OCR Interpretation


El Imparcial. (San Juan, P.R.) 1918-197?, November 29, 1918, Image 9

Image and text provided by University of Puerto Rico, Río Piedras Campus, Library System

Persistent link: https://chroniclingamerica.loc.gov/lccn/sn88073003/1918-11-29/ed-1/seq-9/

What is OCR?


Thumbnail for PAGINA NUEVE

“Viernes 29 de Noviembre de 1918.
Crónicas de “Azorin”
“ VIEJAS Y NUEVAS TEORIAS
"En San Sebastián he encontra
do a un amigo y he querido que
me explique su vida. Nos hemos
sentado frente al mar.
Fj Usted quiere que le explique
yo mi vida?—me ha preguntado
“Mmi amigo—. Mi vida en San Se
bastián es muy sencilla: leo y es
“eribo. Nada más. Y paseo el
tiempo que me dejan libre la lec
tura y la escritura.
5 —Pero usted conoce mucha gen
- to—he replicado—, es usted figu
ra notaria. ¿No va usted con la
gente? .
“amigo—. Decía Gracián: ““Repa
. re que hay vulgo en todas partes,
aun en la familia más selecta.”
¿Qué kg'ente? El vulgo no está só
lo abajo; está también en medio y
arriba. Yo no puedo hacer vida
mundana. ¡Eso que llaman vida
.- de sociedad es cosa absolutamente
estúpida, ¡Hace poco—usted lo sa
be—hice un viaje a Pañís; en Pa
— fS tuve la sorpresa de ver que la
guerra ha modificado profunda
mente las costimbres “ sociales.
¡Adiós farandulerías y etiquetas
minuciosas y molegas! .La huma
“Mard*stava abrumada por tanto
engorro de cortesías y formulis
mos,. Las necesidades de la gue
ra, en Francia, han hecho que se
simplifique también el régimen de
las comidas: tres platos excelente
mente condimentados bastan. Es
tas comidas de antes de la guerra
—y mque en los hoteles españoles
aun duran—compuestas de cinco
0 seis a siete pletas, son verdade
ramente bestiales. Creo que la
mayor parte de las enfermedades
que existen se deben a este estúpi
/ do sistema. Aquí en San Sebas
4iún yo veo a lo que se llama la
bueña sociedad, o simplemente so
ciedad (tomo si los demás no fué
ramos nadie) tomar el té a las seis
y media, las siete o las siete y me
dia y luego cenar a las nueve y
nueve y media. El te se compone
de mpastas, merméladas, empare
dados, pasteles, y luego la comida,
úna hora más tarde, de los consa
bidos seos o siete platos. ¿Cómo
puede .ser esto? Volvamos ala
sencillez: sencillez sobriedad, en
las comidas.; sencillez en las corte- |
ME EE É< ERE : - /
- ola I¡.x Íjº"¿l,-á-¿¿ aan Mi //
Z AN Es 1Z ] ' ' L ó
% y 7 E A s A
, : !rv.' :v , “ v…' ' , " i —'&
S - S A "¡'ºí:23l:¡ííEíííísííEííís233E=Eiiiíiíííiíf:ií'-íííís=:l:-I-1'Í'º5iíií1335152515355 n :...'“--¿'Í'º'º=3?'=':sl3:3ls¡slslss : [ 5 . _
> " ; REE .'.'.'—'-'.'.'.'.','.'.'.'.'.'.:.:.:.:.:.:.:.Z.:.:._. ':.' .:.:-:-,.__ '... .:.:.:.:.:.. E ] p )
| DY N UN UN NN TY ' f
__ Zl N F
* . BUO Y- P E |
|oT y - |
' ' A E NE Nec X E | v
| ' . NZ "-'-::=:;:;...:-:'=-=:e:s:e:s:s:5:5:z:5:;:.=:5: u PE
_ , '¡'¡l33sls¡'¡'l' y TaS Nnn m a RE Y ' ñ j
; ' ' | I r ; DZ NRNNEE u ) N E
| -al -:35 (. NAA '35-':1:í:í:í:í:í:3:¡:—:-:'¡"—'-Íí.':':íºífíííf¡f¡: En 1 £ | F
- E Ea AP2c B TPNJ EN EL. E Xy
. PEO A .-:iEiíiííº"Í—:l32:"'Í-:-:¡EIEIEZEIEIEiíºíííi:-. ON h 1 % H|
-' _ NAA Saa A E 13 ; - '
9FE EA / J .Ex 3 2
, ' EE 1-7 y JNN - ZE AE R
. s ==C(:==222o-==3 ===7 M v I a M . .
Pss -1 -4= 37 N D- N M Su E / y Y
; Maa sj ¡lf.=_¡._';.'., 1g? E 1A , NA
M M eee|< T N RAO IRN ET TE k - A de "
| | PFe —»m¡__º U .5 : /
S E ATS E EPy ¡ | _ "
| | FOO AE | / / |
' . ME IT EN *”Í—…sT"¿:“Íf Ea y % E E ' '
, EE O "$$ AA D Y c K7
. aE EE %T | IE 10 .
E UN SNA N F E 7
Ke E - ríf—'£? re A hy *
. E =) ON en -Na, R y
' R Í',—ff.—'_gf—— D ' 4?¿á ' 'rí¿' v
l PO U E /7 E -
p a 1E AA _=r.s ACO E f H;. y
' , R -10 1 M I " u
| ; REE a a i '
en eEs== T '— aaa EE e _
b PN N- AA : | %' C
' ' EE ;" % &$$X Ea áá -é'_3¿ A '
EB CN Zn -
/ E-a -e , %—%7 É ! ?á¡;73 Í-.—'3Í'El>¿ (
| 1 0 ¿¡ M% ad |€ Ó
- : AEA NE EEO 474 A N NVe
AEA Y -E A N A Y ra $ 7
' . , ENE s., %7 =…*…4£%s'/.*—*- _A¿'i'-¡ E '
; . - a aECO 7AN CO SNAN .a i |
. ' AE ) B NN -”—_¿í“'fºf;ísx C b E í
- ANUO NEO ZA
NO7 Á… -==ººs:s…. " A . .
| - ANA NE ZZN Z2 N*IONN m 9 -
MA NDda T- AR| |En 15, 96 MC TYD _
" ANP ANC | [ RA ?n A 'l'&…… de A .E
'-:-:—:». CO I oee _s'=4- / aE ¿º?,&,u_.(b. P LE==== /1¡ ¿NS e ;
' | E ENN s CMA O eflc An le d ANE
. " * , 5 a . ..
. . DE VENTA POR EO A
... l ” - (
. TM '
h. ; a “ ITHE FBK'FIRE S y 5
VA i todas las pobla de la isl
é . EA A a s
¡ l SAN JUAN, P. R. Agencias en poblaciones a.
ACE s C 'º¡ A y a M7 i
T E- P 7 DF i % 1 *
i—Ñ4—s—————————— ;
sías y etiquetas; sencillez en el ali
ño eé indumento. - -
Y en las costambres públi
cas? ¿Y en la política?—he .pre
guntado a mi amigo. .
—¡En la política?—ha repli
cado vivamente él—. Qué quie
re usted que le digd de la política?
En Francia la república es incon
movible y definitiva. No hay quel
pensar en mutaciones de :négimen.
Y en cuanto al tono general de la
política, en cuanto a la doctrina...
¡póngase usted en guardia contra
la secta de los pragmatistas e in
tuicionistas que van predicando y
prediciendo uñ tradicionalismo
novísimo ! Hay avancees del espíri
tu hamano que no pueden ser anu-'
lados. ¡Hay cosas que no pueden
pasar. Cuando yo oigo a mis ami
gos los eatalanes, los intelectuales
catalanes, hablarme del ““merecen
tismo” y mostrarme su desdén
por el siglo XVII, yo sonrío. ¡EI
siglo XVIIT! Pero, ¿es que podrán
pasar munca Voltaire, Diderot,
Condurcet ? ¿Es que el espíritu del
siglo XVIII, el que representan
|esos hombres, podrá nunca ““no
estar de moda””? No; que mediten
los merecentistas: Voltaire no pa
|sará jamás. Yen política, ese es
píritu del siglo XVIII no pasará
nunca tampoco. Ahora todas estas
recientes teorías 'de socialismo e
intervencionismo del Estado se
decoran y justifican con razones
filosóficas, científicas. Jorge So
rel, Belgson, han servido a los tra
dicionalistas para remozar sus doc
trinas. 'Otro publicista—brillante
y superficial—Gustavo” Le Bon,
sirve también a los parlamenta
rios, los parlamentarios ilustrados,
para los mismos fines. Dejemos,
dejemos todo cso. No seamos
tan... modernos y científicos, y
quedémonos con el viejo, clásico,
|simpático liberalismo - individua
lista; quedémonos con el intelec
tualismo de mun Descartes 'y iun
|Sainte-Beuve. Hágase lo que se
|haga, la fórmula del liberalismo
individualista será eterna. No nos
dejemos alucinar por falsas y bri
llantes teorías científicas, filosó
ficas (Bergson, Le Bon, Sorel, et
cétera.), ni creamos que necesida
'des impuestas imperiosamente por
la guexra, van a ser definitivas.
Lo humano, lo grande, lo bien
| hechor, lo que ha costado tantos
esfuerzos a la humanidad de ad
quirir—el espíritu liberal, la inde
| pendencia del individuo—no pue
de desaparecer en un momento.
Aparte—y' esto es fundamental—|
Qde que én la presente guerra lu-l
chamos (los Aliados y los que es
-I'tanios en espírita 'con' los Alia-|
| dos), luchamos, digo, por los de
rechos del individuo contra la con-'
|eepción: del Estado divino y pre-'
|potente. ¡No y mil veces no! El
lindividuo está sobre el Estado. No'
| queremos la brutal y embru'tece—'i
|dora disciplina germánica. -No
| queremos ver a un salvador y un|
|guía en un autócrata. No quere
|mos ser ruedecillas de una máqui- |
|na poderosa: el Estado. _Qucremos+
¡ser ihombres libres y ciudadanos:
.leque juzgan y deciden las cosas de|
¡su- país, sin autocracia, siñ milita-|
|rismo, sin ser abse-bidos por el
…;Est-adó. l
| Conforme con usted: la fuer-|
|7a n0 es el derecho; el derecho y
|la fuerza, fórmula hegeliana, nOl
: son una mismá cosa. Por lo tanto,
el Estado no'es el creador del De
|recho.. El Derecho... i
| —¡Qué tema itan vasto !—mo¡
|ha atajado mi amigo—. ¿Sabe us-|
'|ted lo que digo? Que el derecho|
|es el producto de la sensibilidad:
| de la sensibilidad de un grupo es-¡
| cogido—salios, artistas, poetas—
/que hace que un espectáculo de|
|injusticia e iniquidad, antes to]e-l
'| rable, no lo sea-ahora. Esa sensi-|
| bilidad de unos ilusos, de unos so- |
-'ñadores. .es la que mantca el nivelí
| moral de los pueblos y de la hu—,
í manidad.. Pdr> tendríamos que
'| hablar mucho de esto. Volvamo'g¡
! a los asuntos del día. ¡A que nol
|sabe usted a quien he encontrado
-hace un momento? A Malvy, cli
-| exministro francés, desterrado en
| San Sebastián. Malvy marchaba
*| por la calle, tranquilamente, en
| compañía de su mujer y de uno
|de sus hijos. Salía de una librería
le iba hojeando ““LaVictoria,”” el
-| periódico de Hervé. Malvy es al-|
-|to, delgado, joven; estaba pálido
-|—ese es sucolor natural—y sus'
"lojos parecían fatigados. t
EL IMPARCIAL
í A D " i y B
l Se vende la Casa número 192 Aveni
da PONCE DE LEÓN, parada 21
| ... DAMUNCS,
Para mas informesP. Bolivar
SAN JUAN, - ; PUERTO RICO. l
____——_——————————4-—————————_———-.—-———-_-"——
————]]——S]]—————Ú —]?————. ¡———u———————————————
—…—-—————-—-—-——-——_—-_——_—-
| . “ AVISO
i , ]
| COM_PANIA AZUCARERA DE LA CAROLINA. |
l Los tenedores de bonos hipotecarios de esta *
| Compafiía, pueden pasar a cobrar el cupón
|| que ha vencido el día primero del pasado mes '.
| de Septiembre, al establecimiento del Trustee,
| BANCO COMERCIAL DE PUERTO RICO, du- |
| rante las horas de Caja. |
f San Juan, P. R. Noviembre 21 de 1918. |
| JOSED.RIERA. MANUEL V. DOMENECH. |
| Administradores Judiciales. | |
——]]-[ —Á —.—————— A—]—————
I —i Y qué cree usted de su pro-[
| ecso? _ ! ,
i —Se liga este tema íntimamen
te con lo que antes Íbamos dicien
do de la política. La penalidad
limpuesta a Malvy, ¿es la conde
nación de toda una política? No.|
[Se ha escrito mucho, en Francia |
Iy en España, sobre este tema; !mu-l
¡c-ho y desbarradamente. Malvy re-¡
]presentaba la política de colabo-í
| ración con las izquierdas, y esa po-|
lítica subsistirá en Francia. ¿Por
!qué ha sido condenado? Lo ha'
| condenado el Senado; recuerde us-]
¡ted que en julio de 1917 el hoy
¡jefe del gobierno francés alcanzó!
;en el Senado un brillante éxito[
con wun discurso vchementísimo¡
ícontra el entonces mipistro de la¡
lGobernación, 'Malvy. ¿Se ha ex
'cedido realmente Malvy en.sus
if…unciones de ministro? Almerey
¡da, Duval, tantos otros desapren
sivos vividores tuvieron relaciones
2con Malvy... Las han tenido Se
bastián Fauxe y otros que se arro
gaban influencia en las masas po
pulares. Indudablemente, Malvy
fué más allá de donde debía ir co
mo político radical, revoluciona
|rio. Las circunstancias en que él
¡gobernaba* no eran las normales;
aD U CO E TCE DEL D E
[el enemigo estaba a las puertas de
París. No se condena una políti
,ca; se condenan las faltas persona
les de un hombre. Libre Francia,
segu:a de sí misma, acabada la|
guerra, la política acentuadamen
¡te liberal y democrática ha de se
|guir, Y vea usted cómo volvemos
Ía encontrarnos con los embelecos
¡del pragmatismo y del intuicionis-x
|mo que tracn y llevan—para dar|
| visualidad científica y ul*tramoder-¡
Ina a sus doctrinas—conservadores
'y tradicionalistas. "
l : AZORIN.
| ——s————— EDDTD————————];[;|MSl—Do——]
| QUININA QUE NO AFECTA]
ILA CABEZA, LAXATIVO BRO-*
IM-O QUININA es más eficaz en
| todos los casos en que se necesite
|tomar Quinina, no causando zum- |
bidos de oídos. Contra _Rcsfria-º
dos, La Grippe, Influenza, Palu
dismo y Fiebres. La firma de E!
W. GRCVE viene con cada ca'
jita. U Advt.¡
Para refrescos finos visite
- FxLA CAFETERA
San Justo, 6. Sun Juan, P. R
Crónica Arecibeña
UNA ESZ:UE___L_AHOS_P¡TAL
El Gobernador de Puerto Rico, y el,
Comisionado de Sanidad, han pasado
sobre los acuerdos de la Junt¿ Escolar
de Arecibo, inquietando, de paso, a los
habitantes de esta ciudad.
El día 22 de los corrientes, se cru:
zaron entre el Gobernador, el Depar
tamento de Sanidad y la Junta Escolar
de esta ciudad, unos telegramas, en los
que aquellas autoridades solicitab'.l
los salones de la Alta Escuela para hos
pitales. y la Junta Escolar los negaba,
basándose en varias razones.
Exponía la Junta Escolar que si fa
cilitaba la Alta Escuela para un hespi
tal de enfermedades contagiosas, más
de mil quinientos .estudiantes perde
rían sus estudios; que esos edificios
quedarían por mucho tiempo en tal
estado de contagio, que no podrían ser
ocupados por los estudiantes por buen
tiempo después de dominada la epi
demia, perjudicando así a los estu
¡díantes; que de ser convertida la Alta
| Escuela en hospital, los vecinos de 1a
¡ciudad se verían amenazados por una
lelaga. que si ahora no revestía altas
¡ proporciones en la ciudad, por haber
pocos casos, luego sería peor, por estar
alojados: en esos plantelas todos los en
fermos de la jurisdicción, los del dis
trito y otras consideraciones más por
el estilo de las anteriores.
I Pero el Departamento de Sanidad, ni
el Gobernador, tomaron ,en considera
ción estas razones, y ayer domingo fué
ecupada la Alta Escuela por el Depar
tamento de Sanidad.
¡ El Sr. don Angel Mattey, Presidente
| de la Junta Escolar, hizo constar su
¡protesta, así como la de la Junta Es
colar; y dijo el Sr. Matey, que si en
tregaba ese edificio propiedad de la
Junta Escolar, era obligado por la or
|den del Gobernador, quien, amparado
p E

t 0000 0000000 0000 DOOOO OOO<>OÓOOO<>OV") SOOOO
e ULTIMA H0RA....... ¡LA PAZ! e
8 S
+ La paz tan esperada para todo el mundo trae consigo cosas
f maravillosas de un gusto delicado y exquisito COMO LO SUN LASS
1s CORTINAS FABRICADAS POR la PORTO RICO FIBRE COUR-%
g TAIN MFG. Co., las que ofrece al público y muy especialmente ag
, % las DAMAS de BUEN GUSTO, para qu: reciban con la alegría el á
láconfortz que se merece un nuevo año rodeado de las más hellas %
Y esperanzas. ¡ILA PAZ! SEA CON nosotros por toda la vida. 5
% Sírvase visitar - los establecimientos comerciales de MARGA-6
6 NIDA, GONZALEZ PADIN, LAS NOVEDADES Y I, PARIS BA-9%
g ZAR, para que vea por sus propios ojos lo elegantes que son las $
ó CURTINAS BANDERAS que se ofrecen. : S
Ó
Representante, C. Linera, o
% San José 1:% San Juan, P. R. 'Tel, 878 é
PAGINA NUEVE
por la Ley, cometía este exceso contra
los derechos de una Junta Escolar.
El pueblo ha visto con desagrado, el
que haya sido cogida la Alta Escuela
para alojar a los atacados por la In
fluenza; los estudiantes han protestado
y apoyará, por lo que se dice, a la Jung;
ta Escolar en su protesta ante el g;í'
bierno de Washington. _ Te
La Junta Escolar ofreció al D%
tamento de Sañidad ocho mil dolfárs
para que construyese hospitales pro-.
visionales y no tocase la Alta Escuc
la pára estos fines. y
Por lo pronto, tendremos a mil qui
nientos niños sin clases, ambulanco
|por nuestras calles, más expuestos a
un cotnagio .que si estuviesen en las
| escuelas. $
| ¿Y quién indemniza a esos estudian
tes el tiempo que van a perder, que
| seguramente será su año escolar? '
| Se comenta mucho el que no haya
sido cogido el hospital de mujeres pa
|ra alojar a los atacados de influenza
[ en vez de la Alta Escuela; aquel local
* hubiera sido más a propósito, por estar
| más lejos de la zona urbana o más
| aislado que los edificios escolares.
| Yo uno mi protesta ala del pueblo,
| y felicito al digno presidente de la Jun
|ta Escolar, por su actitud enérgica y
levantada, en bien de los intereses co
| munales.
Í Ese atropello más, se lo tenemos q;e
| agradecer a la tan cacareada Acta Jo
| nes, que Dios guarde. Ojalá no ten
gamos que ver fatales resultados de
esta increíble determinación de nuestro
| Departamento de Sanidad; pero me pa
'| rece que peor va a resultar el remedio
| que- la enfermedad.
í Allá veremos... -
- LUCIO MIRANDOLA,.
| Nov. 1918. :

xml | txt