OCR Interpretation


La democracia. (Ponce, P.R.) 1890-1948, August 13, 1891, Image 3

Image and text provided by University of Puerto Rico, Río Piedras Campus, Library System

Persistent link: https://chroniclingamerica.loc.gov/lccn/sn90070270/1891-08-13/ed-1/seq-3/

What is OCR?


Thumbnail for

ha Democracia
hay que atcucrp.o á lo que loa autonomista
dicen; y en pauto Á mi autoridad y á mi re
presentación, no tengo qno someterme á los
gustos de rala adversarios, porque lo que yo
valija y peso lo dirán loa hechos.
' Y ahora digo que el partido autonomista
ha afirmado constantemente el Sufragio Uni
versa!. iQmere ep.to decir que dentro del
partido autonomista no haya hombrea que
tengan opinión reservada y opuesta á ésta!
I or dónde? Lo el orden político republi
cano, no soy uno de loa m&a reaervadoa en
punto al Jurado democrático! Sin embargo,
reconozcamos que en Cuba (00 en Puerto
Rico, porque &Uf no hy dificultades de nin
gún género, y lo han reconocido lo mismo el
feñor León y Cantillo que el señor Conde de
Tejada de Valdosera) hay algnnaa dificulta
des, provenientes de la procedencia de nna
parte do la población de Cuba, africana, asiá
tica, europea y aún peninsular; pero esta
dificultades entiendo que son de segundo
orden, ante las mayores que pueda traer un
espíritu de desigualdad en el orden de la re
presentación nacional.
Prescindo do lo que pueda ser un interés
ó un compromiso de loa autonomistas do
entrambas Antillas. Eso sí ; quiero que se
sepa de un modo terminante que nosotros
proclamamos el Sufragio Universal, tanto
porque somos demócratas, cuanto porque la
bate primera de nuestro programa afirma la
identidad de derechos políticos y civiles; de
modo que si en la Península no existiese el
Sufragio Universal, tampoco le pediríamos,
cualesquiera que fuesen nuestros gustos y
aspiraciones individuales. No lo hemos pe
dido cuando presentamos otra proposiciones
h esta Cámara, porque entonces no regla en
la Metrópoli. Por lo pronto reclamamos lo
que entonces existía aquí, á reserva de pe
dir después, con todos los demás españoles,
que para todo se ampliase la ley del sufra
gio, prescindiendo de razas, clases y posicio
nes. Ahora que aquí lo hay, lo pedimos
también para allá, invocando el mismo de
recho de los españoles que aquí lo disfrotan.
Sépase también que ni en las Cortes anterio
res transigimos jamás con la cuota electoral,
ni nadie después, ni aquí, ni en la Habana,
ni en Puerto-Rico, ha convenido sobre cuota
de ningún género, rectificando un artículo
de nuestro programa, y que nadie tendría
derecho á hacerlo. Después de esto, debo
observar que el disgusto producido por el
ultimo proyecto electoral, y que aumenta su
reproducción por parte jXitxttmYtirisV
-y g AQttrt&! 1 rr todo al espíritu de de
sigualdad y parcialidad que lo informa, y
que toma mayor relieve por la circunstancia
do que su presentación coincide con el dis
frute por parte de la Península del Sufragio
Univereal.
No ee puede prescindir de que no hay una
sola provincia de España que supere en cul
tura y medios de todo género á la de Cuba
y Puerto-Rico." La pequeña Antilla, de una
extensión queja coloca; entre las provincias
de Barcelona y Valencia, tiene'una densidad
de población superior á la de esta última, y
muy análoga á la primera. Sin entrar en
comparaciones ofensivas,' bien'puede'asegu
rarse que ningana otra provincia de España
tiene el movimi2nto mercantil de 25.000.000
de pesos, ni p&ga 4.000,000 al Estado, ni su
pera la viveza intelectual que, suponen los
circuios docentes y literario de San Juan,
Mayagüez y Ponce. Seguramente fuera de
Barcelona no hay provincia española que
tenga una representación eu el extranjero
auáioga á la de Puerto-Rico. De Cuba no
hay quo hablar. Se trata de un país consi
derado en toda jxijyfP m o un reino por su
-'TrTñ riqueza' VOT ? presupues
to y por sus relaciooes c?n todo cl mando
culto. En est'is condicior9 PenaB com
prende que nadie so atreva 6 P'oponer á esos
países el reconocimiento I" el orden PUtca
de una absurda inferioridad'. nn ,
Ello es que actualmente 2?J Por
lo menos tío la poblaciónEWrl
tieue hoy voto Con el proyecto especial de
wnaiuHi, nina renuna el ti por 100, y Puerto-Rico
donde, no ha habido guerra ni casi
J'av.Eiiu, y donde ge ha disfrutado del Su
lrufrni Ilniiiurii.i! ol ir f r í . : i
w i i'1!'1" iiempo que en
la i'eníueula, sólo tendrá voto el 4 por 100.
nueuiMi itconocienao el derecho !-i
ti ,v . 1 . t ' i -
Muouaiau excluíaos naüa menos que 41,000.
"K'c"o a esto gos circunstancias. A los
wumuuyencee se íes escatima el voto, pero
en camb.o se da á todos los empleados pú
blicos, aún los de más modesta posición y
siruniacion. tun todas partes, las leye
enitaria y de desconfianza exigen má
audiciones y más cuota contributiva al co
fáciítnto y al industrial, de suyo instable y
iVAotf f tablecer de cualquier modo, que al
a .ey al agricultor, cuya fijación su-
tí:vi qu pague JU pesna de contribución,
resoltará que de los 114,000 contribuyentes
í'6 íníe lclin sm voto 61,500, y de
IOS OÍ 0,H) rimlrümran. A rj V..
. - - -r ... va " u 1 v- u 1.1,0 nn ri trrn - ifinn
ción de los candidatos, hasta la Junta Cen
tral de los expresidentea del Congreso.
Continuará.)
H 3 T U L D
j Lectores 1 Dios os guarde:
Tras breve ausencia,
Depongo á vuestras plantas
Mi negligencia,
Y hago propósito?
De seguiros brindando
Mia deeproprósitos.
Rompióse el porta-fuego
De mi incensario,
Y nn silencio tres veces
Hebdomadario
Me fué preciso
Para hacer el remiendo
Como Dios quiso.
Subiendo de los valles
A las alturas,
Veréis, de nuevo, el humo
De mis censuras
Purificando
La mefítica atmósfera
De vee en cnando.
Homo que á los microbios
Tan fóIo mata,
Y que, cuando su oscuro
Manto dilata,
A la justicia
Cubre contra los dardos
De quien la vicia.
Permitid que os salude
-" Dos y tre veees
Vosotros, de mis juicios
Unicos jueces,
V'( Que estos cantare
QaNericuentren bien lejos
De los pesares. '
L-a Ubarri, los Cánovas,
Los grandes, los pequeños
Y los medianos
I Todos los eies
Que hacéis mangas y boinas
De los deberes !
Con vosotros no rezan
Mis seguidillas,
Porque este es nn saludo
De campanillas,
Y en sus renglones
No cabe uingún género
De incorrecciones. ...
OPERA ITALIANA
II E UNAN I
Estamos en La Perla.
Son las ocho y cuarto de la noche.
La concurrencia... No podemos
apreciarla todavía.
Ojalá nos sea permitido dar al em
presario la enhorabuena.
Es costumbre llegar al teatro un poco
tarde.
Nos explicamos la causa.
Unos y otros comentan favorablemen
te en los pasillos, el éxito de las últimas
representaciones.
El dulce lenguaje de las armonías les
ha convencido.
mados.
Nunca falta la nota discordante.
La exigencia necesita tropezar con el
lisongero juicio de la mayoría.
Entre nosotros existen personas tan
competentes!
Por donde quiera que se tocan ale
un chorro de música.
Esos han debido nacer en momentn
que las parieras avecillas saludaban en
armonioso concierto la aparición del ga
llardo monarca de los astros.
Alguien que 00 recordamos con sis-
nos característicos de formaliHA re
dijo señalando con el dedo á uno rí
tantos :
1L0 ven ustedes?. . , 'to
mento! . " "
vieron la ocurrencia de sentarse antes
que nosotros!
Ni el apóstol San Pablo nos hace oír
las piimas escenas.
Quién se atreverá á reconvenirnos?
Losdel paraíso? 4Y ellos?
Por alguna cosa estamos abajo.
Empieza Hernani. Los aplausos se
inician.
Pero quién será ese joveocitu falto
de pelos en su diminuta cara, qne nos
impone silencio con su inoportuno chtis!
chtisf
Qué empeño de meterse con el entu
siasmo ageno!
Cualquier noebe va á haber aquí una
de música!
Por lo que á nosotros toca. . . .Ya te
nemos la vista fija sobre los violines.
Después nada, que baje don Eu-
sebio con la batuta municipal. .digo,
con la vara de la justicia.
Aparece Amalia Nicelli en escena con
sus dos compañeras inseparables; la sim
patía y la gracia.
El auditorio la saluda.
La gratitud, convertida en sonrisas,
asoma á sus rosados labios.
El elogio no puede ser esquivo al lu
joso traje que ostenta.
Ella es Elvira; la que lucha en medio
del trono y el patíbulo; la que disputan
un monarca y un bandido sublime.
Sabrá ir á donde su corazón la lleve.
Oigámosla cautar.
Concluye la cavatina del primer acto.
Recoge una abundauie cosecha de
aplausos.
La frase
Hernani f Hernani
invólami
fué dicha de un modo admirable.
La fiebre que ha sufrido durante tres
días, la preocupación y debilidad consi
guientes y las molestias ocasionadas con
el cambio de vestidos la obligan á no
dar todo el colorido necesario á ciertos
pasajes dramáticos.
Los exigentes no quieren tener en
cuenta tales circunstancias.
Peor para ellos.
Ya sabemos del lado que cae la in
transigencia. .
Demostrarán de ese modo su pericia?
El diablo sepa!
En fin, dejémosles que gruñan en pri
vado, detrás de la puerta, hasta que se
les ocurra echar mano al mocho de escri
bir, y lanzándose á la calle, digan :
Allá vamos!
Dios los libreL.Vale más que no
salgan, en obsequio de ellos mismos.
Volvamos á Amalia.
Mientras canta en el terceto del últi
mo acto, la ovación se prepara robusta,
pugnando por interrumpirla. -
Con la elocuencia de su argentina
garganta parece decir al auditorio.
m,i.ii.a.', ijALa-B.fmonías ; da.-
i
me tus aplausos.
terpretarlo.
os como
En todas las escenas le veLcv "v
nunca, feliz. insnirHrJíaimo
el
Con él está el arte ; con nosotros.
íin f II OI Q D mn. J A. II . "
v -.imcuoujuj iju so uesaia y aiDorota ;
un recio vendaval de calmadas : el des
orden autorizado por la conciencia.
En la cavatina del primer acto v alle
gro moderato del último
Solingo errante mísero;
toca á una altura considerable.
rCuánto colorido y expresi'
farmacia
El inteligente maestro Franciscolo la
dirige.
Es una garantía. -
Lns decoraciones, bien. Todas de la
empesa.
rf O T J C I AS
Embarcó en la Capital, para Venezuela vía
Iluhana v Nueva-York, la ilustre escritora
señora .baronesa de Wilson.
Eq las oposiciones que se acaban de veri
ficar en San Juan para el ingreso en la ca
rrera judicial y Fiscal en Ultramar, lia obte
nido el número 1 en la calificación, el Licen
ciado don Angl Acosta, amigo nuestro á
quien felicitamos.
La Cámara de Comercio de la Capital ha
solicitado del Gobierno que no se suapenda
la 4 expedición de los vapores de la Trasat
lántica española, y al efecto le ha telegrafia
do ya á Madrid.
"Complacemos á nuestro apreciable colega
El lie sumen, reproduciendo las dos pregun
tas que van á continuación, y que por ocho
veces ha dirigido al alcalde Suau sin obtener
respuesta.
Allá van ;
Es cierto que hay en esta población un
señor Ayudante de una escuela elemental
que no asiste á ella, y cobra nómina?
I Es cierto que se haya dicho señor diri
giendo un periódico de la localidad por en
fermedad (que deploramos) de eu Director?"
Favorita, obra que obtuvo por parte del
cuadro lírico que dirige el señor Antón, tan
felie como aplaudido suceso, es la que
ee anuncia para esta noche. Es una re
petición que se impone á causa de la dolen
cia que experimenta la celebrada soprano
señorita Nicelli, á quien el doctor que la
asiste le recomienda descanso para que ma
ñana domingo pueda volver á la escena.
A la sesión celebrada anoche en 2 convo
catoria por el Ayuntamiento, solo asistieron
nueve padrea del pueblo: lo señores Coto
rrueJo, Ventura, Príncipe, Toro Quiñones,
Marin, Beloqui, Pagó, Burgués y Fernández
faltaron por consiguiente diez y nueve, y de
nada importante se trató que merezca men
cionarse, salvo la excitación que el Ayunta
miento acordó dirigir en súplica expresiva
al Director de los trabajos ferro-carrileros,
para que se activen en lo posible los de la
vía que de esta ciudad conduce al pueblo de
Yauco, con el objeto de que en el próximo
Octubre pueda la locomotora trasportar los
cafés de la cosecha inmediata. Es de esperar
que la compañía preste toda su atención á la
súplica del Municipio de Ponce, siempre que
el obstruccionismo de los dueños de terrenos
no se opouga tenazmente á ello.
En los momentos de cerrar esta edición
recibimos La Voz del Pueblo y cartas de
Aguadilla.
El colega viene nutrido de amena lectura
en prosa y verso dando cnenta de los triun
fos y ovaciones conquistados en aquella culta
villa por la soprano ponceña en bu debut en
el teatro.
Nuestra correspondencia particular no ya
en caga á la prensa : todo revela que Amalia
Paoli ha sido allí objeto de un entusiasmo
febril.
Al salir del teatro fué conducida en ele
gante carretela á su hospedaje, casa de nues
tro dilinguido correligionario don Osvaldo
Abril, eu medio de vítores, aclamaciones y
fuegos de artificio.
Bien por Aguadilla que así eabe enalte
cer el mérito de una de las hijas predilectas
de la patria büTfiñcaba! "
Leemos en La Correspondencia . que una
casa editoral de Madrid publicará en breve
una novela titulada El Retrato de Blanco,
original de nuestro ilustrado paisano don
Mariano Abril.
,T5.re La Correspondencia y esta Redac-
carta que confirma la noticia
AÍe'to v)Ja Cidra ha sucedido que
ción tienelina, Acción publica donw -.
que en el pueblo .. enageii ar
el profesor de lostri
J. Iiosario, en un raprV
tul se dirijió á la casr
Escolástica Ortiz y U
de en
de Talle & Oancio.
Don Elenterio Jiménez Aponte, Médico
Cirujano, correspondió. ito de la Económica
de Amigos del País de Santiago de Compos
tela, especialista en las enfermedades del
eetómago, intestinos éh'srado y ex-titular del
pueblo de Juana-Diz, Puerto Rico.
Certifico: que teniendo noticia de los sor
prendentes efectos quo el Alcoholado Qatell
produce en las enfermedades reumátiras, neé
dicho medicamento cor- éxito felicísimo en
todas laa afecciones dependientes de una per
turbación del sistema nervioso.
He aqni el grupo de procesos morbosos en
que el Alcoholado Qatell está indicado:
Neurosis cerebro espinales, epilepsia ó
histerismo.
Neurosis cerebro lumbares, parálisis agi
tante. '
Neurceis do loa cervios poriferos, jaque
cas, neuralgia facial, cérvico braqoial.
Neuralgia del pleuro lumbar, Neuralgia
ciática y muchas veces en las Tetanias.
Reumatismo articular y muscular en sus
des formas de agudo y crónico.
Enfermedades del aparato Locomotor, reu
matismo crónico parcial ó articular progre
sivo de Carcot.
Para el uso que el señor Gatell quiera ha
cer de esta certificación como resúmen de
mi práctica particular, la expido en la villa
de Coamo á 15 de Setiembre do 1885.
Dr. Eleuterio Jiménex Aponte.
CORISEO DE IA DE3ÍOCUACIA
Arkcibo
D. Santiago Marín,
En la imposibilidad de contestar hoy por carta,
acusárnosle recibo de la de usted fecha 11. Hecho
cargo de au contenido, dárnosle gracias por su rems
sa, que abonamos á su cuenta. Quedan inscritos los
dos ouevoa suscritores.
Aguas Buenas
Sr. D. J. Ignacio Figneroa.
Estimamos su desinterés en continuar sirviendo la
agencia de ese pueblo. Puede usted enviar los fondos,
cuando guste, k nuestro agente en Caguas, y lo
agradeceríamos además nos devolviese los recibos
de Enero á Junio no pagados por el suscritor qne
usted menciona.
AlBONITO
Sr. D. Antonio Castañeda.
Tres recibos de usted por valor de $ 7,50
se nos devuelven, por no pagados. Y en su
consecuencia nos vemos precisado á sus
penderle desde hoy el envío del periódico.
CAMÜT
De eute pueblo se nos devuelven, por no haber
sido pagados, los recibos siguientes:
2 de don José de Jesús $ 5,00
2 de don Julián Turiano 5,00
$ 10,00
El ex-agente don Pedro Alvarez queda cubierto
con esta administración, mas desde luego retiramos
3I periódico i dichos señores.
CAROLINA
Señor don Felipe Alberty :
En nombre de usted se nos devuelve una colec
ción de recibos no pagados, procedentes del princi
pio de este año, con la renuncia que hace usted de
la Agencia. Esta bien ; veremos la manera ae en
tendernos con los señores suscritores que están en
deuda.
LAJAS
Definitivamente suspendido el envío del periódi
co al agente don Felipe Zapata y suscritores de di
cho pueblo por su imperturbable silencio i las re
clamaciones de pago de esta Administración á la
que adeudan $35.
NARANJITO
Sr. don R. C : se nos ha devuelto un rteibo d
usted por falta de pago. Si desea usted continuar
recibiendo este periódico, sírvase enviar por él con
los $8-50 de su importe.
CAGUAS
Sr. D. Miguel Morales.
Es abono en su cuanta los $ 8,50 del recibo de
vuelto de Gurabo.
HUMACAO
Sr. D. José o. líosello. ,n
Con los? 4,50 recibidos en sellos queda sald J
su cuenta anterior, y abierta de nuevo con i
$ 31,50, importe de los recibos enviados reciento
mente. Gracias por todo.
LISTIN COMERCIAL
Cotizaciones
Día 14
v',rrae, co tiramos:
rúa clastfNs.
- - ajo üa
Jo $3 50 a su
-
II 12 CORTES
El efecto más tríate de la urbanidad
so estila, ea qce enseña el arto de carecer o
las virtudes que imita. llenier.
Los doa médicos eficaces del hombre, son
la templanra y el trnbajo; éffte aguza el h a til -bre,
y aquella -e impide los hartazgo?.
La mucha lectura sin método, sólo sirve
para hacer ignorantes presumidos.
Hay épocas rn la vida humana cuyo desti
no es que no les olvidemos nunca.
La variedad do los deseos procedo de la
de los conocimientos. MAs grandes son los
deseos del que más alto piensa.
Rousseau.
VULUT U.TIIlItA
Guarda la playa desierta
El murmullo de las olas,
El vaso guarda el perfume,
La lira guarda la nota;
La bóveda caroomida
Guarda el eco que la asorda,
Y hasta del cadáver frío
La tierra guarda la forma.
Y yo, con haberto amado,
Mujer bella cual no hay otra,
Y más que ninguna ingrata
Por distinguirte de todas,
De aquid amor tan inmenso
No guardo ni la memoria.
Espeio puro y brillante,
Que ají nos encantos copia,
Fué para tí el alma mía
Mientras reflejó tu sombra,
Y el espejo nada guarda
Cuando la imagen ee boira!
Manuel del Palacio.
SONETO
Salve, titán de la cerúlea frente.
Sobre el materno piélago dormido :
De tu férrea garganta amo el rugido,
Amo la esruma do tu fat hirviente 1
A tus arrullos despertó mi mente :
Mi primer llanto resonó en tu oido :
Eduqué coa tu férvido alarido
Mi brava condición y ánimo ardieute.
Mas ni el fragor de tus tormentas calma
Esta pasión que vencedora rige
Mi fé, mi corazón y mi albedrío,
Ni darán r,ua sonrisas paz al alma
Hasta que eu ti sus claros ojos fije
La eterna luz del pensamiento mío.
i
Menéndca Pelayo.
Matrimonio de conveniencia.
En el banquete de boda dice un convidado
al oido de otro que está á su lado:
lila visto ustedf El marido no dice una
palabra, ni abre la boca para comer.
Lo comprendo. Los grandes doloren
son mudos.
Cuál es, en cueetionee de amor, la prl
mera palabra de una mojerl
Jamás!
Y la última!
Siembre! J
J t ' i
Exan Yde historia sagrada:
ir condena impuso Dios A la serpien
te d T f de. haber tentado ft Evat
- t J?ndenó á arrastrarse por la tierra.
yi$ se prueba con esol
:-'-,u7diU'S do' pilcada, 1a6 orpiontos de
bíau ir de punta.
Oiga rstod, muchacha le dice un bañis
ta a la criada de la fonda en un estableci
miento de baños las ventanas de este cuar
to no tienen visillos.
Bah I no haga usted caso, seíorito,
están los cristales tan sucios que es como si
los tuvieran.
Pensamientos de un marido enamorado de
su esposa:
" El divorcio es lógicamento el último
cuarto de la luna do miel."
Unce pocos dias reoibió un empresario la
siguiente equo'a:
"Sr....X:
Participo á usted que mi marido, que es
tá en can. a, acaba do d rr á luz nna comodia
en tre oítos, la cual pono á su disposición.
Aún no tiene nombre, y desearíamos qnu fo
. - r-
nstAd apadrinarla. "
i
a recibo d
import , ' Pr : coa
, I
I
y
fr

xml | txt