OCR Interpretation


La democracia. (Ponce, P.R.) 1890-1948, August 13, 1894, Image 2

Image and text provided by University of Puerto Rico, Río Piedras Campus, Library System

Persistent link: https://chroniclingamerica.loc.gov/lccn/sn90070270/1894-08-13/ed-1/seq-2/

What is OCR?


Thumbnail for 2

la Democracia
' La Democracia
DIRECTOR: LUIS MUÑOZ RIVERA
-. Pona, ÁQoüo 13 de 1894
EL CREDITO Y AHORRO POXCEÑO
Como lo previmos y anunciamos des
udo el primer instante, la opinión públl
presta marcado favor al proyecto
dei señor Trias, de dotar á Ponen de
un banco comercial," que admitiendo
v imposiciones sobré libreta;' con intere
jM,ifaoilíte y desarrolle el hábito del
I ahorro en sus clases todas.
' " Ln débil y lenta gestión determina
ba hasta hoy por los contados hombres
de buena voluntad que comparten el
pensamiento de nuestro amigo Trias, dá
-íin embargo por resultado la suscrición
de íerca de 1200 acciones.
La clase comercial de Ponce presta
I bu apoyo al Banco en proyecto.
1 v Adjuntas responde en forma genero
; sa & la excitación de los comisionados,
y mucho se puede espirar todavía del
bien juicio y laboriosidad de sus k bi
. tantes, enavor de tan trascedental
idea. . ..v5 ."
íauco, el pueblo de las grandes ener
gía para el trabajo, y de los entusias
. moa para todo lo que signifique progre
so, sr distingue entre todos: 300 accio
Iievlleva suscritas ya la comisión com
puesta de los señoree Mattel, Totti, Pa
farelj y , otros v tinos d Á progresivo
pueblo, y existe la seguridad de que
esta cifra se duplicaré. -
Capitalistas de tC importancia de los
.' reñores Lluveras, Mariani, Cesari, y
otros, no solo se suscriben con un cre
cido número de acciones, sino que, com
prendiendo' toda la trascendencia del
proyecto, le sirven con su propaganda
, entusiasta. -
' Realmente, es' para nosotros nueva
' la conducta de los capitalistas citados
y r 'evo también su lenguaje.
Ws toda obra que tien Ja á facilitar
t á,. rollo del trabtj i. y aumentar
: por consiguiente el bienestar socia'. mi
caja es'.irá siempre.dÍ8puesta " no de.
el vcon tono' de completa sinceridad el
tlor Lluveraa Ysem-j intes conceptos
ísidos también de' labios del s ñor Ma
riani, - -Y
decimos nuevo, porque en lo ge
. aérale! tipo de nuestros capitalistas se
d".tiljue ,poi un egoismo disociadnr,
. y por nrv, desconfianza exagerada ha
cia todo lo que no tea la práctica de sus
propios negocios."; -..;
Sin duda, ef ñor Lluverés y sus
demás compañeros" de vecindad Com
prenden dá ; distinta manei a los debe
res que al hombre impone el estado so
cial. ' u . t
Sin duda: piemíin con fundamento
que e! bienestar general consolida. y
: acrecienta la riqueza particular, y que
los poseedores de ésta- tienen el deber
da impulsar el crecimiento de loá inte
reses del conjunto.
No se cumplen, no, los deberes so
ciales cuando se dedica todo el afán' y
se concentran todas las actividades, en
el cuidado de la prr pía hacienda
Los males que afectan al conjunto
hieren tarde ó temprano á todas las
partes, y si los hechos que se desarro
lian diariamente á nuestro alrededor
fueran estudiados en su ve'dadero al
canje por nuestros capitalistas y hom
bres de negoeio", ellos por si solos b w
tarían á poner de manifiesto la verdad
. de esta shrmación.
Si á establecer fuéramos la verdade
ra causa determinante de la multitud
de ruinas que en estos últimos años
; hemos visto cumplirse, y que han es
titchado de manera tan considerable la
vida de uo gran minero de - familia,
. no la encontraríamos seguramente en
'.. Ifl's empresas, sino en la falta de recur
ios, en la ausencia de toda organiza
ción de eró lito qne permitiera al Ira
bajo desenvolverse fácilmente y seo
moblarse á la nueva situación que le han
creado ios avances de la industria mo
derna
Esa falta de organización de crélito
á que solo se llega con la fundación de
Bancos, xa geró los efectos de la crisis
que produjo la baja en los precios de
nuestro principal producto, y dotermi
: nú la muerte de empresas que, á ha-
FOLLETI N w
PUDRO SALES
UN DR AMA FINANCIE RO
- ' XXI
NOT10U Oí PARÍS
ya llegaba; á Merenus, explicándole cuanto
babia sucedido desde su snliiia de Kcoufllnut,
y á sus padres para decirles quo continuaba
persiguiendo las negociaciones del asunto que
le ocupaba. También escribió á Dev'orain, pe
ro desgarró la carta; no se veía con derecho á
hacer Jo que no quería Elena; y además, no
conocía á Dcverain lo ufteionto para escribirle
on toda confianza. Era ya tardo cuando que
daron terminadas todas cstasmisivas. Roberto
descansó por fin, tan rendido por la emoción
como por el trabajo. Su resolución estaba to
mada) bada ni día siguiente un supremo es
fuerzo para ver & Ivonne, ó per lo menos para
Alicer que le llegara alguna carta, y luego so
HrMmríft
Cuando, despertó, acababa de dar launa de
a tarde. Be levantó furioso, y se fué inmedia
tamente al cuarto de Ivonne. La puerta esla--b
abierta de par en par. Fué un rudo íolpe
par Roberto c ver Jas tres habitaciones "cías
ber contado con recursos fáciles para
alimentarse, la hubieran sálvalo y
existirían progresivas. .
E'k mantiene el deprecio en la pro
piedad iumueb'e, que representa entre
nosotros, como en todos los paise?, la
más segura y la más importante parte
de la riqurza, y ese desprecio alcanza
ya proporc'ones alarmantes.
Porque cuando en las cercanías de
una ciudad de la importancia qu alcan
za Ponce se vende la hacienda Matilde
que comprende vastí-imft extensión de
terreno, v establecimiento que represen
tan una fortuna, fruto de luengos años de
ruda y penosa labor, en la, intima suma
de $37,000 y la " Cintro'na ", propie
dad importante también por el petíme
tro que abarca y por la calidad de sus
tierras, en cantidad aún más ridi
cula ; cuando este hecho se produce,
puede asegurarse, sin temor de caer en.
exageraciones, que no existen garantías
para el presente y para el porvenir del
trabajo y del capital, y qúe donde tal
estado de alea prevalece, las activida
des se debilitan, los carácteres se rtba
in, la inmoralidad se desarrolla en tó
J, , ii i - i . ... .
dos ios ordenes oe ia vua sociai, y cre
cen con ellas las causas de perturba
ción que disminuyen ó desmedran las
fu fztis del conjunto.,-
Citamos hechos qué todos conocen, y
que á todos importa conocer.
No olvidamos que la lógica nos ense
ña que las mismas causas producen
ciempre los mismos efectos, y á núes
tros capitH listas de hoy, á aquellos que
por accidencias que sólo se producen
una vez en la vida, ó por prodigalida
des de la suerte que tampoco subsisten,
han sobrenadado en el naufragio gene
ral, y hasta medrado sin medida en los
efectos de esta larga y laboriosa ctíais
que tantos dolores ha producido; á ellcs
repetimos, les importa preguntarse si
esta' riquezi, que hoy poseen, no estará
llamado á correr las mismos eventuali
dades que aquellas cuyos despojos se
han asimilado, el dia en que por el jus
to priucipio de la desinsibilidad de la
herencia, que consagian nuestras leyes,
pierdan aquella la fuerza de resistencia
que hoy revisten, y resu ten entonces
us h jos los despojados del porvenir,
por causas accidentales, que en todo
pbí donde existe buena organización
bancaiia pasan sin d-jar profunda hne
lia en la riqueza.
A esas previsiones debe obedecer la
conducta del Sr Lluveras y demás ca
pitalistas que hemos citado, ,
Da cualquier manera, dignos son ellos
de la fortuna que poseen, cuaudo sin a
bandonar los cuidados que su conserva
ción requiere, dedican una buena parte á
facilitar el crecimiento de los bienes del
conjunto,"' y merecedores son de que
presentemos sus nomb-es á la considera
ción de sus conterráneos y compatiio
tas, porque sus conducta estab'ece gran
contraste con los de otros, que, con fú
tiles pretextos que hieren el sentido co
mún, y con la cuales pretenden ocul
tar su egoismo y su falta de vistas so
cia'ógicas, se niegan A contribuir á una
obra que tan grande intéréJ social en
traña.
No importa Adelante hombres de
buena voluntad. Ponce y la'costa del
Sud poseen sobrados medios para dar
robusta vida á un banco que talicite e
trabijo y aum-nte el nivel de su hoy
abatida riqueza
Solicitemos con empeño el concurso
de grandes-y pequeñ '8 fpara dar reali
dad á nuestro proyecto
La asociación hace de las pequeñas
porciones la gran fuerza que decide del
porvenir de las sociedades
La sola acción que acap ire el peque
ño propietario será la pequeña corrien
te que caig.i al arroyo que representa
la mayor cantidad con que se suscriba
el rico propietario, ó el acaudalado co
murciante y todos juntos formarán , el
el gran rio que regará y fecundará el
trabajo, librándo'e de. las imposiciones
de la usura, y de otras tirar ías que le
desmedían, y nos permitirá cumplir los
pngresos necesarios para legar á núes
tros hijos uu medio social que les ara
pire, y les permita sostenerse digia
mente en la lucha por la existencia.
Lucas Amadeo
Cacaos, Agosto 10 de 1894
con esa tristeza lúgubre do los cuartos de ton
da, con las sábanas j a quitadas do las camas y
los cajones de los muebles desocupados. Re
corrió el cuarto en todo sentido y no bailó na
da, ni un papel. Esperaba que hubiese dejado
Ivonne algún recuerdo. Mientras buscaba, so
lo descubrió una cosa, una puerta secrota disi
mulada detrás do uncortinón, y que comuni
caba con otro cuarto. Habría penetrado al
guien en el cuarto de Ivonne para abrir las
ventanas sobre el cuerpo medio desnudo de la
jovcDÍ Pues por ahí había entrado Y des
cubrir eso demasiado tarde, cuando ya los Alar
sebert su habían marchado!
l Y por qué el marcharse ellos ? Continua
ban huyendo de él, sin haberlo permitido ver
otra ver, á Ivonne j Adóndo habían ido í
Bajó por fin, y halló á la dueña en el vestíbulo
del hotel. ' 5 - - ., . .
; Ah ! ya está usted, ahí, caballero dijo
sonriendo. Bien dormía usted esta niafiana.
j Yo dormía?
Si, fueron á su cuarto de usted, llamaron,
y no contestó usted.... Sus amigos querían
despedirse de usted antes de marcharse....
Y dónde han idof
No sé; pero la joven ha dejado esta arta
para usted,
Roberto leyó ávidamente la carta que le pre
sentaba la dueña do la fonda.
" Querido señor de Campignae ; Mi madre
me permite dirigirle mis expresivas gracias an
tes de nuestra salida. Juzga el médico que un
cambio de aires es necesario para devolverme la
salud por completo. Vamos, pues, á hacer una
pequeña excursión á lo largo do las costas de
Italia antes de llegar á l'arís. Allí tendrá usted
noticias nuestras. Mi hermano Jorge se las da
rá cada vez que tenga carta nuestra. Mi ma
dre une un afectuoso saludo á la expresión del
agradeciuiiento que siempre lo proferaraV
rwnt iíartibeH,
I LTIMOS CABLFURMS -
f, (VIA 8ANTIAUO DE ClIBAI
Madrid. 2(i de Julio. Dínesfl nn ol
gueral D.ibán regresará á laPeníusuU.
y que lo sustituirá el general Seriñá en
el gobierno de Puerto lüco.
Hoy se'celebrará conseji.
Llom, o de Agosto En una ronfe-
renc'a celebrada pot e! señor Cánovas
con varios hombres políticos importan
tes de su partido, ha declarado aue V
no desea que los liberales abando
, . ... . .i
nen el poder por ahora.
Esta declaración hace creer á todo el
mundo que no ha sido cierta la recon
ciliación de que se habló entre los seño
res Uánov.is y Si'voU.
El ministro de Ultramar señor Bece
rrase p'opone estudiar un plan de me
didas para resolver la cuestión moneta
na en s lupinas.
El crucero de Guer-a Alfonso X II
surto en Cádiz, ha recibido órdenes de
mantener su máquina encendida.
A consecuencia de la euerra entre el
Japón y la China, el ministro de Mari
na ha dispuesto que el crucero " Don
Juan de Austria" surto en Manila, sal
gj, inmed'atamentepara Corea.
Noticias de Marruecos diren que el
Sultán contiuúa negado á dar su per
dón á los príncipes y altos funcionarios
que conspiraron contra él. Los minis
tros . extranjeros hacen esfuerzos para
que no sean ejecutados aquellos.
Parí, idem 4 Ha commzado en
Lyónel juicio dj la causa fo-mada al
asesino de Carnot Fsnto Case'io. La
sala del tribunal estaba completamentt
llena. ,
El acusado no demostró temor algu
no, sino cutiosidad, y al hac-r confesión
del delito, lo h'zo con tal aplomo y ci
nismo, que causó indignación y lnrror
á las personas que lo escudaban
Sostuvo con sangre fría que no tiene
cómplices. El único sistema de defen
sa que ln adoptado su abogado está ba
sado en la locura hereditaria de su fa
milia.
Londres, ídem idem Confírmase la
derrota sufrida por el ejército jnponó
en Yas-Hnn, eñ la cual perdieron Ü200l)
hombres, viéndose obligadas á abando
nar áSeoui. , . T
Un cujrpo considerBjj'iL :íí.e tropaS
ehinas hal atravesado frontera de
Corea, al mmo tiempo qué una escua
dra compuesVi de 13 barcos se dirige á
las aguas de Sorea-. Espérase un nue
vo combate naval. .
La Rusia no ,' permitirá que ninguna
nación europea se apodere de Corea
La Ch'na ofrece á Rusia una parte
de Pamir en cambio de su alianza, te
miendo que el Czar favorezca al Japón
Madrid, idem idem El Ministro de
la Guerra señor López Domínguez se
ha negado á recibir 1 J-fe moro K vn
dor enviado por las Kábilas frouterizís
á Melilla.
E! Ministn de Ultramar señor Be
cerra está preparando un plan . de; re
formas" para las Antillas, entre las cua
les tiene el proyecto de que un gran
número de puestos públicos sean ocú
palos solo por los cubanos y los penis
su'ares domiciliados en Cuba.
Propondrá á las Cortes reformas -en
el Consejo de Administración, á cuya
corporación se le aumentará fusatn
buciones, siendo la mitad de su miem
brns electivos y la otra mitad de nom
bramiento real.
Díoese que también propondrá á las
Oórtes que puede ser elector todo con
tnbuyente que pague directamente
cualquier cuota al Estado ó al Muni
cipio.
El Min;stro reconoce que ha llegado
la hera de implantar reformas en Cuba
á fin de consolidar la co.ncordia entre
los diversos partidos políticos.
Hil señor Maura, en una entrevista
con é' celebrada, declaró en San Se
hastian, que mantiene sus reformas,
y que la necesidad de administrar bien
las colonias, las impondrá en brtve
Idem, idem G Los mélicos que e
Ministro de la Gobernación señor Agui
lera envió á Marsella á estudiar la en
fermedad reinante en aquella ciudad,
han telegrafiado al gobierno que las
autoridades de Marsella les han prohi
bido entrar en los hoi-pitales á 'ver los
en truios,
Paris, idem 6 - El Tribunal- d
Comprendió Roberto que esta carta había si
do dictada por la señora do Marsebert nara en
gañarlo mejor, y también para sorprender la
eonnauza de la íoven.
; Ah ! i Couque quieren aún quitarme de en
medio ( mes uien, Jes he te probar que soy
tenaz.
Aquella misma noche regresaba i París.
XXII
DlVRHSDS CHASCOS yl K SITIIK JoiiiíK M.UtSKilKHT
ti 13 ile Juno, el comandante l'eyrusse aca
baba ds informarse de la salud de sus'eciuo. e.1
abuelo I-audon, y entró después en su cuarto-,
triste y furioso;- triste, paiquesu vecino estaba
cada vez peor, y furioso, porque no tenía puros
ni dinero con que comprarlos. Y estaba gru
ñendo contra ei oooieruo, que ni puros se cui
daba de dar á los viejos soldados, cuando lia
marón reciamente, á su puena.
Apuesto que es ese granuja de Roberto! -exclamó.
; Kl mismo, tío ! dijo el joven precipitán
dose en ei marro.
1 Por fin ya estás aquí ! Llegas muy á pro
pósito. j Dónde está Elona
En su taller.
i Y el abuelo ?
Se terminó ! Esperan aún, peni yo en
tiendo de eso y no acabará la noche.
J Y usted, tío ? .
j Yo ? Ya no sirvo para nada.-.'; . Con dos
años más que siga comiendo en la - cervecería,
estaró buen para el camposanto...; Ni un
puro que fundir ! . - .
Tío, aquí tiene usted un jarriHo,
Lyon continuó el juicio contra San te
de Mr Carnot. La
concurrencia ha hp'c- siempre extraor
dinaria pero llena de horror ante h1 es
toicismo del asesino
El Tribunal lo ha condenado á muer
te Al oir su sentencia exclamó con vuz
débil, viva la revolución social ! tam
asiento, rero más re
mifistn nprrn. i?ritO en VOZ aira ,vai
or
r o ' o .
camarada! viva la auarquía!
Corneli
us
11 ni7.. eomnliendo en !o asuntos deP
nauñ, y a quien ha redamó al gobierno
de Inglaterra ha sido condenado al fin
a cinco anos ue pris'on una muir
de ocho mil francos.
l ,A,,,1i.ua idom fl f!ruB.a niitt el em
perador de China al dedituir al virrey
Li arg-chnng de Corea, obedeció a in
H iencias de algunos miembros de la fa
milia mío lu si,n hns titas, ñor haberse
esta dividido en simpatías entre Jspón
y China.
AsfgiKase que Ferá repuesto por
juzgársele el t'nico capaz de sostener
una guerra y salvar las consecuencias
de la crisis presente. Le apoya el Di
. r, i i t ni .
rector de Adusna del imperio vuno,
Sir Roberte Hart.
- Ha ocurrido un nuevo combate en
Yah sang en el cual los japoneses ob
tuvieron la victoria decisiva.
A DIESTRO Y SINIESTRO
Dos líneas de un anónimo que llega
hoy mismo, procedente de ban Juan.
" Por un vspor llegado' últimamente
con cargamento de carbón, vinieron
quinientos mil duros mejicanos
i vinieron y pasaron ; pero noy
no se habla de otra cosa en la Capital
el medio millonc jo es el tema de la se
mana
Ya ven ustedes. Un anónimo!
No
es posible darle eré lito.
Pero si las gentes eñ verdad se ocu
pan de la entrada clandestina de esos
soles,
Si ya antes la prensa habló de con
trabandos colosales y de enormísimos
negojios.
Si hasta en Madrid repercutió el eco
de aquellas murmuraciones ydeaque
Has dudas, el anónimo puede acertar.
Pero no : ahí esta el fuco, el amo es
pañol, tan honrado, tan puro, tan pro
bo. Ahí están las altas autoiida les que
no entrarán nunca en increib es benevo
lencias.
No debí ser cierto el matute.
Porque fuera infame, vil
y desvergonzada acción,
lo de Iqs quinientos mil
enlos sacos de carbón.
Desde Arroyo y desds Añasco nos
dicen que algunos comerciantes venden
á dos ochauos las caj ts de fó -foros que
selo les cuestan su precio corriente : es
decir, diez reales gruesa
No se nos envían los nombres de estos
judíos pero se nos enviarán para que
aparezcan aquí con letras grandes sean
quienes fueren, los enemigos del pue
blo.
Pues qué. Cuando la fábrica mis
ma retrocede ; cuando en la Capital,
en Maysgü-z, en Ponce y en casi tods
las localidades, el comercio se une á la
prensa en sus campe ñas contra el mo
nopolio i va á permitirse que unos po
eos egoístas continúan duplicando e
precio de los f ó-foros !
jNo duele á esos señores la desgracia
de este país en que están labrando su
fortuna T
J Quieren convertirse en verdugos de
nu-stro bienestar T
Bien: adelante, que no hemos de per
mitir los otros, los rxplotados, tal exce
so de adquisivldad.
Las corrientes de la opinión están
bien determinadas.
Y i ay de los que desafíen la fuerza
arrolladora dl nienoi-precio y del odio
popu ar !
No encuentran ningún apoyo
y van á II-var un chasco,
los agiotistas de Añasco
y los avaros de Arroyo.
Un restaurant de la Capital, en e
Menú del día 10 que pub ican los prió
Eso es bueno para un mocoso como tú
pero yo
Ande usted, fuiueusled un. igarrillo aho
ra: luego le ofreceré un buen puro.
Hombre, y es verdad exclamó el co
mandante con tono alegre; i tu traes dinero
yué dinero? dijo Roberto cuya sangre
quedó helada.
Pues te vov á decir: le he escrito á tu ma
dre, confesándole que la quiebra del señor Mar
sebert me dejaba sin un cuarto. . . Ya compren
des. entre hermano y hermana puede uno do
oír esas cosas. ...
)Y qué le hacoritestado mi madre?
Que para darte lo necesario habían hecho
ellos sacrificios, v que la recolección no se pre
sentaba bien; eu una palabra, que tan apurada
estaba como yo. Pero añade: "Roberto vuel
ve alaría con cinenanta mil f'ra"cos cobrados
en Venecia, los cuales ha de invci tiren nego
cios: su padre lo autoriza a descontar lo ucee
sario para ayudarte en este momento." Eso es,
hijo mió, lo que tu madre me ha escrito. Pues
bien, lo menos será preciso un billete de mil
francos para pagar los alquileres de esta pobre
gente, los gastes ocasionados por la enferme
dad.... ; Ah, los Loudon !
Te digo que me conmueve ver eso.
Lo comprendo, tio. Solo que no puedo dar
le un céntimo,pues me vuelvo á Paris con vein
tidós francos.
i Has gastado lo demás? exclamó el co
mandante sallando sobre su butaca.
Ni un céntimo he cobrado de esos cincuen
ta mil francas.
No comprendo,
Escuche usted, lio: pero antes déme su
palabra de que lo (pie voy lí referirle no sea
conocían ue nadie.
Habla.
- Pues bien, mi padre me había dado dos va
lore; uo obre Ycneeia y otro sobre Bueno
dicos, anuncia, e. tre otras cosas, pot
teles á la ponceña
Y en efecto ese plato no anda muy
de moda en la ciudad dl sur.
Las meiores fábricas de pa-peles co
onialesresiden.no solo en San Juan.
donde se confeccionan magníficos sino
en Madrid, desde donde nos llegin su
culentoí y calentitos.
Ya se conoce la marca, x logra un
to cióJito, que no noa sorprenderá que
por ciertos pasteles se hubieran pagadr
veinte, cuarenta ó cien mil duros.
Hay cada dia gentes más excéntricas
en Puerto-Rico, y por uo pastel en to
da regla son capices de vaciar la omisa,
con la sana intención de llenarla de nue
vo trabajando jiro domo sua
liia ronce no se ubncan. pasteles :
se fabrican cuhitcs tí la Conyn're ij bom
bas Omni.
Y se prepara todo un sistema de ame'
tramadoras democráticas, que nosotros
nos encargaremos de eufilar, con nues
tra puntería de artilleros que no tienen
canas aún ; pro que tienen buen ojo y
buen pulso.
No quedarán muy satisfechos loi de
os pasteles clásicos.
Pui que será preciso que los coman
mezclados con ca-cos de metralla.
Y pueden indigestarles-
NOTICIAS DE CUBA ,
Habana, 20 de Julio A bordo del
nuevo vapor " María "Herrera" salió
esta tard- pira Puerto P.íocipe el ge
neral de división don Luis Ardenus,
segundo Cabo de la Capitauía General
Idem, ídem ídem Los periódicos de
la tarde se ocupan, aunque muy lige
ramente, de los rumores oue circularon
esta mañana aob-e un desembarco fili
bustero en las costas de-Puorto Prín
cipe.
" La L ich " dice que el mov'miento
del Camgü-y es una manifestación del
incremento que hatomade allí el ban
dolerismo, y que la aparición de esta
partida de bandoleros es lo que causa el
inesperado viaje de Ardeiius.
"La Discusión" dice que el anti
guo cabicilla Mdximo Gróm' z se ha le
vantado con una partida en la juri dic
ción de Puerto Piíncipe
" El Diario" des niente' las noticias
alarmantes del Camagüey, aseguran
do que Máximo Gómez reside actual
mente en Montecristi.
Habana, 23 do Ju'jp. La reciente
alarma del Caruagü-y la causa el inore
mentó que ha tomado allí el bindole
rismo
El general Arderin9 reunió en su
despacho ( los principales hacendados,
y a los i 'tes de íona del Camagüoy pa
ra combinar un p'an de buida eficaz al
bandolerismo.
Ademas quedó acordado pregonar las
cabéis de los bjmdido', ofreciendo 8
mil pisos por a di Mirabal y otra tan
tidal ieua' si fuese noensaris rara cada
uno de la partida. 'E tas cantidades
erán pagadas de por mitad entre los
hacendados y el Gobierno
Idem idem El general Gco, go
beruador militar de Puerto Príncipe,
ofrece SOO p-sos por la confidencia
que le produzca el encuentro con los
bandidos.
TRAS UN SECUESTRO
. UNA MULTA
Sin sorpresa, porque rn días de lucha
y de acción paia un pueblo no nos sor
prenden las ir?s del poder que le opri
me, p cibimos ayer ' tarde el siguiente
telegrama:
'Capital, Agosto 12, 3 20 tarde.
Democracia, ronce.
Muliada gubernativamente La Co
rrespondeno'a con sesenta y dos peses
cincuenta centavos pago inmediato.
Esto dispuesto por alcalde por suelto
nuesti o, edición anteayer, dando cuena
secuestro La Demoeracia
lUsase imposición multa párrafo se
gundo, artículo 584 libro tercero, Có
oigo Península, hecho extensivo Ul
tramar. Correspondencia."
11 querido compañera tiene, idemís
de nuestra simpatía, nuestra gratitud
La Democracia no rep-oduc-el suelto,
que es vibrante y acerado como una
saeta, poique snfa temerario pasar bajo
las horcas caudinas sin necesidad nin
Aire.-. Dichos valores fueron entregados por
mi al señor Marsebert.
Y los lian robado í
Sí, como lo demás.
; Poro, hijo mío, liace dos meses de eso
.Vo tenías sino hacer oposición al pago ! Kl
simple sentido común
Permítame, tío dijo Roberto con tono que
impresionó vivamente al antiguo militar si no
h formado oposición contra el pago do esas
letras, es que he creído no deber hacerla, (ue
ni conocer el ó los ladrones. Si yo hubiese
formado oposición, ellos lo habrían sabido. Sin
duda me las tengo con gente de primera, y pre
Herirían destruir los valores, á exponerse á que
los echasen el guante; era, pues, preciso dejar
les creer (pie el tal dinero pertenecía realmeute
al señor Marsebert, y que podían cobrarle con
toda seguridad. Y sin una circunstancia im
posible de prever, hoy sabría yo quiénes son
esos ladrones y les habría impedido cobrar mi
dinero en cnecia. Pero quizas sea mejor asi.
liste primer éxito va & envalentonarles y se
presentarán con toda confianza á coger más
dinero en Buenas Aires. Y en Buenos Aires
lo aseguro á usted que no se me han de esca
par...'. 1 De modo que cuántas gestiones practisas
Qosde hace algún tiempo, es para echar el guan
te á los ladrones ? j Y tienes esperanza 1
Mucha ahora dijo Roberto; casi la cer
tidumbre de conseguir mis linca. Claro es que
mis padres ignoran todo eso .....
Y siempre lo han de ignorar Hasia.
Pero eso complica mucho la situación de lo
Loudon Pobre Elena !
1 A qué hora, sale de su taller 1
- -A las siete. Vas á ir i verla ?
Si, quiero verla antes da que entre aquí,
i Cuál es el niímero de la casa ?
- l'ua (endecha, en lacalle del Cuatro de
Septiembre, número 34.
Bajaron juntos y Roberto obligó li su tio á
guna, ya que La Correspondencia va i
todas partes y en todas partes se busca
con afán y se lé con fruición.
Entendemos que al diario cam'talcflo
no Jtbe permitírsete el sacrificio de ta
tUfacer esa multa, contra la cual ni aún '
es útil que establezca la alzada, porq ie
al'á arriba, donde Júpiter relampaguea '
y truena, no ha de alcanzar fivor ni
justicia.
Viene á confirmar nuestra ODÍniónes.
te otro despacho :- ",
" Capital. Agosto 13 : iT 40 m.
Democracia -Poncé.
Suelto dando cuenta denuncia Demo. ,
CRACÍA artículo magistral El Abordaje, ; '
cuesta á La Correspondencia sísentidoi y
medio pesos multa, notificada hoy. ; -
Dispuesto Cataño pagar multa, Cm
Castro "
Ahí está la tuerza del pueblo, superior -
mil veces á la fuerza del gobierno.
Contra la arbitrariedad, la protesta
elocuente y digna de los hechos. , Si.lá"
prensa, perseguida, ha menester apoyo .
mora', de qué modo más noble pueda
alzarse que hallándolo en la opinión,
única soberana de nuestro siglo t
El monopolio, llámese fabricación de
fósforos, llámese fabricación de petróleo, ' '
caerá para siempre bajólos golpes de es- .
ta catapulta que se llama la verdad.
üji senumienio puuucu es unánime ;
todos, conservadores, autonomistas é in-
diferentes, condenan, no sólo á los in- ,'
dustriales que quieren medrar con es- '
1 ándalo á costa del pais, sino á la pren-
sa oficiosa, que guarda un silencio estul- ' . .
to, y al gobierno, que después de san- ' " ;
cionar esos negocios estupendos, quüa , ,
por ignorancia no los reprime y los'
coarta en el instante en que se le ponen '.' -',
de manifiesto. . i
Si es preciso sucumbir, sucumbiremos
j intos los que no nos conformamos con - -
el servilismo económi.o á que se nos
constriñe ; pero será porque las autori- '
dades, inaugurando una era de represiól " , '
sin disculpa, hagan causa común con ev '
to condottieri de la industria, capaces de ' - v
llegar al monopolio de U luz que aquí
se enciende y del aire que aquí s ; respira.
Este pedazo de patrn merece respe- - -
to : y lo tendrá mientras vivan y alien
ten periódicos viriles y ciudadanas alti
vos y generosos.
No se doma á la prensa con multas -
y secuestros. Cuanto más combatida,
más fuerte y más bizarra E ícarnaido las - '
ideas que fl tan en el ambiente social,
condénsalas en sus apretadísimas co- - '' '
lumnas levántalas á las más enhiestas ;
cumbres, y por encima' de las potesta- v-,
des humanas se yergue, llevando en su 'in
diestra los símbolos de la probidad y de ; ,
la honradez "
Lo que de ahí s? aparta no es prensa:
serán periódicos más ó menos venales y
acomodaticio?; mas no representan" á un .
país que jamás transigió con infundios1 .
y amasijos cuyo fermento á primera
vista se .descubre. 1 "íu.
La Democracia saluda á la Com " ' 1
pondencta. Gustan ambas el amargo '
acíbar, ambas dispuestas' á apurar Us - ' ''
heces, si lo piden el nombre y el intciés V'V
del país. . ' f ,
Todos K s C&arrs de todas las forta s
lezas no valen lo que vale una sandalia
de ffta emperatriz délos tiempos pre -'V
senteM a publicidad. . . f
LITERATURA
LA SOCIEDAD DE LOS LOCOS
Una mañana estaba Júpiter íam-toJo
un cigarro y contemplando la tierra -desde
una ventana del cielo. Excusa- '
do es decir que no le gustaba gran cofa"
lo que veí ; en el Mundo, todo iba de
mal en peor. ,
- Veo - exclamó por finque tendré V
que e(hr de nuevo al horno ese globo "
decrépito que no es siquiera divertido, '
Lo siento por los animales que en él ,
hay. Los castores, las hormigas, t Us " "
abej-is trabajan y viven admirablemente;,
pe o los hombres son de lo mte malo ys'
más estúpido q le he podido inventar; '
su sociedad es un panal en que sóle la
bran veneno amargo.
En este nnomento un criado le llamó:
S-ftotit. !
Holrt! Traes el ihrcolate -espon-dió
Júpi'er sin volverse, bien, déjale
ahí sobre la mes.
aceptar una docena dojiuros buenos, y ya o
oomandauto, alegrado ni pensar que digeriría
mejor fumaudo, se dirigió hacia la cervecería -de
la sefiora Plumas. ' ' t
Fué Roberto á la calle dol Cuatro do Sep.-s
tiembre y se colocó á una pequeña distancia del
número 28. Casi enseguida sintió una violen- '
ta omoción viendo dos jóvenes pasearse delatrt
de la tienda en douide trabajaba Klena. Aquu-i '
líos dos jóvenes eran Jorge y Voux.idon.'.,
Ocultóse Roberto detrás del ángulo da una ca- ",
lie. queriendo observar lo que ib á suceder. ,
Salió Elena un poco después de las siete.
Audaba con prsa tardo, cansado; su hormuso
rostro estaba pálido, y shs ojos rodeados de un
circulo negro. : -.
. Pobreoita ! murmuró ;Roberto trabaja '
durante todo el dia, después de haber vela
do durante toda la noche.
En cuanto llegó á la calle. Jorfe v Vonrá
doux se acercaron á ella. La saludaron con
toda la apariencia del respeto, y trataron de
hablarle & la joven. También Roberto habla
andado y pudo oir á Elena, que decía con fir
meza : .
No, señores, gracias: no necesito á nadie
para acompañarme.
Hizo Roaerto 1111 movimiento do cólea v es
tuvo A punto de echarse sobre los jóvenes, abo-
leieauuoies.
De sobra comprendía esas trazas de km1iu'.
tor vulgar que había descendido Jorir Mc
sebert. Pero para mié crear una nueva mim-
plicación, Para qué buscar un duelo inútil
que le imposibilitaría, si resultaba llorido, obrar
en el momento preciso en que u abnegación
era tan necesaria á cuantos él queriaí
En la primera callo que se proscutó, dejaron
Jorge y Vonadoiix de seguir Elena, para vol
ner al boulevard. , ,
Todas las noches estaban allí esperándola ;
i veces venia solo Jorge creyendo que la joTSa
acabari por ceder.

xml | txt