OCR Interpretation


La democracia. (Ponce, P.R.) 1890-1948, May 11, 1897, Image 2

Image and text provided by University of Puerto Rico, Río Piedras Campus, Library System

Persistent link: https://chroniclingamerica.loc.gov/lccn/sn90070270/1897-05-11/ed-1/seq-2/

What is OCR?


Thumbnail for 2

La Democracia
1 "v.-
LA DEMOCRACIA
Ponce, 11 de Mayo de 1897
Al hablar de las elecciones munici
pales efectuadas anteayer en esta ciu
dad, omitimos un detalle de suma im
portancia, que da mayor relieve á nues
tra victoria.
Dijimos que los liberales habían sa
cado triunfantes nueve candidatos, y
los conservadores siete; pero callamos
aue nuestros adversarios habían presen
tado una candidatura formada por doce
nombres, mientras que la proclamada
1 v
por nosotros constaba ue aiez.
Nótese bien, á un solo candidato libe
ral, á uno nada más, le fué contraria la
suerte en las urnas.
En cambio cinco conservadores aspi
rantes a concejales han sido derrotados,
con la circustancia, muy digna de te
nerse en cuenta para avalorar el méri
to de esta lucha, de que todos ellos son
personas muy bien significadas en Pon-
ce, y de notorio prestigio político en el
seno del grupo conservador.
Según los datos que recoj irnos en los
cincos colegios constituidos, resulta
ron electos por el partido liberal :
Don José Serra 91
Ledo. Rafael Sánchez Montalvo..75
Luis Gauthier 71
Ulises García 65
Carlos Feliz Chardón G2
Vicente Pérez 60
Félix Jorge 56
Adolfo Lespier 50
Luis Porrata Doria .48
y por el partido conservador :
Don Félix Saurí 70
Miguel Mayol 70
Miguel Burguest 65
Narciso Manescau 5
Servando Pico.. 52
Jaime Pagés 48
Arturo Subiñá 43
Debemos consignar que se retrajo un
número no pequeño de liberales; unos
por apatía, y otros, en la plena seguri
dad del buen éxito, por creer que sns
votos no hacían falta.
No obstante, ya se ha visto el resul
tado. lie ahí nuestro triunfo.
La actividad, la energía, el entusias
mo demostrados el domingo último por
los liberales ponceSos, traen á nuestra
memoria las peripecias y episodios de
las batallas electorales de otros tiempos,
donde se manifestaba de un modo elo
cuentísimo el espíritu público de este
país.
Anteayer no pocos hombres abando
naron un prolongado retraimiento.
Otros, coBeeidos uasca'aíiora como indi
ferentes, rivalizaban en celo y ardor
con los que ya de antiguo se vienen
distinguiendo en estas guerras pacífi
cas, tan gratas á los buenos ciudadanos.
Muchos jóvenes entusiastas nos presta
ban decidida cooperación, trayendo
electores á los colegios,
Las noticias recibidas de la isla no
pueden ser mas lisonjeras para el par
tido liberal, como puede verse por el
cómputo y por los telegramas que ve
nimos publicando.
liemos visto una aurora, un renaci
miento, un despertar en todo el país;
hemos visto nuestro Ponce, . al Ponce
de otras épocas, al Ponce de la tradi
ción brillante, renovando viejos laure
les. Dígase ahora, en vista de esto, que la
evolución realizada por el partido au
tonomista ha sido nefasta para el país,
y se incurrirá en una solemne in
justicia; dígase que es de una influen
cia narcotizante para las manifestacio
nes de la idea liberal, que germina y
palpita en todos los corazones puerto-!
rriqueños, y se expresará el más grande
de los despropósitos; dígase, por último, I
que nuestro partido carece de fuerzas, I
que bc mueve sin el aplauso de la sim- j
ratííi nnmilíiTv v f nptrará. á, sabiendas. '
t l i i j ' '
una verdad tan clara y evidente como
la luz meridiana.
Nó. Precisa proclamar, bien alto y
bien claro, que la evolución ha venide
á reanimar la llama de nuestra fé, har
to tiempo dormida bajo las yertas ce
nizas del desengaño; que á su sombra
reviven las esperanzas y se multiplican
las energías; que así en el orden moral,
como en el orden político; es generado
ra de grandes bienes, de bienes fecun
dos para nuestro pueblo.
LO QUE D1CEJELSR. ABRIL
A ínntinnaíión insertamos los si
guientes extremos de una crónica de D
Mariano Abril, que recibimos á última
hora, después de publicar nuestro suel
to editorial Esperetnos, á propósito de
la carta del señor iaioas.
Como se verá, las afirmaciones de
señor Balbás están en pugna con las de
señor Abril, ante el solemne tribunal d
la oDinión pública.
Nosotros aguardamos á que el señor
Abril conozca la versión del señor rai-
bás, ratificándonos punto por punto en
.... i -i. i
cuanto dijimos en el suelto a que ne
mos hecho mención.
Habla el señor Abril.
Como no hay otros asuntos de inte
rés que relatar, voy a ocuparme de un
hecho que atañe á don Vicente Balbá
y al que esto escribe.
A raiz de mi prisión en Madrid dijo
se con bastante insistencia, tanto en Ma
drid como en Puerto-Rico, que el señor
Balbás no era extraño a aquella prisión
Aunaue el señor Balbás en las cues
tiones surgidas anteriormente conmigo
no se ha portado correctamente, resis
tíame á creerle capaz 'de semejante ba
jeza, mucho más no teniendo pruebas
materiales que lo lustineasen.
Hade unos días tuve una entrevista
con dicho señor, v después de negar ca
tegóricamente haber influido directa ni
indirectamente en mi prisión, pregunto-
me si era cierto que yo naoia aicno en
la prensa de Puerto-Rico que él había
sido quien me denunció á las autorida
des, v como mal podía decir yo tal cosa
nnrppipnílfidp nrnp.bas nara ello, asi se
lo manifesté. JJijome si no tenia yo
inconveniente en declararlo noblemente
por escrito, y al efecto le dirigí la car-
a aue a continuación inserto.
Hasro esta aclaración, porque podría
haber maliciosos que interpretasen ue
distinto modo lo que sólo es por mí
parte un acto expontáneo. No teniendo
yo pruebas en contrario, mal podía
acusar publicamente a ese señor, por el
solo hecho de ser mi enemigo.
F.l spfínr Balbás no solo rechaza la
participación en el hecho, si que tam
bién la más leve sospecha que contra-él
pudiera lanzarse. Si esa manifestación
4
o fuese sincera, v no hav razón para
dudar de ella, que le juzguen su con
ciencia v la? perdonas-G-tte'hávan ínter-
t ' M M mi
venido en ese asunto.
La carta dirigida por mí á dicho se
ñor dice:
Sr. don Vicente Balbás.
Muy señor mío: Contestando á la
pregunta que usted me hace de si he
publicado ó dicho en la prensa de Pto.
Rico aue mi prisión verificada m Ma
drid obedeciera á denuncia formulada
por usted, debo manifestarle que no he
dicho tal cosa en ninguna forma, por
one no lo he creído.
Y como esta es la verdad, no tengo
inconveniente en manilestarselo asi.
Madrid, Abril 11 de 1897. B. S.
M., Mariano Abril.
MARIA ico ABRIL.
PERFIL DEL DIA
, . . " -
Vergne de la Concha
Pese á los recursos á que acude la
prensa conservadora con el propósito
de contener la desbandada, que se
aproxima, y que es inevitable, vienen á
nosotros, y Ies recibimos con profunda
alegría, elementos de fuerza en el par-
tido que hasta noy se llamo incondicio
nal y que, de hoy en adelante, 6 morirá
á plazo fijo, ó seguirá otros rumbos en
el seno de la política española.
En esta sección saludábamos hace
poco, y presentábamos al país liberal,
á los señores Maldonado y Díaz Fon
seca; luego anunciábamos el ingreso de
los señores Núñez, Olivieri y Gómez
Curto en nuestras filas; ahora inserta
mos la dignísima carta que dirige á
nuestro jefe el señor don Pedro Vergne
de la Concha, secretario municipal de
la Ceiba.
Vergne es un joven probo, inteligen
te, leal, lleno de fé en los ideales de
mocráticos, entusiasta por la patria,
sobre todo, y entusiasta así mismo por
la libertad. La libertad y la patria
constituyen el mote de nuestro credo;
la divisa de nuestra falanjes; el objeti
vo de nuestras luchas, y entre nosotros
se encuentran a sus anchas los que las
aman y las defienden, consagrándoles
su vida entera.
Léanse sus líneas, que escribe una
diestra honrada y firme, y se verá que
tras la grave franqueza del estilo, hay
un hombre que piensa; que no se avie
ne á que le guíen despóticamente; que
se emancipa de las viejas tradiciones y
busca horizontes infinitos, en el único
campo donde existen: en el campo de
la moderna democracia.
Ceiba, Mayo 3 de 1897.
Sr. don Luis Muñoz Rivera, Ponce.
Muy señor mío y distinguido amigo:
Hace diez años que, jóven y entusiasta,
entré á militar en el partido incondi
cional. Me impulsó á ello un sentimiento de
patriotismo, porque ha sido, es y será
siempre el amor á mi querida España,
el primero y más grande de los afectos
de mi alma, y rindiendo culto á él, ló
gico era que al entrar en la política, me
afiliara al partido que en mi sentir tenía
como principal objetivo su adhesión in
condicional á la patria.
Mis convicciones ardorosas por la li
bertad bien entendida, han creado " en
mí una profunda vocación por las glo
riosas conquistas de la moderna de
mocracia, y liberal español, me siento
atraido por los nobles rumbos del par
tido que usted dignamente dirige, pro
longación hoy del liberal peninsular
que preside el eminente estadista señor
Sagasta.
En tal virtud, mis sentimientos me
impulsan en la actualidad á acojerme á
ese partido, y en él desde hoy, ofre
ciéndole mi humildísimo concurso, por
que veo en su programa la síntesis de
mis ideales que son el triunfo de la li
bertad, en los procedimientos colonia
les, afianzada por el amor a la patria
española, única que puede hacer feliz á
esta provincia leal.
Al despedirme de mis antiguos corre
ligionarios, jn.0- puedo expresar sino fra
ses que engendra mi gratitud, y, si de
hoy en adelante han de ser mis leales
adversarios, nunca, jamás, serán conside
rados por mí como enemigos.
Quede mi hueco cerrado sin odios, en
las filas que dejo.
La idea de amor a la libertad que se
yergueen mi conciencia, -me empuja, con
poderoso impulso, á ocupar un puesto
en las filas del partido liberal puerto
rriqueño.
De usted con distinguida considera
ción, me suscribo su correligionario y
atento amigo Q. S. M. B.,
Pedro Vergne de la Concha.
Así hablan los espíritus independien
tes, que no rinden parias al mezquino
lucro ni a la torpe conveniencia perso
nal, que tantos cerebros nubla y tantos
caracteres pervierte.
Vergne de la Concha ya antes lo
decimos es secretario de un munici
pio. . Pero antes que su empleo pone
su rectitud, que le impide servir a unos
principios en los cuales no puede creer
hoy de igual manera que creyó en días
aun muy próximos.
No caerá, porque la teiba es un pue
blo liberal, porque en Puerto Kico
manda un Gobernador cuya hidalguía
es grande y cuya integridad no sufre
tachas; pero, de cualquier modo, la
conducta de ese joven, á quien con or-
- - n 4- !lrt
crniio acordemos en nuestro tixtv,
o ---o .
merece los mas ardientes plácemes.
No siempre saltan á la arena de los
públicos empeños patriotas de tal fi
bra; no es cosa común hallar personali
dades que, mirando á las alturas en
que brilla el orden, propongan su inte
rés en aras de su convicción.
Nosotros saludamos con cariño al
combatiente varonil que se nos une;
que llega á comulgar con nosotros en
la iglesia democrática; que nos trae sus
esfuerzos, sus energías, sus entusias
mos, y que tiene derecho al sitio de ho
nor que se le brinda, al abrazo cordia
lísimo en que se le estrecha, y á la sin
cera confraternidad con que nos place
partir con él nuestras victorias y nues
tros desastres, nuestras tristezas y
nuestros regocijos, en el hogar augusto
de la familia liberal española.
A DIESTRO Y SINIESTRO
Pasado el hervor irreflexivo de la lu
cha, el señor Gaztambide recibió nu
merosos plácemes por su correcto pro
ceder y el gran tino y la actividad que
desplegara en tan difíciles momentos.
Ya con frase persuasiva aplacaba el
ardor bélico que se apoderó de un oficial
de voluntarios; ya tranquilizaba Jos ner
vios exasperados y tirantes del jefe de
la disidencia quien creyó que le habían
catequizado un elector; ya predicaba á
los suyos la prudencia más exquisita
ante las provocaciones y los desmanes
de que eran objeto por parte de los que
pretendían echarlo todo á barato.
Por fin, la atmósfera harto caldeada,
fué resfrescando, y al procederse al es
crutinio túvose conocimiento del resul
tado siguiente:
Candidatos liberales 9.
Conservadores 3.
Disidentes 3.
En la candidatura coservadora apa
reció electo concejal don Manuel Ro
dríguez Soto.
A raiz del escrutinio general se for
mulará la ennsioruiente protesta de es.-i
Una de las poblaciones donde la lu-Lw-ivn ph contra de lev.
cha electoral ha sido más reñida, y don- Mañana insertaremos la reseña de
de el triunfo de nuestro partido ha sido log votog qUC obtuvo, los cuales prue-
más completo y satisfactorio, es sin ban de raanera palmaria, las grandes
disputa Sabana Grande. simpatías de que goza dicho señor en
Desde la víspera de las elecciones se saDana Grande,
notaba cierta pesadez en la atmósfera, En resúmen: aun cuando allí tuvi-
no faltando algunos profetas de menor moa mifi i,1(,har contra los disidentes v
cuantía que se complacieran en hacer i oa conservadores hemos alcanzado un
vaticinios lúgubres. triunfo brillantísimo, que ha de cons-
Hablábase, con cierto misterio, cíe t;tn;r im timbre de srloria Dará el
gofetás, de jinquetazos, jmilaladas, ti- Comité liberal de aquella población y
ros y otras amenidades parecidas, capa- en eSpeciai para su digno presidente, á
ees de ponerle los pelos de punta al cuya discreción, tino y energía se ha
elector más despreocupado y flemático. deoid0 que no se perturbara el orden
1.08 QlSiaenies V ios cuiisei vauuie innn ftnn'ftaos no rlentes.
trabaiaban de acuerdo: v durante toda
j - mt
la noche estuvieron de conferencias y
cabildeos los conspicuos directores de
la campaña.
Aparecióla aurora de domingo sin
que la atmósfera se hubiese despejado
del todo.
Duraban aún los barruntos de tem
poral.
Esperamos más detalles.
DON PEDRO ADFFálT
Hablando de las elecciones véase lo
aue, acerca de este apreciable correli-
El digno presidente del Comité libe-1 gionario, dice nuestro estimado colega
ral, que usa siempre Dasion, apareció ja Kevista JlercantiU con cuvos aser
. - I
sin él en la calle, con el animo sereno y tos estamos conformes
tranquilo, recorriendo los puntos don
de debían constituirse los Colegios. I En esta ocasión algunos liberales co-
La esfervesencia era mucha; pasea-1 metieron actos de censurable índisci-
banse por las calles de la población, I plina. Esta dio por resultado perderse
con aires de perdonavidas, algunos va- M 18 votos que nos habrían dado dos
lientes de oficio, traidos exprofeso de I candidatos más, y la derrota de nuestro
jurisdicciones extrañas, sin duda para I distinguido amigo don Pedro Aunant.
mantener el órden. I Afortunadamente la suerte de este
Hacíanse cada vez más persistentes I entusiasta y consecuente liberal resulta
los rumores de que habría la mar y mo- uu triunfo moral esplendido
rena; y á más de un ciudadano pacífico I Cuando se trató de modificar la can
parecíale sentir ya sobre sus espaldas J didatiin fuej--Rffñiér
la suave caricia de los garrotea. guíia clase de excitación puso su puesto
Por fiit-néroñse' los Colecios; á I á disposición del comité, manifestando
los docos minutos el señor Presidente que nabia aceptado por painousmo,
del Comité liberal se presentó al alcalde pero con grave perjuicio personal, pues
manifestándole nue, según noticias que no le alcanzaba materialmente el tiem-
acababa de trasmitirle el Vice-presiden- po para sus negocios y los deberes que
te del Comité, el jefe de la disidencia re- le imponían el formar parte de varias
corría las calles en aotitud amenazadora, sociedades, corporaciones y organismos
acompañado de erran número de indi-1 sociales.
víduos que pretendían arrancarle á viva I Decimos que la derrota de Auffant
f uerza á los electores liberales que se I resulta un tnunto moral, porque na-
hnllnbnn pn sn nasa, disnueptos á acudir I biendo sido ellos clon r'edro, don
á las urnas. I Eugenio, don iLvangelio y don Domin
El señor Gaztambide, añadió, que le g de los qe más trabajaron perso-
ponía de manii
por el Jefe de
Le Fígaro, que no puede ser tildado
de jacobino, ha despedido á los señores
diputados con unas frases que merecen
recordarse :
I Cada dia pierde la Cámara algo de
su autoridad, y cada día se desacredita.
! Como autoridad moral y política está al
i mismo nivel de cualquier ayuntamiento
de provincia que discute las opiniones
pmitid.i pii nasa tlo tabernero. No tie-
ne energía, ni vitalidad, ni nada. Lo
mejor que pueden hacer los señores di
putados es largarse cuanto antes.
Aunque el Fígaro tiene razón, que sí
la tiene en los términos de su despedi
da á los diputados que disfrutan las va
caciones de Pascuas no deja de ser triste
que después de tanto trabajar por el ré
gimen parlamentario, fiando en él la
salvación del país, acabemos por acon
sejar á sus representantes que se vayau
noramala.
Y el caso no es para raénos. Dígan
me ustedes, los que hayan tenido tiem
po y paciencia para seguir los debates
déla Cámara, de qué sirven al país esas
peloteras de gentecilla avinagrada y
esos lloriqueos de Magdalena arrejen
tida. Duermen en tstndio reformas y pro
yectos de ley, cuya realización desea
vehementemente el pueblo jnigano', y
esta legislativa, como la anterior, se ha
dedicado á averiguar si fulano tomó
dejó de tomar un cheque.
Al susto de los panamistas de la Cá
mara va á seguir el susto de los juer
guistas del Senado; porque la actitud
de M. Berenger en asuntos de pública
moralidad ha excitado en los adversa
rios el deseo de depurar las costumbres
de los señores senadores, á muchos de
los cuales se acusa de asistir á café-conciertos
cuyo cierre piden en el Senado.
Y ya empieza á preguntase:
Qué hacía anoche el senador Men
gano rondando la entrada del Cabart í
tlnciel í
Es cierto que el senador X, que
ya no puede con su alma, tiene una
querida del café-concierto del CItat
van
fiesto la actitud adoptada uai,UCIlie esHas eiwclUHea y Pül
la disidencia, para que, lwluu " i'?"
autoridad del nueblo. a- papeletas, fácil les hubiera sido dar gran
LA fflüITOTA
Realización de MUEBLES
1 Oon8olade id. con tremol
1 mesa de Id. con id. "
1 Tocador con marmoles y espejo "
1 Lavamano con id. "
1 Guarda cernidas tela metálica 44
1 Gama matrimonio colchón albr. "
1 id. regular nueva id. id. '
1 Cuna grande con barandas
1 id. mediara con id.
1 id. de balanceo
S jarrones de plata
2 Rinconeras
Maquinas Odt y Dpte desde 1.50 á
1 Lampara
1 Guardasol
10
12
12
7
7
22
15
10
44 3
" 6
$ 14. 00
' 4 60
20 00
7.50
4.C0
ti
Hay además sillas; sil'cnes, butacas, loza
é infinidades de enseres de cecina y todo la
mas necesario & una casa por menos de la
mitad de en valor: Te do esto ee vende en la
"Equitativa," Plaza principal esquina villa.
3-6 ANGEL LOMO GARCÍA
MOLINO OE MOLER MAIZ
HARINA CRIOLLA
Se muele á precio módico de esa acredita
da haiina, moy conocida del público por en
especialidad, en la agencia de F. W. PRES
TON.
Abril 27 de 1S97. i td
SrCOLOCACION En la conoci
da fábrica de coches de don Julio M.
líernard, calle de la Villa, núra. 38,
oncontrarán colocación dos carpinteros
de coches que sean activos, que conoz
can con perfección su oficio y que ne
sean informales en el cumplimiento dr
ia deberes. Ponce, Abril 27 do 1379.
33
r.mnn nnmfira
rantizara el órden y evitase que pudie- húmero de sufragios á su candidatura;
ran ocurrir choques v conflictos desa- Pero hombres disciplinados, decididos
irra.fl ahí ps I liberales y arañados por dar buen cjem-
Respondióle el Alcalde que se dirigie- Plo entregaban íntegra las papeletas
ra al señor Juez municipal allí presente. 4UC renmau ue id. emiai.
A esto le replicó el señor Gaztam- SePa el señor Auffant que el Comité
bidé con energía que si este no escucha- 7 el partido están satisfechos de su co
ba sus indicaciones, en lo sucesivo se rrecta conducta y deploran la ínaiscipn-
fl í rio-i rí í rrr t o 1 1' r q f al r 1 o ri i o Arr I na de algunos correligionarios.
rrn rt n ion cao norm í í t f o AnToroníov
n.r, ovitr nnlníor.n A arrr- o J Bien, muy bien por el señor Auffant.
v atropellos Su conducta le haoe acreedor a las
Después suplicó al cabo de O. P. que mayores consideraciones por parte de
se colocara frente á la casa donde esta-1 ""co""
ba el Vice-presidente del comité liberal
con varios electores.
En dicha calle había aglomeradas
más de ochocientas cincuenta oersonas,
y gracias al tacto, á la previsión y á la
prudencia del señor Gaztambide, que
iba de un punto a otro recomendando
el orden y la calma, no hubo que la
mentar ningún tumulto, cuyas conse
cuencias hubieran sido desastrosas.
iba, arrastrando los piés, á las dos de
la madrugada?. . . .
Por fortuna, cuando se reanude la
legislatura, votaráse una ley transcen
dental: supresiói de espectáculos san
grientos restaurados de los crueft j us
gos de la época romana.
Todo por suprimir las corridas de to
ros, cuyos aficionados del Mediodía de
Francia argüían que de suprimir tal es
pectáculo era necesario suprimir tam
bién las peleas de perros y las riñas de
callos.
'"PeT?tTShTrrifrtífn TaTnas y las
otras, y todas en general, ha contestado
la comisión informadora.
Lo cual tiene muchísima gracia. Por
que si parece factible la supresión de
las corridas, no se sabe como se las
arreglará el gobierno para impedir que
peleen los perros v riñan los gallón
cuando les dé la gana.
A no ser que se imponga á los veci
nos la obligación de salir escapados de
sus casas, para separar á dos perros que
peleen o á dos gallos que riñan.
Como estamos tan sobrados de tiem
po para ganar la vida, es natural que
dediquemos algunas horas del día al
cuidado de las bestias más ó ménos do
mésticas.
t.liis BONAFOUX.
18 de Abril.
c IParís
á Ponce
La política descansa.
descansa de los políticos.
O el pueblo
LAS ELECCIONES DE YAUCO
Gran animación reinaba, desde mu
chos días antes de la elección, catre los
dos partidos políticos de esta localidad,
que aspiraban á llevar al Municipio el
mayor numero de sus adeptos.
Unidos contra el adversario común
el partido liberal y la fracción disidente
de los autonomistas, los incondicionales
tenían que luchar fuertemente para con
seguir el triunfo, y así lo hicieron, ape
lando á todos los medios posibles para
hacer retraer los liberales, único modo
de poder equiparar sus fuerzas con las
nuestras.
Once eran los candidatos pira con
cejales, y cada partido aspiraba á saotr
seis. Los incondicionales vieron su de-
AMBOSMUNDOS
CALLE MAYOR. ESQUINA A LA DEL COMERCIO
En este Establecimiento, montado según pnede desear el más exigente,
comparados cen Iop de u clase, hallarán loa señores ibcnados y el público en
genera, comidas bien sazonadas, limpieza exquisita, trato como de familia, y
lIti:JIOS MODERADOR
Ruega so sirvan probarlo para convencerse de la realidad sn dueño que
atentamente saluda al ilustrado pueblo 'onceno.
FRANCISCO SOLEY.
Ponce, Abril 22 de 1897. lim. alt.
PRESIDENCIA
OEL EXCMQ AYUNTAMIENTO DE LA CIUDAD
DE PONCE
AI PUBLICO
Un coche de dos asientos y tres sopandas,
forrado de t uta lo casi nuevo, con arneses
para caballos.
Un caballo de benita forma, cuatro afics
de edad y mucho trote.
Todo muy barato. Iu formar Don E. Ló
pez caea de pintamos. Plasa principal.
Marzs 6 de 18973 m d.
BUEN NEGOCIO
Se Tende la casa de manipostería de una
sola planta radicada en la Calle de la Salud
esquina A la del Comercio. Ebttnderse con
Juan Mayoral Barnéj.
Abrü 10 de 1897. lm. d.
LGDOl JOSE BATISTA
ABOGADO
tjtuado.
Abril 17 de 1B97.
Por acuerdo de dicha corporación se sa
can a su basta pública las maderas proce
dentes de la caseta que construyó el ayunta
miento eo la Plaza Principal con motivo de
las últimas fiestas patronales, ccnalateLtes
aquellas en
23 piezas.. 4x4 picblpén..4 metxoa de
largo.
10 cerdras 3 x ó y 4 x 4 picnipcn lü me
tros de largo.
5 piezas 5x5 pie hipea 4 metros de largo.
4 3x8 piohipén 4 metros de largo.
313x5 10
SE VENDE
muy barato; un coche de doi asientos que
esta en buen estado; nn caballo joven de
cha h- f a v resistencia.
una mesa escritorio de madera Filipina del 41 pedazos de tahia americana pmiaaa.
alcanfor. I Tablas americanas pino l.áOO piea.
nn .jamo de 20 luces con sus lamnaras del 13. Id plchipén 300 ii.
5
S
14
4x8
4x8
4x4
13
10
1 50
nn íüamo de 20 luces con sus lamparas de
iU y 16 bujías, quemadores, pan tallas, sopos-
te?. Voltmfetro, regulador etc etc con alam
bre suficiente ara hacer nna instalación
ce moleta.
Informar N. F.rnandez prolongación de la
calle atocha número 3.
Abrü 7 de 1897. lo( d
Una finca rústica en Jayuya, moy corta
distancia de polblado. con plantaciones d
café, plátanos, pastos y malezas, en buena
condiciones de cultiTo; casa naDitacion, pa
ra establecimiento de comercio, almacenes,
tahona, secadoras, glacis y dem recesarle
para la recolección del fruto, he reo par
pan y casas para trabajadores; ir do de but
ñas maderas del paíi y cobija de Marro
ranixado.
Para informes en el colmado Las Baleare
ó con D. Antonio Oastafier y Noguera.
Posea Abril 7 de 1897. 1 m
plchipén 300 ii.
Cuyas maderas han sido tasadas en $150
y Be hallan depositadas en el coral de la ca
sa habitación del eobrestacte municipal den
Juan N Rios para los que deseen ex minar-
Jas; y habiendo se Salado para el acto de re
mate en el despacho de esta alcaldía, las
tres de la tarde del dfa 15 de los corrientes,
se hace notorio para la coocurrencia de lid
tadores, a quienes se advierte que las prepo
siciones e Imán á la vz sin que se admita
nirguna que baje del precio d j tasación : si
endo de cuenta del rematUt el pago déla
publicación de ete anuncio, loe derechos da
los peritos tasadores y el reintegro del papel
del sello lt que ba dejado de narse en el
res pee tiro expedientf: debiendo el mismo
depositar en el acto el importe del remate y
recibir las maderas en el itio en que se en
cuentran. FfiDoo Myo 3 de 1897
4-4 El Alcalde, E0SIC3
L
Dispepsias - VINO do CHASSAINQ
-Y el senador Pcrencejo, adonde
i
V

xml | txt