OCR Interpretation


La democracia. (Ponce, P.R.) 1890-1948, May 30, 1901, Image 1

Image and text provided by University of Puerto Rico, Río Piedras Campus, Library System

Persistent link: https://chroniclingamerica.loc.gov/lccn/sn90070270/1901-05-30/ed-1/seq-1/

What is OCR?


Thumbnail for

DEMOCRACIA
.. rrrTTrrrTTTrrrr- 1
ENTERED AT THE POST-OFFICE AT CAGUAS, P, R, AS SECOND CLASS MATTER OCTOBER 25, 1,900
AÑO XI.
XI th. year.
OFICINAS : PARQUE CENTRAL.
Office Central Park.
Caguas, Jueves 30 de Mayo de 1901.
Published daily except Sunday,
SUSCRIPCION 60 cts. mensuales.
Monthly uuscription 60 cents.
PRECIO 2 cts.
Price 2 cents-
NUM. 2898.
Number 2898.
The paper with largest circulation inthe island
Este periódico es el de más circulación en la isla
"CUENTOS Y NARRACIONES
EL BACHILLER
Mauricio acababa de apearse del coche.
Su papá don Fulgencio, dofia Plora, su madre,
y Cupido, perrito faldero de la casa, espera
banl" en el umbral de la puerta.
Aquel df era de regocijo para la honrada
lamilla: Mauricio, según él decía, había obte
nido el título de líachiller, y con S113 anchos
pantalones á la moda, su entallada levita y su
elegante sombrero de copa, arrojábase lleno
de efusión en los cariñosos brazos de sus pa
dres. En la calle, multitud de gente se agru
paba alrededor del coche, y los amigos íntimos
de la casa, vestidos de rigurosa etiqueta, espe
jaban el momento oportuno de las felicita
ciones. Y en efecto; apenas el recién llegado había
subido las escaleras en compañía de sus padres
y del faldero, cuando todos aquellos señores,
flor y nata de la sociedad de X con
la sonrisa en los labios y el indispensable dis
curso en la memoria, tomaron por asalto la
morada del ya retirado pero caudaloso comer
ciante. Doña Flora, con las lágrimas en los ojos
besaba & su hijo, y don Fulgencio se acaricia
ba sus blancas patillas á la inglesa, con la sa
tisfacción propia de todo aquel que al fin vé
cumplidos sus más ardientes deseos.
En aquellos momentos, los felicitantes en
traban eu la sala.
Tomen ustedes asiento, señores dijo do
ño Flora, mientras que, dominada aún por la
emoción, hacía un pucherito con la boca.
Todos se inclinaron profundamente y obe
decieron: Señores: exclauió don Clotilde, pulpe
ro de la esquina del Sapo, levantándose. Lá
grimas áe placer despréndense de mis ojos, y
un nudo se me ha puesto en la garganta, sién
dome imposible el poder manifestar la satis
facción que siento en este día
Don Clotilde 1 gritóle un muchacho
desde la puerta. Dice Pablo, el dependiente,
que á cuanto es lo último que se puede dar el
tocino.
A real y medio, muchacho, i real y me
dio. y dlle que cuidado con darlo un
centavo ménos: que se pierde.
Después continuó ;
' Yo conocí Vhvchlto, (Clnwhlto era el apo
do familiar de .Icio) cuando estaba así. . . .
(señalando.) Jdí;,jtea nalgadas le pegué. Hoy
está hecho vo l mbre y debe saber mucho.
He dicho. '
Señores : De la misma manera que nos
otros recogemos el cosecho del maíz, así tam
bién este muchacho ha recogido el cosecho de
la ciencia. Le felicito á él y felicito á sus pa
dres, deseando que venga pronto de dotor á es
te pueblo.
Don Silvestre, propietario agrícola de la
localidad y síndico del Ayuntamiento, era el
el que así había hablado. Cuando dijo lo del
dotor, algunos de los circunstantes e sonrie
ron, porque sabían que don Silvestre estaba
disgustado con el Médico, á causa de haberle
éste cobrado cien pesos mejicanos por extírpa
le un tumor en mala parte.
Por el estilo y según sus alcances, cada i
cual dijo lo que pudo, y cuando todos hublo
ron concluido, Mauricio que en actitud de
hombre malcriado los había estado oyendo, se
arregló la corbata, tosió tres veces y echando
una mirada de Indiferencia á los circunstan '
La henajeja Caridad
El cólera morbo en Aranjuez, 1885
Espléndido Aranjuezl En tus verjeles
que con su luz benéfica el 8fil dura,
entre tus sauces-, mirtos y laureles
ensáñase epidemia asotedora.
Mientras la Ira del cielo no se ablanda,
i pesar del horror que el rrnl Inspira,
hay que acudir, porque el deber lo manda,
allí donde la muerte se respira.
Mas la mujer, caritativa y fuerte,
la primera se ofrece al sacrincio,
y en noble triunfo de piedad convierte
el tremendo y mortífero suplicio.
Con santa fuerza, emanación del cielo,
Indiferente á aplausos y esplendores,
para dar vida y derramar consuelo
tan sólo busca angustias y dolores.
Flores, perlas, esmaltes, pedrería,
jamás ornaron su gentil cabeza :
no cuadran con el goce y la alegría
su afán acerbo, su moral grandeza.
Como no tiembla ante el tumulto humano,
la paz no busca eu la quietud del yermo :
sabe que en bien del hombre, que es su hermano,
la llama Dios al lado del enfermo.
Ño vive para sí ; eanta heroína
corre al martirio, intrépida y serena ;
siempre constante en su misión divina,
dispuesta á dar su vida por la ajena.
No Ignora que en la e.stncla dolorosa
si es útil hoy, perecerá mañana;
nunca á esfera más alta y luminosa
llegó jamls la voluntad humana
En esta edad de ( rgullo y de egois-rao
quién le infunde tan puro y noble aliento?
Sublime abnegación, santo egoísmo,
prodigios son de amor y sentimiento.
El oro, los festines, la lisonj
en su conciencia firme do hacen mella:
su pobre condición de humilde monja
Juiga la más gloriosa y la más bella,
Aide de su piedad la llama pura
y en su fervor bendice su destino;
le dice Dics que la Inmortal ventura
al fin está del áspero camino.
Cnando, animosa, en tan sagrada empresa
con el martirio y coo la muerte lidia,
todos la contemplamos con sorpresa
y debemos mirarla con envidia,
Del contagio al rigor su vida acaba;
garle un dulce muerte el cielo quiso;
tes, sin levantarse siquiera del asiento, se ex
presó en estos términos :
Caballeros : No en balde dijo Horacio Fla
co á los Pisones : Humano cuylti cervicem pie
tor equinam La humana cabeza no sirve
para la iniquidad. . . .! Muta, Mitsai!. . . . Bu
ñus liona, límvm! ... gritaba Virgilio lleno
de santa Indignación Y yo ahora excla
mo como el poeta :
; Llorad hermanos
Todos en él pusisteis vuestras manos....!
Los circunstantes se llevaron las suyas al
rostro y prorrumpieron en descompasados la
mentos. ' Doña Flora era la más enternecida, y don
Fulgencia, siempre acariciándole las patillas
dijo con orgullo á su vecino :
- Y todavía se figura ese bruto de Silves
tre, que voy & meter en este arrabal á mi hijo,
después que sea médico ! No, don Escolás
tico (don Escolástico era 'Un ventorrillero
de la calle de la Yegua) mi hijo brillaba en
París ó en Londres.
En Londón I añadió uno de los cir
cunstantes, que había oído las últimas palabras
da don Fulgencio. En ese pueblo se fabrican
muy buenas galletitas.
Esto de Londón habiálo leído don Primiti
voque así se llamaba nuestro hombre en las
cajas de galletas que él detallaba en su esta
blecimiento, conocido con el pomposo nombre
de El Siglo XIX.
A la mesa, señores I á la mesa....!
exclamó doña Flora, radiante de alegría.
Palabras mágicas. NI que la señora hubie
se apretado el botón de un mecanismo eléctri
co. Todos se levautaron á aquella voz, como
Impulsados por un resorte, y fueron desfilando
hacia el comedor.
La dueña de la casa, cogida del brazo de
su hijo, precedió á los convidados. Doña Fio
ra sentíase en aquel momento más orgullos
que la madre de César.
El comedor estaba profusamente ilumina
do. La mesa, cubierta por un blanco mantel,
amenazaba hundirse bajo el montón inmenso
de copas, plata, cubiertos, fuentes, fruteras y
jarras que sobre sí tenía. Desde un principio
todas las miradas se fijaron con alegre expre
sión en una ancha batea colocada eu medio, y
en donde aparecía suavemente acostado, con
las patas doblados sobre el vientre, la boca
abierta y destilando grasa por su tostada piel,
un sabroso lechoncito, cuyo Incitante olor ale
graba á unos el cuerpo, á otros el alma y á to
dOB el apetito.
Pero tuvieron que aguardar í que circula
sen los platos reglamentarios, y tras la espesa
sopa donde cada fideo simulaba una viga, vino
la Indispensable gadlnga, la Indigesta posta, el
apretado relleno y por último el... .lechón.
Al llegar á este punto las'.lenguas callaron,
pero los ojos se dirigieron hácia la parte ó par
tes que en tales casos se apetecen. Mas don
Fulgencio no era hombre que se detuviese en
estasmenudenea9, y empuñando un afilado
cuchillo, lo alzó sobre el tostado animal, de
Igual modo que sobre la cabaza de Isaac alzá
ralo allá por los tiempos bíblicos el obediente
Abrahan.
M- González García.
dicha el rost-o sereno reflejaba
cual mística visión del paraíso.
B'jscaudo con honor altos blasones"
á todo ti héroe bélico se atreve,
la muerte arrostra en bélicas acciones
más de la gloria la ambición le mueve.
Ella es más grande: en su existir infausto
mis mnriest.o V sublime pk hii hilruvnn.fm
ni halla ni quiere humana recompensa.
Marqué
iés de Valinar.
Birrete cardinalicio
En la catedral de iUHImora, y oficiando
el Cardenal (ibbons, fué elevado Monseñor
Martinelll, delegado Papal de la Santa Sede
en los Estados Unidos, á la dignidad de Carde
nal Prfuclpe de la Iglesia.
La ceremonia fué suntuosa.
A DOS PEDJiO IiO.1IM.1CCE
tln abrazo por sus indicacacionestf direc
tor de La Frunce.
C3Tiene usted razón : que deje aquel perió
dico de exteriorizar sus banderías republica
nas ó que se prepare & cerrar sus oficinas.
Me consta que todos lns franceses de esta
costa simpatizan con Muñoz, porque ven en
Muñoz el sí nil de aquellos genios que lucha
ban á través de los Pirineos por la libertad
francesa.
Yo, oriundo francés y francés de corazón,
aconsejaría á todos los franceses que se borra
ran del periódico que está en pugna con los
grandes priuciplos democráticos que sustenta
la gran nación proclamada como el cerebro
del mundo.
Muñoz Rivera es en Puerto Rico lo que fué
Demósteóes en Atenas y Espartaco en Roma,
y el que siendo ciudadano francés deje de ad
mirar á e809 dos factores je la libertad, deja
de ser libre y demócrata para convertirse en
un sectario de la tiranía.
MI protesta contra La F ranee y mi abrazo
para usted, señor Romanacce,
fienato Darsey,
Patillas Maye 37 da 1.600.
"El Mundo"
Ha vuelto á visitarnos esta importante pu
blicación habanera.
Viene, como siempre, nutrida de buena é
interesante lectura.
Forman sus oficinas un personal inteligen
te y activo, como el que citamos :
Director : José Manuel Oovín ; jefe de re
dacción : Alfredo Martín Morales ; redactores
políticos: Manuel Márquez Sterling, Luis Car
bó, Alvaro de la Iglesia, Rafael Pérez Cabello,
Sergio Cuevas Zequeira, José Manuel Cortina;
redactor artístico y cronista de teatros: Mi
guel González Gómez; gacetillero y cronista de
salones : Próspero Pichardo Arredondo ; cro
nista de modas: Avelina Correa ; cronista reli
gioso : Alberto Potts; reporters: Teodoro
Creus, Arturo Solano, Oscar Fernández, San
tiago Fraga, Leonardo Diego, Manuel Gutié
rrez; dibujantos: Lacalle, Lluch.
Hallazgo de importancia
El profesor Hilprecht, explorador de las
ruinas babilónicas y asirlas, ha descubierto la
biblioteca del gran templo de Nlppour, des
truido por los elemltas años antes de Jesu
cristo. La mencionada biblioteca la componen
25,000 ladrillos, que contienen escritos de
aquellos tiempos referentes á teología, astro
nomía, langiiísticas y matemáticas.
Este hallazgo so aprecia de extraordinario
valor, pues de él han de obtenerse datos pre
ciosos, que darán á conocer hasta doude llega
ban los conocimientos científicos de tales pue
blos que, como se ve, cultivaban ya las cien
cias en tan remoto pasado.
Tan rara biblioteca se conservará en la
Universidad de Pennsylvania bajo la dirección
de su descubridor.
PATILLAS
Mayo So.
Sr. don Luis Muñoz Rivera.
Le saludamos y despedimos desde este hu
milde rincón de nuestra tierra desventurada,
y le enviamos el tributo de nuestra, profunaa
simpatía y adhesión entusiasta.
Que el tiempo corone sus gigantes esfuer
zos para bien de esta pobre isla tan maltrata
da por los ciclones de la adversidad, y tan he
rida por algunos de sus ingratos hijos.
Los patriotas de veras están con usted pa
ra ayudarle y alentarle.
Confiamos en Dios y en la justicia.
Llegarán días felices para la tierra de
nuestros amores.
Animo y adelante,
Antonio Sánchez, Domingo Sánchez
M Y SIMPATIA
NAKANJIT0
Señor don Luis Muñoz Rivera.
Caguas.
Estimado compatriota y dignísimo Jefe :
Pronto á zarpar de las playas de esta desven
turada tierra la nave que ha de conduciros á
la metrópoli, yo comisionado por los federales
de esta jurisdicción y en mi nombee le doy el
adlosl de despedida, lamentando que aconte
cimientos ajenos á su voluntad lo obliguen á
Seoararstí. aunoüfl tnmnnra.lmnr.ln rtu uti
dazo de tierra, en busca de libertades regeñe-
rauuras, que traigan una era de Dlenanaanza,
Id. SÍ. á lOS Estados ITnlrinn llinhnrW nn,
las libertades deestainfortunadatierra. Áque-
im as uir painu, sus nomores, son otros hom
bres. Vendrá la reivindlca.plr'in T fien.
daos que dó quiera le lleve su amor al terruño,
su uuusiaucitt, su voiuniaa poaerosa estarán
con usted los federales, los patriotas de cora
zón, no los patriotas de oficio.
Soy de usted atto s. s., amigo y corre'lglo
uarioquele distingue. Bernabé tíerríos.
CAGUAS
Señor Director de Í.A Democracia.
Caguas.
Los abajo firmado?, obreros todos perte
necientes al gremio do tabaquoros de esta lo calidad,
respetuosamente le saludamos, y al sa
ludarle le felicitamos con toda la efusión de
nuestra alma por sus viriles artículos En
Campaña y La Policía Insular en Campaña,
que han visto la luz en el periódico de su dig
na dirección. Mientras existan en Puerto Ki
co hombres que cual los hermanos Muñoz que
con sus ejemplos y abnegación sepan conser
var en el corazón de sus paisanos el sacro fue
go del patriotismo y el sacro amor que se de
be á la patria, ésti no sucumbirá, pues para
alentar á esos patriotas en tan fructífera la
bor están los puertorriqueños de dignidad que
jamás claudicaron, ni besaran la mauo que
los azota.
AdeHnto! y no desmayéis en la senda
emprendida que en no lejano dia el sol de la
justicia ha de lanzar sus lampos do luz sobre
este desventurado terruño.
Tenemos fó en el gran pueblo de Washing
ton, y no dudamos que nuestros Inculcados
derechos serán revindicados y si por nuestra
gran desgracia uo sucediese así, entonces no
nos quodaría mas que seguir dos caminos: el
destierro ó la muerte.
Salve, ilustre patudo!
De usted atentamente,
Miguel R. Luis Sánchez 2o, Autonlo Rive
ra, José Pérez Pérez, Sergio Porez, Victorio
Arroyo, Felipe Fleyes, Juan Colón, Miguel
Ortiz, Angel Santiago, Ramóu Vázquez, Mo
desto Cruz, Fidel Lora, Onofro Hernández,
Manuel H. llarrlos, tTrancisco Manzanares,
Juan E. Sánchez, Clemente Vázquez, Félix
Morales, Mateo Allcea, Francisco Martínez,
José Rivera, Juan Moret, Francisco Osorio,
Juat Saez, Pedro R. Cruz, Santiago Rosa, Je
sús Ortli Dávila, José Ríos Rodríguez, Jesús
Rodríguez, Juan Rivera, Román Díaz, Genaro
Flusa, Higinio Santiago, Juan Bautista Figue
roa, Fransisco Colón, Ramón Fonseca, Joa
quín Izquierdo, Pedro Rivera, Pedro Luna,
Buenaventura Morales, Herminio Vázquez,
Eusebio Rivera, Esteban Colón, Celestino Her
nández, Pedro J. Cruz, Monserrate Rodríguez,
Virgilio Santiago, Manuel Maldonado, Domin
go Rivera, A. Rodríguez, Saturnino Ortegas,
Manuel H. Ramos, Florencio üiaz, Pumón Ri
vera, Juan Colón, Gumersindo Hernández, Ba
silio Cruz, Mariano Colóo, Florencio Rodrí
guez, Macario Hernández, Adrián Rodríguez,
PUBÓo García,
DI REO
S-A.2ST
Herminio Diaz Navarro, abogado y Escudó, perito agrimensor, ofrece
la notario, con bufete en Snn Juan, üm 8US servicios. Tetuan 8.
Fortaleza 3,1.
O octor Arturo Vázquez Prada, altos de
la farnucia Colón. San Francisco
HHai Fortaleza, 32. 2b, consultas de 1 3 P. M.
p Mauricio Guerra, Notario público. ioct01" Rafael del Valle, Fortaleza 16.
Ij, j Fortaleza 45. tV
Elzabnru y Guerra, agentes para cora- ucesores d.e M- Komán y Co almacén
pra y venta de casas, colocan dinero fe luinüalla al por mayor y detall.
en hipotecas. F ortaleza 20.
J Marcos Bayona, Agencia de Adua- ilvestre Feijoó.practicante. Cristo 1G.
m ñas. Fortaleza 52.
L. , ..Ia Primavera de Paulino Salguera,
u B. Cordova, ofrece sus servicios VeDta de efectQg de.escritoriofa For
como practicante, Caleta do las Mon. uieza 21.
jas 10, en San Juan.
S, ,T T . guan O" Niell, practicante, ofrece sus
pesores de J. J. Acosla, imprenta y J aervicios-Santrce y San Juan.
librería. Fortaleza 21. '
S Sastrería de Manuel Ayes, San José 7,
trabajos a la medida qu se solicite.
fortaleza na. - - -
BfS ngel Suarez, fabricante ó importador
arberia de Bernardo Hidalgo. San Jy de sombreros. Fortaleza 36, almacén
Francisco 23. San Francisco 93.
-A. RECIBO
Jllfonzo y Cadillo, Agentes comisio. Hosé S. Mera, importador. Ferretería
jPjniBtas. Arecibo, Puerto lí co. jpy Quincalla. Arecibo, P. lí.
Fernando Keb.rb.alm, j yería y reloje- pfannel Silva, comerciante. Provisio-
ria. Se garantizan Iob trabajos. Pía- Lía I "es y frutos del país. Pavía 10 Are-
za Principal, Arecibo. cibo, P. lí.
Jobí Ramonet Isolano : Agente de pe- parios Pérez yComp., Barbe ía á la
riódicos, repartidor de esquelas y co- jmoderna. Unica capaz do compla.
bradoi Actividad j ; cumplimiento. Are- cer ú ms exigente. Pavía 6, Arecibo,
cibo, Plazuela del Teatro. Puerto Rico.
ftraanuel Román, comerciante. I'rutos n i. i i i n
,J,, , .. B a Barbería del popular Dcspiau, se ha
iüjdel país y provisiones. Pavía 2, ,.,, , , , . ...
Arecibo, Puerto Rico. .trasladado á la inmediata casa que
" ocupa la Notaría de don Juan Rodríguez.
Juan A. Whatt?, sast-e. Se trabaja á Limp eza y prontitud. Se admiten abo
la ultima ExriíEsiÓN-. Plaza Princi- nados. Plazuela San Felipe. Arecibo,
pal, Arecibo, P. R. Puerto Rico.
Hotel Olimpo
A 3 iiuiiuío.s de San Juaii.
El mejor liotel en este clima. Espléndida ventilación. Parque,
jardines y Kiosco á la inglesa. Excelente servicio de carruajes. Pre
cios moderados. Se liaceu reducciones para familias. Alumbrado
eléctrico moderno.
HOTEL THE MAMMA "
AL PUBLICO
Ilabien lo abierto de nuevo nuestra casa de huéspedes THE MARINA en la calle de
San José número 1 alto, esquina á TVtuán, se lo hacemos presente á nuestra clientela
amigos y relacionados, ofreciéndoles hospedaje á los precios siguientes : '
Por un dia de hospedaje con comida $ í.oo.
Por abon js & comer mensuales ío.oo!
Pe una cama. . a n so
Un catre ' -ó'.
Pupilaje para un mes, una persona . " 20.00.
Bateas á la calle, precios convencionales.
Propietarios : SOLER HERMANOS.
LEZCAHO a CA.
ARECIBO, PUERTO RICO
Importadores de mercancías de todas clases-y procedencias. Especia
lidad en calzado. Ventas al por mayor y menor, en sus establecimientos
La Puerto Riqueña, El Cacique, y La Primavera en Arecibo, y La
Puerto Riqrjeüa en Aguadilla. Precios sin competencia. '
U NA GANGA
Por haber recibido máquina pra cigarrillos que será movida á vapor
realizamos á precios limitadísimo los siguientes artículos : '
40 máquinas para trabajar cigarrillos hebra á mano.
200 resmas papel pectoral, brea y algodón, recibidos directamente de
Barcelona.
Solá, Cádix fc Car
TORIO
JTJ.A.N'

xml | txt