OCR Interpretation


La democracia. (Ponce, P.R.) 1890-1948, April 11, 1902, Image 5

Image and text provided by University of Puerto Rico, Río Piedras Campus, Library System

Persistent link: https://chroniclingamerica.loc.gov/lccn/sn90070270/1902-04-11/ed-1/seq-5/

What is OCR?


Thumbnail for 5

O
www
LA DSUOOEAOIA
FílITZE, LWT & 00.
tfaia n Mayagiiez'y San Juan.)
Oancfaeroa y eomlolonl
AGENTES
di las siguientes compañías do vapores
Oadbarff Acacrlcan Eifxio
Hamburg.
LA ELOCE
Génova.
fievv Soria, and Fío. Illco S. C. Co
New York.
Montón Stearashlp Lino, .
New York.
Serra Stoaciship Lina
Liverpool.
Vapores correos da sobrino da Barrera
Habana.
alfotoQ 7 Weat Indio m. . Co
Galveston.
De laa siguientes Compañías do Ais-
LA BALOISE,
HAMBURG BREMENSE,
AACIIEN 5s MUNICH.
ASEGUROS MARITIMOS
Norte Germánica.
QepreseiitftnUi
del Board oí Underwritera of New York.
JOSE R. BECERRA
ABOGADO Y NOTABIO PUBLICO
C, Martines Rivas
XSOBIBANO AGENTI3 DE NEGOCIOS
1I-J111111 J.J5
dalla a hibü lío. II, bajes
J)lrocsi6n UlegrdAca: B. O ABAJE
TelifonoNúm. SO.
CottsrjLTJLs: de I. á 6. da la tarde.
PoKca, Pto.-Rico.
PEDRO DE ALDREY
HUMACAO-
Agosto lo da 1901.
d.
HENRY 0. MORE
D&D1GO cmujAno
coa once años do práctica eri
La America Latina
Agnadilta, &? XI
Sana Jii&ini
La. Dsmocsacul is encuentra de Ton
ta cn ioi establecimiento siguientes :
Señores Allem Cozapany, Plaaa Al
fonso XII.
Farmacia R. H. Pfttfón, Alien U.
id. Zerbí, Paorta-tíerr.
BROMA
Hermoso di i da ayer.
Los madrileños, después da vivir retiñidos
a mi hogares durante muchos días a eausa
del temporal, ta lanzaron a la calla deseosos
da tomar al sol.
Machas f imillas, eon al propósito da orear
se, íaSronse al paanta da Velleces, a laBsmbi
Ha, a las Ventas del Espíritu Santo y damas
deliciólas sitios da las cercanías da la corte,
donde se entregaron con fruición a la sabrosa
merienda y al dulce jugneteo.
Daba fasto ver cual correteaban por el
eampo los sencillos jóvenes de ambos sexos.
áridos de respirar al amblante embalsamado
da los telares,
Los madrileñas llaman campo a cualquier
cosa, y en euanto se ten I aera de puertas sien
ten airo asi como un Tarugo que tai oouga a
cometer toda clase de losuras. Lo primero
que hacen las jóvenes solteras es aaltar a la
coxiba 6 dedicarse con 1 renasi al tan reputado
juego de las cuatro eiqulnas.
Pero casi siempre traen consecuencias des
agradables los Juegos campestres, y sobra to
do las meriendas al aire Ubre.
Ya lo decía ayer la seSire da B sagúes:
. Lo primero que se n cstíta para venir a
&3s sitios es tener educación. Ea la masa ai
dOLv.6 ea conocen los principios de las personas.
Y esto lo decía la buena señora al tanto da
que uno de los chicos de la reunión hubo de
meter la pata, como suela decirse,
El caso fué que el sábado an casa de la de
Bisognexse orgánico una merienda a escote
entre todos sus contertulios, reuníanlo nn fon
do, que fué entregado ala ssflara da la casa
para que esta comprase los comestible; tota1,
once pesetas y media. Llegó la tarde da do
mingo, pusiéronse en maraña todc y a las
tres en panto hallábanse en pleno campo, don
de cometieron las locarrs de rigor. Jugóse a
la gallina ciega, al escondite; batióse después
nn rato al compás de un plano de manubrio, y
a eso da las cinco dijo la sell ira:
E, a merendar.
-iSanta palabral exclamaron loi chicos
de la reunión relamiéndose de-gusto.
Y dló principio la fiesta gastronómica.
La señara extrajo del f ondo de ana servi
lleta na buena tortilla de patatas que fué dis
tribuida equitativamente entre loa comensales.
Hubo ano, la embargo, j amito n tricma, qua
torció el gesto a! ver su radón, por suoocer
qua difería an tam.fi? de la de sus compañeros
COSAS DE CHINA
Noticias da Cantón. Cklna, díaen que al
Virrey da una Provínola ha recibido alarman
tes telecramaede leurgehang (frontera de
Anám) n los que se les participa qua las tro
pas del Mariscal se han desertado y pasándose
al campo da los rebeldes.
SI esto se confirma, ios noere podrían ais
poner de un ejército de 20,000 hombres, bien
armados, disciplinados, y eapas de batir áeual
quler ejército imperial que trate da oponerse a
sn marcha.
Agregan los telegramas qna toda la reglón
está lista para sublevarse en masa, y qna a día
ríe se sometan robos a mano armada.
Negoc
aciones para la paz
EN EL AFRICA DE SUR
fin al Departamento de la Guerra de Lon
dres, han llegado informas ofleiales de lord
Kttchener, generaliilmo del ejército Ing és de
Africa, manlfsstando qua ai vice prasldsnte
Sha'kburgery los generales Dwat, Botha y
los demás miembros d! gobierno transvaalea
se. Belts, Maver y Kromees, se encuentran
dispuestos á ontablar negociaciones para la
pas, haciendo reconocimiento ae a ganos ae
réenos para Inglaterra, pero qua dificulta el
empatar da llano las gestiones la actitud in
transigente en que obligan á estar los genera
les orasglstas al presidenta Steyn, los euales
no quieren acepta ninguna condición qua no
emplees por la Independencia ds so república.
rmmym i ji j tmw. 11
pero guardó silencio para no turbar la armonía
reinante.
Tras la tortilla vino el salchichón, del qua
tocó á eada comensal ana raje; después la se
nara les prssentó varias aceitunas, y hecho el
reparto de las mismas, Jaanito no pudo menos
de decir, ya de mala manera:
8 s Ha ra, norqulslera ofender á usted; psro
parees qua la hace usted aposta.
Cómo?
Ya euando repartió nsted la tortilla pu
de notar que mi radón ara mas pequeña qua
las otras; ahora me da ustsl tres aceitunas da
manos.?
Jnanito: parase mentira que me juague
nsted eon tanta ligereza coaieno la señora
algo ofendida.
Yo lo que digo es que habiendo dado mf
parte alícuota como el qua mas, me erao eon
derecho al disfrute de la merienda.
Hombre, Joan, no te acaloras objetó
nao de los circunstantes. Ni creo que dotta
E meterla ha tenido el propósito de ofenderte-
Sea que Naricilla tuviera ua carácter algo
díssolo, esa que hubiera, abusado del Argande,
esa, an fin, qua se hallase necesitado de ali
mentación, ello f sé que no quiso darse por sa
tisfecho eon las explicaciones de la sefiora, y
hasta empleó alertas reticencias ofenslras con
respecto ala inversión da la cantidad recauda
da.
Al llegará este puntóla señara no pudo
menos ds Indignarse, emp'eanio a su ves cali
fieativos ooco lisonjeros para Nirleilla.
Meauarrá V I. hacer creer qua leba
eostado onee pesetas y media esa miaja de
comida? lijo por á timo Jaanltj, jogndo el
toso por el todo.
Aquello fué la gota de sgoaqie hlio des
bordar la copa de la Indignación. La de Bs
sdgues Irgalósa altiva, y enerindose eon el
joven, 'a dijo :
Ya se eonose ejue no esta Vd. acostum
brado a alternar eon personas decentes ni sabe
VJ. lo que euevta el salehicháo.
Mas qua VI , porque lo bs osmldo mu
chas rsoss....
Ea fio. la mírlenla terminó eomo al rota
rio de la aurora, y por eo dtae la de B soguea
que lo orlaxen que se nwül a para Ir al cam
po es adueaolón, edneaeión y educación.
Y comestibles, anido 70,
Luis Taboada,
Movimiento católico
1
LINEA FERREA SIL
cn Arvitoc kiiAnoo IMnararle da Sreaea y Yaparas qe rerA
til nguaQ MUUIIQO
Pera constituir la Junta parroquial da ca
tólicos an aqoei pueblo, fusroa elegidos por
unanimidad ios señores slgclsntes:
Presidente, don Apolinar Días y De'gado;
Vlca-presldente, don Agustín J. Días; Secreta
rio, don Andrae Lien; Vice sesretarlo. don
Juan Rivera Muler; Fiscal, don Lnls O Hilo
Moños; Tesorero, don Ramón de las Báraenas;
VIeatesorero, don Jaeobn Cardón; Voeale,
don. Joan B. Días, don Jué B. Morales, don
Lucas Daumot, don Jote 0 1 orí o y don M'gusl
Lopes.
desda al día 4 de Septiembre de lffl.
Salidas de la Capital y Sayamafn
sfmnltáneasasate.
Días laborables
Días Festivos
6.09
7.15
3.30
9.45
11.00
M.
M
II
II
ti
EL Carlota
12.15 Tarda
1.45 ,,
3.15
4.35
5.0
6.15 ,,
m
aQ eflBj
padre Tega
Arar estuvo en esta ciudad al aleonante
orador sagrado. Padre vega.
Venía de Juncos donde se hallaba ea sn
santo apostolado 7 regresa a la capital
Saludamos tfictuosamenta a ese virtuoso
ministro de la religión católica.
Agitación obrera en Italia
Según noticias de Italia, en los grandes
centros industriales da aquella eapltal se ad
vierte bastante sgltaelóa los obreros, provoca
da principalmente por la falta de trabajo.
Loe socialistas revolucionarlos hacen gran
des etf uersos para conseguir una huelga ge
nera'; pero hasta ahora sus tentativas han si
do Infructuosas.
Guerra del tabaco
La guerra del tabaco sn todas las islas brl
tánlcas va eada día en aumento y ha tomada
nn verdadero grado da carácter nacional.
Trátase eon todo empifio de derrotar los
capitalistas americanos para alejarlos da aquel
mareado, y se toasrá toda elaae de medidas
par eontener la Invasión que va de los Cita
dos Unidos. .
Los asoeládos'americsnos, erssa qna re
soltarán lnírnetuosas sus tsntatlTas y que fio
aleansarán Sillo alguno
7.15
1.53
t.45
11.00
íf.lí
1.39
B.se
;
4.31
5.3f
l.li
H.
ti
11
tt '
11
T."
1
tt
tt
ti
tt
tt
Para mediados de esta mes sa aguarda an
Nueva Ycrk el erucero alemán Carlota, á
cuyo bordo se encuentra estudiando el arte de
la navegación el príncipe Adalberto hijo ter
cero de los emperadores de Alemania.
UNA CONSULTA
Arer en el suelto Uaa eonsnltt, se esca
pó un disparate que subianamos hor.
Un pfrraf? dlc:loi que eran vecinos de Ba
ranqnltas pueblo, seguirán siendo vecinos de
B&rranqults., barrio U la municipalidad de
Bitroi, i?a ykcikos Da Barros, los velnot
de Barranqnltae son tales vecinos da Barros,
da cuya pob ación deben haeer uso da sus fue
ros electorales.
Díba leerse, como eseribtmes neeotres, su
primiendo las palabras cae sa destaean en
este suelto con major carácter da letra. -
usos en rersia
Se comenta mucho en Londres, y hasta es
objeto de la atención del gobierno iag'és, el
hecho de habar Introducido el gobierno raso
en el territorio persa, sesenta mil rifhs y sus
correspondientes mnnlefones. .
El desembarco se h heeho en el puerto
de Buder Abba, en el golfo rérsieo.
Añádete que Rusia contlcúa la moviMta
eión y reeoneentrnAfón de tropas hácls el J3ta
y que se desentiende de las reolamaeionos que
se le han hecho sobre la introlnsclóa de ar
mas sn Persla.
Francia y Marruecos
Las últimas notieiss recibidas de Marras
eos, confirman el rumor de qua, merced á las
gestiones del gobernador de Argelia y del em
bajador extraordinario cerca del Sultán, éste
ha eoneedldo al gobierno f raneéi la antorlsa
eión que solicitaba para eetableeer nn ferro
carril entre Dvrevefere Dgna y Dar, en nna
distancia de 1 500 kilómetros.
Dísese que, á eamblo de este, el Sultán ha
obtenido del gobierno de la vecina república,
la eegurldad da qna será respetado el domíalo
sherlfiano en el oasis de Flgult, 4 cuyo eíseto
será ocupado militarmente par tropas regula
res marroquíes, encargadas de evitar que oca
rran en dleha reglón, rotamlentos entre los
Indígenas y las tropas íranessas da la fronters
pero esto son paliativos eon que se tratada
atenuar el mal efecto que la concesión de di
cho ferrocarril ha de producir necesariamente
entre las petsnelas intsresadas en el orobleme.
marroquí.
Por más que sa distraes, el hseho as aa
la concesión de esa ferrocarril, eonstltnye pa
ra Francia una gran victoria, dando á é.ta
medios para ensanchar su asfsra di aeeión en
los dominios del Sultán.
Da aquí qua la noticia nava rjfodacído de.
agradable impresión en los círculos diplomá
ticos de Tánger, domo babiá de producirla eQ
elsrtas cancillería, las euales no podrán mé-
nos de aprestar cono el gobierno de la recd-
bliea íransssa, no obstants sos promesas de
respetar el eitatu quo, ta lenta, psro ihea-
santsmaitte, ganando tsrrsno.
rvrr ift?7 is s s tí
ivjit, smm
OFlCIRAOi
Calle de Gautier Benítez
MAS
a CJIllpüMÍ;
UFACTUE1EA
Tiene las más grandes y las dejorii
abricas del mando para la fabricación da
Maquinas do coser.
Unico depósito en SanT Jasa de PrsT
to Rico. -
ALMAOSjnBS DÉ .
8. Melón y Úq.
San Jnsto 11,
The Singer liufaGtyrini
Company
Has the graatest and the bsit faorio
In the world. to mavnf acture séwing e &
ohlne fer faiaily uss,
OnlyStook in San Jnfia Pto Rico.
ziAaAsma or
& Melón y Cp.
1S San Jssiá BU
LÁ ÓÁPÍLtÁ DEL PEK0Óf
fiiiLióí ÉGA D ÍA bMóc&Acih
isa
Yoy 4 mandarto tu mujer) trata
de confesarla.
Echado de codos sobra la pared
baja, coronada dr ladrillos que
separa el huerto de un extenso
campo de arena, descendente en
dirección del Sena, Blcardo per
ínanece lnmótil y pensativo.....
CoDfefar á Lidia? Para qué? Su
convicción es absolnta. Entre ella
y el antiguo amante subsistía al
gún lazo, ofensivo, de? honroso. Asi
80 explican los paseos ai rededor
del parque, el encuentre c Cor
bell, Cogida, apretada ,ntre la
audacia de aquel miserable y el
represo del marido, fué valerr&i
mento á una cita última para
arrancarle la prenda, carta ó re
trato qué conservaban unas manos
perversas. Ante condiciones déma
jíado infames, -la pobre joven se
habla defendido y vengado, como
una noche en Quibefónj pero con
sn arma más segura y esta vez no
contra al miara;! .... Muerto el
nombre calmada la indignación,
quedóse estupefacta, espantada de
Su crimen, con la necesidad tan
humana de confesar, sobre todo al
marido, único capaz de excusarla y
comprenderla. He ahí por qué se
apretaba contra él, mirándole sin
pestafíar como para decirle: ctengo
miedo... me avergüenzo.,, escón
deme... sálvame '
Qué hacer? Cerno acoger csa
terrible confesión, sino es abrién
dole su corazón y sus brazos por
estero? lio es : acaso él también
responsable de lo qoe ocurre? No
la habla dicho muchísimas veces
con acento desesperado: cHientras
ese hombre viva no podremoa ser
felices... siempre pensaré que te
ha poseído... siempre temeré qua
vuelva á poseerte. Podía repro
char & su mujer que lo hubiera
quitado de enmedio? Telen aquel
mismo instante sentía ensanchár
sele el alma, elevada por incom
prensible alegría, al las ondula
liísa agitadas del trigo y da
la avena, si aquel áogulo del
rio. resplandeciente en el fondo de
la inmensa llanura y aquel cielo,
y aquellos árboles, si todo aquel
horizonte familiar le parecía más
hermoso que nunca,, no lo debía,
al sentimiento de ser ahora el úni
co quo podía desear y poseer aque
lla adorable criatura.;.?
Oyéronse pasos rápidos y preci
pitados, á la ves que el rosar de un
traje de muselina. Ya está á su
lado anciosa y tan pálida... cAhí
está Delcró.1, murmuró á Ricardo;
sin mirarle, puesta también de
codos en la pared junto á él... Pa
rece que todo ha cambiado... ahora
creen en un crimen,., y hablan dé
uua nueva pista... Oh y qué de
prisa hábría devuelto Ricardo el
calor 7 la tlda á aquellos labios
descoloridos que se 1 áfuerzan por
sonreír, si hubieran estado solos
en el jardín! Pero en todas las ala
medas se oye el ruido de los rastri
llos y las regaderas suenan contra
las piedras de los pozos.
Qué pista... se sabe algo?...
preguntó Blcardo con aire Indi
ferente que trataba de tranquili
zarla. -VNo, el juez no quiere decir
nada. He dejado todo el salón an
sioso y haciéndole preguntas.
Qué nos importa, después ds
todo? exclamó Blcardo con tierna
vehemencia. Y cogiendo debajo de
la ligera muselina un brazo joven
y redondeado que oprimió contra
su pecho: eSe está tan bien aqai..
Ea torno suyo, á medida que el
sol va bajando, se evapora el in
cienso de los alelíes, amarillos,
purpurinos, de color de malva; loa
claveles embalsamar con frenesí y
en esta reverberación de olores y
colores vivos, buscan la frescura de
les riegos nubes de mariposas mi
croscópicas revoloteando a manera
de chispas azules junto & las floresi
,Oh, si se está bien! suspiró Ll.
día dejando caer la cabeza sobro ti
hoabro do su mmlio son Isí&atU
ñif ciertos puntos, pero que el en
lace le parecía resuelto en princi
pio. Entonces, amigo mío.. .. y la
voz del general, lo mismo que sus
apagados ojos, tomaron uña inten
sidad de vida penetrante y vibran
te. entonces es do absoluta
necesidad qué entregue usted á
uño de sus colegas la causa, por
que mi hijo ha sido víctima de un
asesinato y el asesino ea su futuro
pariente y deudo Blcardo Fénigao.
Delcrús ta puso en pie con un
árranque de indignación casi na
tural: Qué dice usted, señor du
que? Nada que no pueda probar. ..
Maestro Juan quiere usted dar á
leer al seCor? . .
Los dedos asustados y temblo
rosos del profesor sacaron de una
cartera de cordobán abierta sobre
sus rodillas y enseñaron al juez las
pobres cartas delirantes en quo"
Blcardo, furioso de no encontrar á
nadie frente á él, repetía en todos
los tonos, variando su frase al infi
nito: No quiere batirse? Pues lo
mataré, lo mataré. Y á una se
ñal del duque, Maestro Juan aña
dió con su voz enferma, que ape
nas se oía: Y esas amenazas no
sólo han sido escritas, sino qce por
dos veces me las ha dicho á mí
mismo el señor Fénigan, jurando
que esperaría al principe en una
encrucijada del bosque para hacer
á taconazos unas papillas con su
linda cabeza, según había hecho
con bu retrato.
Qué le parece á usted? pre
guntó el general.
Confieso, contestó ftelcrüsj
que mis sospeches se fijaron al
principio en R'cardo; pero hajf
imposibilidades flagrantes. El re
grese) del marido, & la verdad re
pentino, se efectuó esta manatís;
y el crimen data de Varios días
atrás, sin lo cual los gusanos del
bosque
No se atrevía á terminar süi
frase delante del padre, que conti
nuó con la majrof tranquilidad!
Quizás no ha cometido personal
mente el crimen . . . . aunque á ls
verdad su 3 amenazas al hermeád
"rostro que le irrltaba se han rea
lizado con demasiadá exactitud en
el sentido de 6 as celos y de su iraj
para que su intervención sea du
dosa. Créame usted, DelcrÚs, no sé1
como ha ocurrido este horribla
suceso, pero obserto en todo el
sello, la garra de la pasión .... Hi
Blcardo, le digo ó usted qüe ea
Blcardo.. . . Y si usted le deja es
capar, sino lo reduce á prisión y
de prisa, lo acusarán de hacerlo
por razones de familia y podría cos
taría caro.
Delcrús se extremecló: Cómo,
señor duque!....
Es muy sencillo. Telegrafía
usted á Vers&lles para que le en
víen un suplente. ,
El magistrado, que examinaba
el pro y el contra meditó unos
cuantos segundos y después añadió
con énfasis: Mi general ets es un
caso de conciencia I3 pido 6 uated
hasta la noche para resolverme.

xml | txt