ia guitarra ul Conxtu
l)le, mandó A η muchacho qur ro
| bar». A su mujer un perro peló!: que
ella aprecia, mucho. El rapaz ron.su
mó la fechoría con to<la felicidad.
Entonces el exmarldo <J« Trini, es
cribió nn renado A ella, diciendo quo
la guitarra so 011 con? raba. en poder
del Constable, y puso el rcoido en
el collar del pelón, soUAndolo. K1
can echó A correr no parando hasta
eaer> eu el regazo de su queritin due
ña Sin detenerse A doner un ves
tido de calle y sin alizar sus enmura
fiados y abundantísimos cabellos,
Trini hecha una furia corrió A la
oficina del Constable con su idola
trado porro pelón.queJAndose que nuil
na había sido tan insultada, pidien
do el fusllaru lanío de su marido. El
señor Stevens, que ha arrcghdo más
de una querella entre los mexicanos
y. que en todo tiempo esta dispuesto
Λ concede»· lo razonable, tuvo sin «m
burgo, quo negarse A H-Jtl.sfacer 1»
demanda de la llorosa peticionarla
El pensamiento de que su esposo lo
lia Insultado con Impunidad, mau
lando A ella recado con un ρητό
[»elón por nuLs señas, ha recrude
cido el crónico histerismo de la «les-1
venturada Trini y «e temo i|in ο.ιη
icore. Dios no lo quiera. Amén.
EL LIC. Β. R. ABÉRN ΑΤΗ Y,
Muerto en San Antonio el Iones 25 de Diciembre,
HON UK A MEaJLUU.
Kn d«m<!o quiera quo «e hallen til-1
jos de ene noble pueblo, dlstlnguai]
por 8U piedad, lion nido?. y 1 al tori os 1
dad. Hace cotilo un nifw que fui rtj
visitar algunos mu<1 η<los «leí Norte* j
de Tex., y encontré on Wise Co. tinao
80 familias «lo cea encélenlo raza,!πι
bajando eu Iom minea ..do carbón de
Orlgléiwrl y #η conduela oh tal que
antea do Hogar ya me dijeron en I>a
lina: o« una gonto honesta, corté* y
buena; lo mejor de Codo Texas. de to
da Améílca y por filtímo de todo el
mundo, acabaron por tleelr, y en e
f©cto no so ív· j 111 vot/ι «i. Kul atlA
eon ml comp:tfiero el patito Hornee y
nos lle.nrt de admiración la bondad,
.sinceridad y cultura de» dlchna f inil·
1la«: «a una gente honesta, eortéa y
en oaaa mltuis quo parecen tiiAs bien
ratonera* que laborea do hombfíVí,en
riqueciendo Λ o(fm y haciéndose dig
no* olios mismos do m«Jor ro« ribu
rlón
Comen/.am o κ mm millón el din Jo,
do este meo; pues p-tru o#o no* ha
blan llartindo osos fideo cristiano»,
ataludo* do loa demrta do rus conipa
triol no.
Allí OfA ol v«r llenarse toda» la?
noche» la grande «ala quo servía de
Capilla, lio oljatojtie lo difícil de su
trabajo y ol (lempo fflo y lluvioso;
nada los arredra ni d^iioftd. torn aliar
huh lámparns é Iban ή ofr látt predi·
endones con la debida atención y re
eojlmlonio. ÁluchoK Ib-vnlmn todi
la familia y cerraban las puerta* d<
*tt caen. Ya he dicho quo habrA ct
mo 80 familias en iros campo*, co
rno ello* Human'; porque hay trra m
naa; pues bien. lo eee corlo nrtmon
do hogares, so hnn llegado ni eogra
do tribunal do la p™UetleÍA ce*
doscientas pryjsonüia, y tmww dlelrl·
htiMo ol pin del Ciclo? la Divina Kn
car 1st la Λ J2fl fíelo*,*" htn revalldid
r*nc<( mUfimonio* y hoeho ofls» lanti
A tros ¿fíÉtilra*.
1a honfod, goneroüldrtd é hldtlgul
de o*a peqiiofia colonia, (el a«f ptu
de llsmarso) nñ tirito Hról'ex ;
tnahlce con lodos, sintió*, eln d<
hi»?., caritativo*, naturalmente «β
cilio*, sin rqhejam. orfcuUcwoe
ΙΜλΙΛλ y í
loe orer,
k nttéttro
;*■·■ I
. !
1
nuestra Augusta Msuirti María henil
sima en la fiesta de en Concepción In
maculada; «injiero m especial f. mi
Indita Patrona Nuestra Señora d-e
Guadalupe.
,Mn haría Interminable si fueni á
narrar todo lo que hun bocho esos
huonos oatólleos, por honrar Λ nuce
«ra RaíTo«:!iita religión, Λ mi Patria j
Λ ello» mismos,
Ponsftbnmos haber leí minado la mi
slón el día de la It«lna del Tepeyw
mfta tuvimos que .dar otra «emana
para complacerlo», terminando coi
una procesión quo llenó <t? admira
clón aun rt loa americanos protostai
tee, quo es haatnntc decir, puesto qu
son enemigos de nuestra protfipia. Κ
m. ájente cuyo Dios re» el dolor y si
vientre, llama Λ los nuestro*. el c im
po de los negro*. Do dóud" habr
sacado ene pueblo, mata indios y a
frícanos, que los mexicano» «on ne
groS? ÍJe nú corebro atroflido. Γ)
su rabia confía nosotros. Kn nln
gima parto del mundo hay monos nr
írOS, (si, acaso hay algunos) que e
México, mientras que en los J"«i wl<>
Unido» hay dio* millones Λ» pura Wi
«i Λ infinidad movlada*
No obstante el frío sé mantuvleio
atentos y respetuosos oyendo Λ la Η
temperie, ·> Instrucciones que se 1»
daba el riltlmo dtu, para que eont
nuikrav siendo el honor de su puebla
el modelo de los demAs. fuertve y f
lites en la fe de sus antepisidos y ]
alegría de sus CAMS; sus h«í*lUtáloti<
aon modestas, pero limpias, ssmdt
y cómodas, eon <*tufa '·η Η cocina
en la sais. Vo desearla dar Λ tnd<
lits más expresivas gracias y pone
sua nombres; pero me »·* impoMhl*
^lamente p«mdrA algunos quo e*p
eximente *« han distinguirlo duran
la misión y nos «rompaílnroii hns
el tren. Éstos son entre otros mu
ehos: D. Federico J&calante, los V
queá, Vie«mí«, tigrillo, In*s y Η tip
lo; flafael Urdíalo». don Pedro fu
drf*fl*x, Marre £ Hitarte, Martín ('oí
»#*, Florentino Κ an gel. Knitei*co,H
mó* y familia, Valentín OonrAle*
otros. Π, Marco* (Jaiindo nos syu
bflfit.wnt·- Λ componer si altar con
tras «Miaras, cuyos nombres no i
nnsrdo; juro ss los a«r*d«*co.
Fmíum ds N*vMsd
nmm I*
f^ÉÉÍC5#eiRÜüANO.
kjraduado en Ια» Universidades de Madrid y Barcelona. Bsj
Γ Ex-Médico Militar del Ejército Español en Filipinas y E..
Delegado del Consejo Superior¡de Salubridad de México^
rj« ~Í1 1.. *
ouiuui iuaa
Garantiza la curación pronta y radical de toda clase de liebres :,porÜ
rebeldes que sean", asi como de todas las enfermedades pertenecientes
Sistema nervioso, gota, reumatismos, enfermedades de la irargatit tt y el |
'fcho, crónicas y secretas de ambos sexos.
IsTTOfnTTW A · 325 CALLE DE MONTERREY, esquina ή la C„
Urivli.ia« de Pecos y junto al edificio que ocupa la "Un
Mondadora de Nuez".
<3TTnmbién se reciben órdenes en la Hotica del León, cíe i·'. A. Chapa
TELEFONO NOEVO, 1355. SAN ANTONIO, TEXAS.
WSc
atiende escrupulosamente la correspondencia.
. .·Α
REGALOS PARA los SUSCRIPTORES de "EL REGIDOR' |
Rftt.q mewtiffl.»»» **'··'—" *
O I.imuii» UV UlU UC X :
tenates, con punta do diamante yj
mango con fuente, cuyo valor no ba
ja du $1.50 la regalamos Γι toda per
sona que bo suscriba al IU2GIDOR por
un año y pague $2.10; los 10 centa
vos son pura jKigar el franqueo de la
pluma; también haremos Igual rega
ιο a loo quo ya estén suscritos y ade
lnuton $2.10 |Kir un año mfts «1c sus
cripción.
También por la misma Huma «le
92.10 de Hubicrlpción, regalamos un
sello «le ¿Letal eon hu nombre, y con
tinta. Por el envío «lo $1.00 quo nos
Uago.ii pura su bscrlblr.se, mondare—,
mo» de lognlo ol bello libro de' ver
no» lluniaile DILB.M¿V.
í * 'V··· t<f> '·|
«j píls° ,en mone«la mexicana, eorá,
M—0 por lu sitficxlpción de un afio.
I -íiSa q"® o PADIX) CRUZ, 205 8.
Laredo Si., San Antonio. Tatuó
Tarjetas de Felicitación
►$· El nño nuevo Be acerca, y es «J·
A tiempo ile «pie Re preparen 4*
:i hacer sus tarjetati ilo felicita- γ
eión η huh amigo». No deje 4·
Ud. la cosa para Oltlmu. hora. 4·
Mande Ud. hacer al ItEGIDOÍt Ψ
sus tarjetas. En ninguna par- 4*
Íte se hacen mfis elegante». Es- 4·
criba Ud. inmediatamente. 2Γ» ψ
Í hermosa» tarjetas de felicita— 4·
clón de *\fio nuevo por CO cen- 4·
tuvus. Dliijun.su los pedidos ft 4
Í PAULO CRUZ. 205 S. I^rtdo 4.
St., San Antonio, Texas. 4·
NOTA:—1 >.»« que quieran 25 tarje
tas para dos nombres diferentes, a—
ñadirñn íi ku valor 10 centavos, y
así .sucesivamente se <argnrün 10 < ts.
por cada nombre adicional.
* * *
¿.Tenemos tarjetas con la bandera
desplegada a rústicamente,
simbólico\le ia querías paina. -
EGOS DE SALTILLO.
Solemne derrota en el «ampo de lie
ideas y de las It'iras a! Profesor An-¡
drés Osuna.
KI día ocho do este mes tuvo
lugar una velada literaria y musical
<·η ano do los grandes sul ikes del
"Colegio Inglés" de esta {Mudad,
ή cuya v«-la«t.i como de costumbre en
dicho plantel, κ·· p.rmlUó enmir 11
briMttonte á todo ··! que concurriii.
Perló«lW}>m.out·; m· tienen eatu cl.iBei
de fictas en urjuel ISstabl«j<*imientoj
<iue oh uno de loa mejores y mtts a
tcndidoK de l:i. Capital del i-litado, y
en esta ocasión como en 'ras mu—
chas, todos los n(im?ro.s del programa
Γ nerón desarrollados eon raía y admi
rable maestría por lis edite jtidae y
profesoras del Coléelo, íí excepción
de lo «pie m.'tH adelante anotaremos.
I»i paite musical estuvo Hiipcríor. y
así era de espnarsí porque allí en
tuban para desempeñarla li notable
Profesora tío plano señona A nulla
Lobatótt viuda dn Azuela, y la. no me
no» inteligente Señorita Alaría del
Carmen Zamudlo, en quien el "Co
legio InglAs" lia tenido y tendrá una
diadema del verdadero y espiritual
nrle.
Ah! cuántas veces los mAglon
«léelos de esta Diva hati arrancado A
las teclas esos gemidos apagados,tur
gilísimos y tristes que vagando en no
interrumpida prolongación, llegan mu
rientes hftsta el alma para aepuliar
se en ella !
Mil veces el que esto escribe, al re
gresar de las veladas que so han «la
do allí, ha querido consagrar sus
pobres y tos-Mis línea* A la encante,*
dora seíiorlta Zamudlo, Λ la exce
lente literata Wrltn. Ant Ι*<>ηιΑικ1οζ,
y A otras muchas eduoandas que «un
sus hechizos, con huí gradas femeñi
les y su tálenlo, deleitan gratuita
mente A to«las las clases ¿ocltlis que
allí se citan, cual si se tratara de un
1 cOtystirso de arte en el que ofician
' dlosrts y A fé quo lo parece, .1n
mfts habla podido reall/ar mi deseo:
pero lo hago ahora, y aunque· en pat
te solamente, no por eso es metió*
'* caluroso mi aplauso, ni menos grui
do mi admiración y respeto hacia β
: «Μ. η
Dispensen nu? los lectores eMa mí
* tilmo digresión, en gracia de lo mu
cito que valen las elogiada:»,
Iteantufamos la narración. Pn<
iv de lo» orto* del programa em. un:
- discusión que versarla acerca del (<?
# ma- "be* bellas art^s son ne"e.r«i»·
• fias para o| pueblo?" Bi ella foni¡
·. ron parte en pro, la c*comrnd i.bl«·
r Seflorlía Zamudlo y el señor líenla
a tnln FernAndoz; en contra, la Krltn
« Rebeca Tejed» y el señor X. Nelm
'■ Un Jurado qtto desde entes de emp
y zar los fíchate* se nombró de entr
R lOfv concurrentes rptbia fallar.
Por ausencia «leí eeñor Netra qu
y no aslídló A la velada segfm Infot
R- mó el Presidente de *11a. fttó noni
le brodo para substituirlo el Prof. do
14 Andrés Osuna. Director de la "B*o>o
- la Normal" del RMado
I* Debutleron con fortuna, con raxr
Mr nea y argumento* sólido· basados e
>*· la hlfltorla de todos loa pueblo», el ι
ñor FornAndez y la Srlu. Zamudl
1A quien wn. no.-he se nos most rΛ ti
t βΛΙο como sobresaliente en el dlvlr
16 *rt<» del autor de 'Log bodis de Γ
t>* faro,' Ία flouts suawitsdn,' efc.,sn
' sublime «i· Matt, de ¿{«yerbee
el Madder da '«uUlergw Tell,' ψ <
ilfte también cow4^ «nit
pa
Y qué diré de hus contradictores?
Paco y mucha, i>or que al fin to
maron lo mós mulo do la cuestión;
poro tratándole do persona» instrui
da» y 'muestras' como «1 señor Osu
na, era de augurarse algo mejor quo
la» vaciedades con que se defendie
ron.
K1 señor Prof. Osuna estuvo por
donáis desacertado. Ni lmon len
guaje; ni buenos sofismas ni ñadí.
lJnl«'ument« demostró su vanidad ex
cesiva iü no querer que hubiera ju
rado; sin duda creyó Λ los demás in
apaces de juzgar hus concepto»!!
Nuda en sustancia expuso. Apa
rentó ignorar historia, geografía u
nH'ersal diciendo: "que él *·*»# sabía
como era ni pueblo cu China ó ea»,
otras naciones, pero que aquí en-,
tre nosotros no le era necesario ni
jornalero, paru comerse un plato de
frijoles, oir un trozo de opera ó unos
bonitos vvtMB.' Pero eso sí, aL· arre
meter despiadado contra los aflatas
•soñadores.· 'ilusos' de la razftfiVatl
"OS U»W·, ' vj cambio aj ·,*
á la Oran Breu.·^, .. jOH -r;j / j
ese pueblo. Oh! erf>~. ... '
jonixación, cuanto» diaparate» se co
metón por vosotros! I
π ι ιιν.ιι concepto qu<; <·ι sonor usu
la tiene de la raza latina, y do lo
|tie «m Mexico e« el pueblo, lo hizo
•rrar lastImoetuncnte; <1·* tal numera
pie, como ya lu vió. el auditorio se!
*eía de sus palibrus ú la» que itds-l
nfts él procuró saturar «1» zalamerías
gracejadas.
Tan mal so expresó de nuestro»
umruchones, «le nuestra gente hu
milde, que uno de loa jurados, el se
l\or Lic. Hernioeillo, se vió en <1 r>
>o de dar su opinión vorbalmotite.
Bien fundada fu»*· ésta, partiendo do
hechos prácticos, expresando ó defi
niendo perfectamente lu qu« κ» lla¡
diu 'pueblo,' y, diciendo «ntre un
cómulo de razones bien m&adeiteMlaw,1
lo que siguu: "Difiero, con pena, ca
si en todo, de l;is ideas etniiida» por
el .señor Osuna, de quien, por su mu
cha Ilustración y el cargo lmportun
Lo que desempeña, no e.sperahu oír
esos raaoiuarig';:**?^ l-Amento since
ramentey^^ ^.,or Osuna haya na
cido en *$Κλ\<.ο: debió haber nacido
on Huela donde se eonoo.-n las castas
y se distinguen del pueblo."
La discusión so revistió do interés;
llena· da reproches pura el señor O
stina. lteproohes comedido», r;sjwí
tuosos, propios de un debate pero....
reproches.
ISn resrtmen. la velada terminó en
medio de la mayor alegría y satisfac
ción, Todo el desastro lo llevó a
quel profesor, debido ή que no tiendo
Inventiva feliz, para defender «tute
mala causa, y A que, debiendo lio
mezclarse en cuesliotkís difíciles sin,
estudiarlas, to hace con la mayor sen
cilio/ del mundo, comprometiendo Ja
seriedad do su persona y el buen
nombre y la dignidad del· plantel que
está encomendado Λ su dirección.
Saltillo, t)|''lcmbrc 18 de Ifíijó,
'/.ITMAHHACA.
DΚ GOBRRNADOH A MfóNDIOO.
Acaba do Ingresar ni Asilo do po
bre», situado ««n l»s colinas cm·..vi
nas A Madison. Wis., en donde, pa
sará el resto de sus días, solo y de
créplto, William It. Taylor Oobetim
dor de Wisconsin do 1871 ή 187<».
♦ «»- - "
PRODUCCION AO Η ICOt/A DB LOS
ββΤΑΟΟβ CNIDOS.
Hegdn el boletín pubilcdso e| 21
do Diciembre por la oficina do 15)
tíidfstlca dol Departamento de Agí i
cult urn do los Bulados Unidos, ol a
creage' y producción agrícola ct
1905, ha nido como sigue:
Mal/ ÍM011369 acres; prodtioclói
2,70993&4ó btishelee. Trigo de Jnvler
no. 29804019 socos; producción ...
429,482,834 bush pies. Trigo do *ri
mavera. 17,990,98t aorfts; prodttfclói
22β4δ1ββδΓ» busheles. Av*na. 2S.0H
Τ4β arfes; producción, 9J.i,218,iT7 bi
shelen. Hono, 39,301,9Λ» acres; pro
ducción, «0,581,811 toneladas. Ta
heco. 778.11;» «ere*; producción, 033,
033,719 Íitirss. ΚΙ promedio del pf
so del bushel de trigo do prlmaver
es do 5?, 3 libras, trigo de Inviern*
59,3; avena. 32,7.
Brisquen** los nAmeros del HJOG
DOR correspondent*» * Μη dies I
11 de Bnero, en qua aparecerá la («
ducclón de» articulo titulado "1ί*
\iaJoste" (I^esa Majestad), publicad
on la edición del 17 d* Diciembre d<
'•fit. i/>uis Post Dispatch," an u π»
μ revela la verdadera cama ele 1
prisión de los periodistas hrfrflUMH
I-lores Y Juan SarábU Mi Hi
Balada del
Pálido Recuerdo.
Primeras Paginas de una Novela.
I. Has «le η cor (lurte «Jo mf, haH de
reccHKUirnií.· alguna vez, han do lle
gar Λ ni memoria las remetabnui
zjia de mi triste amor y de mi negra
desventura.
II. En mod lo de las alegrías de
tu vida 6 ιηΛκ artn entro tue propias
desdichas, has u.· consagrarme un pon
aamlunto dulce, una Idea mel&neoll
ca; y has de llorar ante mi recuerdo,
ai> ii·..ido. apagado en la muerte como
una llama leve, ó como un vago per- .
fumo, ft como una suavs inúeictMnuy
trlnté ν mm leHpa.. t - fr ■>'■>·. jr rjwiiti
'"Xl^.u^-de fuego t ae eauMÍWr
Γ\ y ardiente; «m un amor lneta&le
que no era de la tierra.
IV 1-fíitt di· uiihitr nlnvi mfo
yo ho llorado por tí largamente en
mis noches <1«* angustia; que he aufri
lo fríos tormentos, ponsando en tí, en
mis crueles insomnios; y que re veo
dempre cu mis .sueños, tenue y bella
.•orno una estrella; bella y pura y lln
la como una flor.... AbI te he vlst©
su mis sueflos ftlnebrea.
V. .Mis sueños son fúnebre» porque
le amo sin esperanza; y no hay en
Ί intitulo pesar tan horrible, dolor /
lan hondo y mortal "como el frío do
lor do amar sin esperanza."'
VI. I1 rúa el mlU) ruin de mis ene
¡nlKon no deseara vo este duelo que
roo mi «tirazón: este suplicio aleve
(pie d(a por día me deflgarra el alma
implacablemente. Kate suplliro, quo
paso ft paso me conduce A la turnia! ,
Vil. Amar sin esperanza en morir
lent anient η con el puñul de 1a triste
za clavado en el pecho. Bs sentir el
vacio íl nuestro alrededor. Es ago
nizar sin remedio y llorar en la nom
bra nocturna. Ks perder la alegría
y el alma, y el pousamietito en un
abismo «le sobrenatural desespera*
cfón!
VIH. Antes de conocb amaba
el sol y las blancas i'i 'h-l-jAM» l011
cielos azules y las nTUjap >Jl <i«io
sas. Amaba las puras forma*Ψ*—"
te y todas las mágicas expftelc
harmonía y de cnjuiefio..,, Y
sólo te amo ft il tiu'yr
da virgen que me h*«vwttormjsu
ra siempre ron luz de tus pupilas di
vinas!
j IX. Trt pasas Junto ft mi, fr.tgli y
| mórbida, casi aérea, como una som
bra liKcra; y mi cerebro fie llena do
lucre y mi cofnzón »e llena de in
grimas.... Y yo to adoro hasta la
muerte como Janifis mujer alguna ha
sido amada, sobre la tierra, como na
die en el mundo podra amarte. Por
que mi espíritu es superior al do loa
dcmrts hombres, Porque en <·?■' &
mor como en un día remoto me lo dP~-'<'
Jo una dulce amiga quo ya no oxlste
soy superior ή todos los hombres.
JC, Las mujeres y todas las cosas
do hermosura han dísnparccldo do
mis ojos, Toda em'MJifln de arfo ha
muerto en mi ser. Todo lo quo mo
rodee me parece irlo y monótono;
porqtio mi pensar lento se ha COlttíen
traOo en una sola Imagen, y mi alma
en una sóla a»ma:--en tu alma cas
ta que yo adoro!
•XI. Virgen divina de labios do ro
ac! Caftn linda y levo te veo pa
sar por mis crepúsculos de duelo, en
toda la gloria do tu luminosa pílma
»era! Trt me h»s hoeho conocer el
verdadero amor, el amor, el amor In
mortal y triste, quo vive do melan
colías y do lágrimas! Tfi encendiste
la oterna llama do amor en mi po
cho, y en 61 vlvlrrts hasta que se en
frie bajo la helada maho de la muer
te.
XII. Vo he visto ttt cueriio amado
con el frtlgldo ropaje do mis sueños
y h« rodead» tu cabera con una sa
grada aureola do lumbres siderales.
Y antes que una mujer he visto en If
una criatura angélica!
ΧΗΪ. T« amo, y te deseo, y pienso
tl eternamente. Y con dulcísimos
los sueño* qt»e mo inspiran ttis ο
ίο* que brillan en mi corastón como
d'M lirios refulgente*!
XtV. Has de reeorderme en un dfa
suave y triste, cuando llefutm A tu
memoria las ramembrftUMs da mi do
liente amor; y Has de nor·»· Mite mi
llanto tor* β como

xml | txt