OCR Interpretation


El Pelayo. (Nueva-Orleans [i.e. New Orleans, La.) 1851-1852, October 15, 1851, Image 2

Image and text provided by Louisiana State University; Baton Rouge, LA

Persistent link: http://chroniclingamerica.loc.gov/lccn/sn88064368/1851-10-15/ed-1/seq-2/

What is OCR?


Thumbnail for

_ EL PELAYO.
IIeresc.l<, la de Octubre de 1851.
EDITOR Y REDACTOR : E. SAN JUST.
Las columnas de nuestro reducido <
periódico no nos permiten poder dar <
á nuestros lectores una estensa reía
cion de las noticias que vamos reci-.'
biendo tanto de España como de las
demás naciones de Europa, ni tampo-.
co la opinion de los periódicos anglo
americanos, que merecen nuestra par
ticular atencion al ver la acti'tud que
aquellas han tomado en vista do la a
patia con que ha obrado el gobierno
de los Estados Unidos con respecto á
nuestra nacion.
Los periódicos del Norte, los mis
mos que hasta ahora han condenado
en parte la conducta de su gobierno
y la debilidad que ha mnostrado, em
piezan á quejarse de la intervencion
de las potencias europeas en este a
sunto y llegan hasta á amenazarnos,
diciendo que nos arruinarian priván
donos de poder ejercer el comercio
con su pais, si acaso una guerra su de
clarara por no querer dar ellos unn
debida satisfaccion A Ila España. Aho
raque ven que la coalicion dle las na
ciones se apronta para vengar unos
ultrajes hechos no solamente á una
nacion sino á todos los pueblos civili
zados, se esfuerzan ú rechazarla que .
riendo para ello hacer alarde de su
fuerza, sin calcular que los que van .
perder nías en esta cuestion son ellos
mismosr Desafian abiertamente á la
Francia y á la Inglaterra á qpie se les
imponga condicion dle ninguna clase.
porque eso segun dicen seria rebajarse
á' los ojos (lde todas las naciones, como
silo que hasta aquí hemos visto no
fuera suficiente á que scan mirados
con el mayor desprecio por cuanto
han consentido y están consintiendo
todos los dias, esas escursiones de sus
conciudadanos hacia todos los paises
con los cuales so vén obligados, por
medio de tratados, á guardar la mias
estricta vijilancia, impidiéndolas con
todus sus fuerzas. Ahora que se ha
lIan en presencia de hechos consuma
dos por los cuales nuestra España pi
de una justa satisfaccion, se les hace
demasiado dJuro el tener que pasar1por
una, que ellos llaman, humillacion, y
apelan para que no les cause un tan
grande embarazo, á que su ley inter
nacional ha sido acatada por lo que
toca á su gobierno, diciendo, que ha
hecho cuanto le era dable hacer. Por
otra parte, como ya dijimos en algu
nos de nuestros anteriores números,
sc creen tan potentes que enorgulle
cidos del acrecentamiento que ha te
nido en tan corio tiempo su república,
se jactan de poder desafiar á que se
les obligue á hacer la que ellos no quie
ren, aun cuando para ello se coligue la
Europa entera. Los que tal asientan
están considerados comnp órganos d]
la actual administracion de los Esta
dos Unidos, y por lo mismo podemos
sacar de ahí las intenciones que tie.ie
el gabinete de Washington con re,-|
pecio á dar una reparacion á la Es
ñia. Pero nosotros Ú pesar de tdo s
peramos que dicho gabinete entraríá
en la vía de la razon, porque d1 otro
modo encontrará quien se lía ( d:s
puesto a hacerle entrar. No cr oma,
en vista dle I >s últimrnos inforwins que
nos han legado dle Europa, que llegue
ese caso ; mias si lo que han emitido
los órganos del gobierno do los E'sta
dos Unidos fuerai fundado reahnente
sobre esa mismma preponderancia que
creen tener sobre las demás naciones,
para poderse burlar abiertamente de
sus pactos prometidos, les contustare
mos por el mismo estilo que ellos han
hablado. que nuestra España basta y
sobra para castigar su osadía. Baste,
para hacerse cargo de ello, la opi.
nion que emiten todos los periódicos
que recibimos de la Península de las
mas recientes fechas, la cual damos a
continuacion una parte.
La "España" del 13 al hablar de los
acontecimientos que tuvieron lugar en
Nueva Oricans y del insulto itnferido ;
nuestro pabellon. dice que cl deber
del gobierno on este caso está clara
mente trazado : ha recibido un insul
to y debe ecsijir una reparacion. No
se ha de echar manode fanlrronadas
y resolverse á todo para obtenerla en
el caso quoe-le fuere negada, aunque no
crée que el gobierno dle Washington
no reconozca la justicia de nuestra
demandn. Se queja anmírgañiente de
la diplomacia norte americana que en
un tiempo. cuando la guerra en nues
tras colonias, ellos tenian abiertos sus
puertos á los insurgentes, dejándoles
reparar alli sus buques, proveyéndo
los de armnas y unimciones, y nuestros
reclamos quedaron desatendidos, á
consecuencia de lo cual perdimos las
Américas, y los Estados Unidos se
quedaron muy satisfechos de su obra,
porque se enriquecieron con su co
mercio. Pero ahora es distinto: no
podrán obrar igualmente y los saca
rémos de su error. Ya dimos margen
á ello cuando lo de Cárdenas, y quizá
por est' se lo han creido.
Comnio no hablamos á un pueblo que
hace caso del honor nacional, no ha
blamos de derúcho público ; pero si
em.plearémes el lengunje de los he
breous, porque tratamos con mercade
res. Vamos a vuer lo que pueden ga
nar ó pueden perder los Estados Uni
dos en esta contienda.
Los Estados del Sur son los intere
sadlos; ellos al querer cojer li isla
d(e Cuba no veian mas que la cuestion
de esclavitud ; vender los esclavos en
el continente, este es el móvil de los
mercaderes de Nueva Orleans, y ape
lan á esas hordas de mercenarios de
que tanto abunda la Union.........
El gobierno debe hablar con la e
nerjía necesaria, declarando que si no
se le hace justicia se la tomará por su
mano; así debe espresarse y creemos
que será atendido.
Tenemos á la vista las opiniones de
los demas periódicos que se ocrupan
de la misma cuestion, tales como la
"Nacion", el "Orden", el "Heraldo"
de Madrid y el "Sol" d(le Barcelona.
Otro dia nos ocuparémos con mas de
tenimiento de ello.
[]EJPara que nuestros lectores pue
dan comprender mejor cual es el es
piritu que reina en esta republica to
cante á los asuntos d(le Cuba, y para
que puedan juzgar de cuanta gratitud
son susceptibles los prisioneros a quie
nes se dé libertad en lo sucesivo, dii
remos que el Coronel IIA.YNvES. el "o
ficial decnno" de la espedicion, per
donado por el Excmo. Sor. Capitan
General, acaba (lde publicar en el Si¡n,
de N York,-el periódico mas furibun
(do y malinter cionado de los que abo
gan por la pirateria en el Norte, - u
na manifestacion que tiene por único
objeto el contradecir la mayor parte
de las CONP..SIONES IJE LOS "PATRIO-J
TAS" y producir un efecto do edio y
rencor contra cl Gibierno español, y
dio siipatia y comipasion hácia los .'s
pedicionislas: mani¡ifesacion que está,
calculadI par>a cmponzofinr la ir¡ínten;
dZ las cl;;:rs ignoranites y sv io-;s, y
) ili')u. i l: e do e ni<iaiA' ) pir!¡ qiw
a ; istan ;, li s í ý ini i7 or' s (in ul;|
ne:vu up- ici' n s;s maquiavó,
co;s p!(itn .
Para p!ot'nr m¡jor euaái es el es¡i
ritiu q(e p(:. la mnalevola mianifes
tacioi del irdlonado Haynes. citare
mnos cl si¡gt¡iíi;nte locho de que hasta
ahora solo lia tenido cabida en las cv)
ilúmnnas de los periódicos mas adictosI
ysostenedores dle la causa "patrioti
<" comno son el Sun de Nueva York,
el Delta y el Courrier dS esta ciudad,
el Ncws (lde Savannah, y otros papelu
chlios despreciables por el estilo.
Esto puede servir de guía a nues
tro Gobierno para que sin dejarse a
lucinar se persuada que a pesar de
los actos dle clemencia que últimamen
te operó, no se lha conseguido mas
que un efecto contrario al que so creía
anhelar. Por uno dle aquellos arran
ques humanitarios tan comunes entre
nosotros, salido de nuestros nobles y
honrados corazones, lamos lugar a
<que nos veamois de nuevo insultados
por estos apustoles de la dernagogia.
EL CÓNSUL DE LOS ESTADOS UNIDOS EN LA
HABANA.-Por un despaclio telegráfico de
Washington, fechado el viernes o10, se nos co
munica la noticia de que el Presidente Fillmore
ha retirado á Mr. Owen, cónsul de los Estados
Unidos en la Habana, de su empleo. Esta
disposicion del Presidente se atribuye á que el
Cónsul OWEN no prestó á los invasores que
fueron fusilados el 16 de Agosto ninguna clase
de ausilios 6 consuelo. Esto nos parece poco
consistento por parto del Ejecutivo de Wash.
ington, porque todo el mundo debe recordar
que en su proclama de Abril túltimo, el Presi
dente Fillmore declaraba de la manera mas po
sitiva y terminante, que todos los que fueran
en la espedicion para invadir á Cuba, serian
considerados fuera de la ley, tratados como pi
ratas, y no tendrian derechlio á reclamar asis
tencia ni proteccion do este Gobierno.
¿Acaso Mr. Fillmore ha olvidado aquellas
palabras, y asustado con las fanfarronadas de
esos valentones, se hla convertido súbitamrnte
on el defensor y sostenedor de los mismos á
quienes llamó piratas públicamente cuatro me
ses antes que los que gritaban por acá los con
virtieran en "víictimas" y "héroes?"
CRONICA DE ESPAÑA.
En Madrid acababa de convocarse una junta
de jenerales k consecuencia de lo sucedido en
Culba; entre ellos figuran losofseñores Espeleta
y Roncali. Se decia que refuerzos de tropas
iban á salir para las Antillas españolas, como
tambien unos cuantos vapores de poco porte
para protejer lans costas de Cuba.
Parece que entre las personas que forman el
gabinete reina la mejor harmonia. El Sor. No
cedal ministro de la gobernaciun que habia so
lido para los baños se disponia á regresar a
Madrid.
En Valencia se estaban activando las obras
del ferro-carril de Játiva, cosa que llamaba mu
cho la atencion.
Del Ferrol dicen que el vapor de guerra Pe
ninsula habia salido al mar para Cadiz. !l va
por Don Antonio Ulloa se botaría tl agua, se
gun ae dice, del 24 al 25 de setiembre. En la
grada que dejaba libre el bergantin Alcedo se
iba á colocar la quilla de una fragata ; muy
pronto iba 1 botarse al agua la urca Nifa y el
navio Francisco de Asis está muy adelantado.
Ya se pusieron las máquinas al vapor Don
Jorge Juan las cuales se recibieron de Inglator
ra, y va á salir al mar dentro muy poco. El cus
co del Na-rvaez esta aguardando las máquinas
y su colocacion para quedar listo. Tambien de
be hacerse á la mar dentro breve tiempo el ber
gantin Alcedo.
El 7 del pasado se iba i botar al agua en A
refs de Mar [Cataluña) tiuna magnifica fraga'ta
de grandes dimensiones y porte; ha sido cons
truida por el Sor. Busquets.
Un incendio ocurrió en Vigo, bastante teri
rible. La casa del ayuntamiento fui presil (!
las llamas junto con los archivos que enc( rra
ban documentos importantes. El lde la jiunta
de sanidad y los de la policia corrioron igi al
suerte. La fragata Perla que se hallaba eni la
ria mandó utina de sus bombas, la cual sirvió
de mucho; pues pronto se aisló el fuego.
DE FRANCIA.
lUn poiiódico de Paris hablando de los fuisi
lados en Cuba, aprueba la medida de la ejecu
cion y dice lo siguiente:
SUn dliario inglts recordaba últimamento
que el general Jackson inandó fusilar ciertos
oficiales ingleses encontrados entre los indios,
en un momento en que la Inglaterra estaba en
paz con los Estados Unidos. El gobierno ame
ricano creyó sin duda usar de su derecho:
¿comio quejarse pues de que el de Cuba haya
usado del suyo?
" Solo los periódicos rojos seguian tragando
los ihuiiibuhii l que les enviaban los norte-amieri
canus; lo; den;as en general a n)plau(de!n el acto
dei general Conichlia.
Vemios en u tna coi responiipencia di rijida á la
CrO¿ica, estas palabras:
1' Leani Vds. los artículos del H.alla/do, de lat
Sspana, de la Nacion y de cusi todos los po
riódicos sin distincion do col ores, y verán Vdis.
si tdlos no pi!1í t ina que ue.-tro gobierno
exijade cualluier miodo y á todo tíance la mis
ataíplia reparacion por el insulto lichio por los
1E. Unidos. Y no creo aventurar nada dlicieiio
á Vds, ique eitá decidido á oe3girla, y que ya lia
Seipt>z;ido ialo[)t;r ciertas ,rovi(lenciiis cuyo
resultado no tardarA en saberse. f stov persua
dilo de quevendciirá á estrellarse contra la jhs
Stiia que asiste il Espafa toda la )poílitia torci.
da de Mr. Wcbster y companía. España le po
drá probar que no se la trata como el Austria.
No puede haber Hulsemancs españolos.
MEJICO.
Por la goleta Bonita que entitró el
domingo prócsimo en nuestro puerto,
hemos recibido colecciones de perió
dicos de aquella repúlica de fechas
muy recientes. Los de Méjico alcan
zan al 28 del pasado y los de Vera
cruz hasta cl 3 del actual. En la ciu
dad d(le Méjico se habia celebrado el
aniversario del 27 de setiembre, en
conmemoracion d(le la entrada del ge
neral Iturbide con el ejército de las!
tres garantias, con la mayor pompa.
Parece que algunos dias antes varios
diputados habian hecho en las cáimn
ras una proposicion para que se en
tregaran $4,000 á la Sra viuda é hijos
de dicho general, emperador que fué
de Méjico.
En general poco intéres ofrecen
las noticias que recibimos del vecino
pais. Aparte de que el gobierno hacia
todo lo posible para procurarse recur
sos por medio del ai reglo de la Ha
cienda, lo demas quedaba in statu quo.
La cámaras, no se reunían por falta
'de diputados para completar el núme
mero que se requiere y los negocios
pendientes estaban durmiendn.Ademas
los norte americanos se arrojan sobre
sus fronteras, como áves de rapiña,
para oprimirlos entre sus garras. En
el paso del Norte, en la Sonora, ya ha
bian invadido á las últimas fechas su
territorio por diversos puntos: en Ma
zatlan una partida de ellos, armada,
salidos dle ('California. habian sido re
ducidos á prision. Otra partida se di
rijia por el Pacifico á invadir el istmo
de Tehuantnpec. Ahora añádase á to
do esto la última invasion en la izquier
Sda del Bravo y la que se prepara pa
ra ir ñ Goatzaeoálcos y júzguese 'e
las intenciones de los hombres ique
hace tiempo tienen fijada la vista so
bre aquel rico y vasto territorio.
¿Cuando llegará el dia que los meji
Scanos formen un núcleo que los haga
fuertes, é impulsados por l amonr á la
patria no trabajen mas que por ella y
para ella. sin aniquilarse por mas tiem
po entre si, con rencillas intestinas?
¡ Mejicanos, estad alerta ! aun os que
da tiempo (le recobrar vuestro ajado
y vilipendiado honor; haya unien en
tre vosotros; suofcad siquiera por un
instante esa lucha de personalidades;
mirad que vuestro comun enemigo a
cecha el instante para haceros presa
de él. Y si por uno de aquellos decre
tos que pesan por desgracia sobre el
destino dle las naciones, estaís conde
nados á perder vuestra nacionalidad,
no querais presenciarlo: jurad morir
antes mil veces! Quiza con ello, esle
destino se tuerza y podais recobrar el
lus re dle vuestro vilipendiado honor:
podais no solamente conservar ilesos
vuestros territorios, sino aun recobrar
lo que habeis perdido!
Los periodicos de Méjico se han
ocupado durante los últiflos dos me
ses de les acontecimientos que han
tenido lugar en Cuba; el entusiasmo
que habia causado el écsito de nues
tras armas eraJindecible: escepto algu
guno que otro, redactado por mejica
nos espúreos, que abogaran por low
piratas - y entre ellos el despreciable
"Trait d'Union," periódico filibustéri
co, inspirado por el de su calaña "le
Courrier de la Louisiane."-todos
veian con plactr el estermintio de lo,
invasores.
iiiLOOR A LOS ESPANÑOLES
DE MEJICO!!!
En todos los perióditcos de MéjicPe
vemos el justo y estraordinario entu -
siasmiio que de los espaioles se ha apo
derad, al saber el esterrminio de Ins
lIrdas que invadieron la Isla de Cuba.
Ammaoim;iios a nurstiros conipatrio
tna c(n toia la efusion de nuestra es
piiola alma en su júbilo. Nuestros
enemigos debieran, al presenciar lo
que son los españoles, mirar lo que ho
cen antes de provocarnos.
Die el Porvenir de Veracruz con
fecha 23 de stiembre:
REUIMON DE ESPAñlOLES EN MEJICO.
En el número 2 del 'Español' se pública el
acta de la reunion de españioles habida en Mé
jico el 14 de setiembre con motivo de los acon
tecimientos de la isla de Cuba. Segun esta ac
ta, en la mañana de aquel dia se reunieron va
rios súbditos de S. M31. C. en uno de los salones
de la casa de D. Anselmo Zurutuza, hallándo
se presento el Sr. ministro de Espaiña, y el Sr.
D. Joaquin Maria Errazu tomó la palabra para
manifestar cual era el objeto de la reunion,
diciendo que el triunfo obtenido por las tropas
españolas en Cuba contra los aventureros que
invadieron aquella Isla habia causado en los
españoles do Méjico la impresion del júbilo
que era natural esperar de su patriotismo, por
lo cual muchos de ellos habian espresado el
deseo do que so celebrára aquel acontecimien
to con alguna demostracion acomodada á las
circunstancias, y que el objeto de la reunion
era que la junta decidiese qué demostracion
habia de ser esta

xml | txt