OCR Interpretation


La democracia. (Ponce, P.R.) 1890-1948, May 30, 1902, Image 6

Image and text provided by University of Puerto Rico, Río Piedras Campus, Library System

Persistent link: https://chroniclingamerica.loc.gov/lccn/sn90070270/1902-05-30/ed-1/seq-6/

What is OCR?


Thumbnail for 6

Hew-York & Porto-
Rico S
teamship
Co.
JXL2TÍCB;!n.
tren
PONCE (Nítt) 3500 tona
SAN JUAN (New) 3500
SGAHRYnO UaiTEO STATES Uri3EB aDE3í3fíI8T G3diM43t
títeamera gail froai Pier No. 22, Broja (adjoiaiag Atlantic Ave. Fer?y,) 1 o'clock qootl
Propasad Sailings froa January natil July, 1902.
"USAVE rTSTW-YORK,
PONGS
SAN JUAN
PONCE
SAN JUAN
PONOE
SAN JUAN
POBTO-RICO
'onca. Apr. o. a.xa.
OmnmAm kTST 1 iSfUl JU&B. AOT. 17, D-El.
(Ponca, Apr. 20, a.m.
Satarday, Apr. 26San Jaan, May. I, p.m.
Satarday, May. 1013 aa Juan May. 15, p.m
San Jaan May. 29, p.xa.
Pernea - Jane i, a.m.
San Jaan Juna 12, p.m.
Ponca Juna 15. a.m.
San Jaan Juno 26, p.m
Ponce Ju&9 2$, a.m.
Satarday, May. 24
Satardar. Jana 7
m w
Satarday, Jana. 21
LEA VE SAN JUAN
tt
19
tt
tt
Apr 29, 12 non
May 13
May 27
Jane 10
Jana 24
July 8
ti
tt
tt
ARR. NKW-YORK
May. 5, a.m.
May. 13 a.m.
Jana. 2, a.m.
Juna. 13 a.m.
Juna. 30, a.m.
July. 14, a.m.
OFFICE ON OOMPANY'S
ftxAAAiiari ta Rot&slá Gzms. Artclbo.
j, r. Süva 2?. A C Comp. AguxdSXs.
früxs, Lund & Covt?. M&yeigu.
J. Bird & Ltá, JPaisrdc.
Frílzs, Zm & Comp.
PII3B, SAN JUAN
$ucc4Siors te A. J. Alcaids,
Bsrirun Hroi
Bertrán Bnos
De Ford á Qo
Penes.
Arroyo
Yteques
Jobos
rfew York Office: num. 1. Broadway
HOTEL OLIMPO
A 15 MINUTOS DE SAN JUAN
El mejor hotel en este clima.
Espléndida ventilación. Parque,
Jardines y Kiosco á la inglesa.
Excelente servicio de carruajes
Precios moderados. Se hacen re.
duccionea para familias. Alum
brado eléctrico moderno.
O&güas. Puerto Rico.
En esta imprenta sa haca to
da clase de trabajos tipográficos,
á cualquier hon del día ó de la
noche.
impresiones ádos ó tres tin-
tas
Esquelas mortuorias.
Tarjetas de Bautiso.
Invitaciones para bailes.
Programas y Carteles.
Tarjetas al minuto.
Precios nunca vistos
Personal activo ó inteligente
FABRICA DE COCHES
Sucesores de Julio M. Bernard
PONCE, Pto.-BIeo. VILLA nnm. 38
ido
C -3 m
f i-
i
E
LA Peif:áEglA QE L ISLA EN Sil GLASE f -
l-Vi mái'mZ
En esta antiguo y acreditado establecimiento se hacen toda clase da
trabajos por dlíicil83 qae sean en el ramo de coches, á precios saniamen
te módicos
EXACTITUD Y ESKERO EN LOS TRABAJOS
estires
i
U if
.o
Café. Ázuoar, Tabaoo. Provisiones.
Carpintería, mecánica
Agentes de la " New York and Porto Rico S. S'tine'
ra n r
QQá
Unica y verdadera ocasión para gastar bien el dinero en regalos, cuyo
Talor sapera siempre a su coste. Objetos le oro do ley garantizado (18
tuilates) coa hermosímo y espléndidos brillaat$3, química me a ta perfectos,
o mas valor, por sa constante explendor y limpiezi, qaa I03 verdaderos.
Descomposición da luz, dureza, lapidación perfecta, imitacióa maravillo,
5.000 OOLLñHS Sa regalan á qoiea distiaga estoa bri
Uanta Alaska de los legítimos.
Anillo para caballero, oro y brillante, 10 doilars. Aaiilo para caballero
brillante muy grueso, 20 dollars. Alfiler para caballera brillante aiay graeo
5 dollars. Aaülo para señora ó señorita brillante grueso 5 paaos. Peadiea
tes para señorita brillantes gruesos 5. Peadie ates para sañora bnllaaU
muy grueso 10 dollars. Pendientes para señora brillantes graeáoj 20 do
llars. Pendientes para niñas (verdadero regalo) 5 dollars.
Sa e avian franco de todo gastD por correo, en cajitas C3rtiíuaia3 y de
clarada mercancía, para toda U isla de Puerto Rtco.
No sa servirá ningún pedido que no venga acompañado da su importi
ea billetes del Banco, en carta certificada, ó en valor declarado.
Envíese la mectída dalos anillos, tomiadola coa na kilo al rededor di 1
dedo.
No sa hacen descuentos : no sa coaceden representaciones ni sa eatiia
catálogos, dibujos ni muestras. A todo esmprador que no sa conforme coi
la mercancf se la devolverá inmediatamente.
Dirigirse d representante -general y único de la Sociedad Oro y Bri
llantes. Así : Alaska, (f. A. Buyas, Corso Romano, 18 Uilán (Italia).
G. LEDESMA Y COMP.
GALLE DE LA CRUZ No 26.
Arecibo P. R.
G0HFA8D1 OE LOE FEBBOCABBILES DE PüBTMIPfl
TBSUES DIABIOS
Corrto Mlito
San Ju&n. 9.IC S.1S
Vegi-Bajl I.1S H.l
UnatL , S.Ií 1.04
BarceloneU S.S7 l.ll
Arceibo. 6.51 9.SJ
Ciany. 10. tí " "
HORAS
DIABIOS
Añasco
Agufedlllt
HOBAS
Correo
U.
9.16
4.45
S.
Misto
ii
Barriólo da eoehai eoncarUndo
ooa al tran i Ijuiaala :
Aguama
Añ&xeo
Uayaetas
1. "
6.16
6.45
ii
ti
ii
Sirviólo de coehei
oatarUndo coa al
ea Aga&dlllft
trea ilgaiaate i
T. i
O&zany s.tó IL i
Arecibo s.06 6. ta Ü
Btrceloaal 8.11 v.tl S
Mftailí 4.07 T.44
Vefi-Bija i.ll 8.U
Sa Juan 9. lo 10. II
BILLETES DIRECTOS ENTRE SAN JUAN Y MAYAGUSZ i 7.38; a 9.Í4
Trenei Baa Juan y Carolina. Di&ríoi. i
11 Ytaco y Pones. Id,
il Domingoi y dí&i íciÜtoi,
11 Doraingoi y Jaevei.
t
De San Jaaa & las 11 M. y 5 T.
De Carolina, a lai 7 T.
De Yauoo, & 11 6.45 M.
De Pcnce, i iai 5 T.
De S&n Joan & Carolina 8 J5 21.
Da Carolina a San Jaan 1 T.
Da Yanco a Ponce 8 T.
De Ponce a Y anco 8. SO M.
De Agosdilla, Mayagñea 8.1 T.
Da Mayaste. Aeoadilia. 5.3
ldaUUrdí218 Jusnlluud9 laaSanaycl qua ia!a de Carolim i Is
143
llamar la atención de .nadie. La
modesta habitación que ocupaba
componíase de dos piezas, un pe
quefio salón y un dormitorio amue
blado todo de nogal, por lo que el
registro fué pues de los más fáci
les. Loa agentes se ocuparon de
esto minuciosamente, registrando
la papelera, la cómoda, sondearen
la cama, las sillas y no encontraron
nada, remando estaba tranquilo,
y cuando todd estuyo concluido,
dijo al juez de paz con una sonrisa:
Ya lo véis, caballero, la cartera
que buscáis no está aquí.
Vamos a la calle de Moncey .
dijo el juei - Pero no os ocultaré
que si allí, como aquí, nuestras
pesquisas son iniructuosas, esto no
mejorará mucho vuestra posición,
porque se ha descuidado de ex
pilcar un auto contra la Bacará &
la que debieron prender al mismo
tiempo que a vos y es muy posible
que ella haya hecho desaparecer
la cartera, desde esta mañana.
Fernando meneó negativamente
la cabeza.
No la ha tenido nunca en su
posesión dijo.
Hicieron subir &1 acusado otra
vez ea el coche y fué conducido a
la calle de Moncey.
Bacará acababa deallr dU hotel
con-Fanoy, y á aquella misma
hora el fingido médico la hacía
entrar en la asa de loa locos, de
donde no debía salir.
La servidumbre de Bscará se
componía de un cochero, una coci
nera, una camarera, un grom y un
jardinero. Sa madre, comparsa que
nadie tiene que ver en nuestra
historia, ocupaba la casa. En el
momento en que el jaez de paz se
presentó, la madre estaba ausente
y de elle hicía mas da una hora;
había Ido al mercado con la cocine
ra, no sabiendo nada de lo que
había pasado ea el dormitorio de
la Bacará. . .
El cechero conducía & su señora
$ Ja c vfa de dementa íansiv, la
LÁ HEREÑCÍA MÍSTEBIÓSA
doncella, la acompasaba. No había
pues en el hotel más que el jardi
nero y el groom.
A la vista de aquellos hombrea
que hablaban en nombre de la ley,
el jardinero, muchacho bastante
simple y que Guillermo había juz
gado bastante inútil, atestiguó un
profundo terror y protestó de la
honradez de su señora; pero ei
groom, joven picaro, Inteligente y
que tenía la lección muy estudiada,
condujo al juez de paz en derechu
ra al dormitorio de Bacará que
estaba en el mismo desorden que
en la hora de la partida.
Empecemos por aquí, dijo
uno de los agentes que se puso a
registrar los muebles cuyas llaves
estaban en las cerraduras.
Los lindos cofres, los armarlos,
las cómodas, el gabinete tocador,
todo fué registrado sucesivamente
y con cuidado.
Toma! dijo de' repente uno
de los agentes, aquí hay un gabán
de hombre.
Fernando, la víspera, llevaba el
gabán cuando cayó desvanecido en
el pavimento de la calle de San
Luís, y se lo habían quitado ea
casa de la Bacará.
Al día siguiente, es decir, la
mañana de aquel día, la vista del
comisarlo de policía mandándole
vestirse y seguirle, le habían con
movido de tal modo que ae habla
puesto simplemente la levita y se
había olvidado el sobretodo.
Ese gabán es mío.dijo en el
momento en que el agente lo vió
arrojado de cualquier modo encima
de un sillón y lo señalaba con el
dedo.
El agente lo tomó y dijo:
Pesa mucho.. y siento algu
na cesa voluminosa ea el bolsillo
del lado.
No creo haya nada, -dJ j a Fer
nando con calma, - á meats que
sea una llave.
La mano del agentada policía
desapareció ea l&s prcfuiidldadta
gI3LÍ0gCA CE LA D2MGC&ACIA
fiel bolsillo y la sacó teniendo una
cartera de piel verde.
l la vista de aquello, Fernando
palideció j arrojó un grito, Ei
agente entregó la cartera al juez
de paz, que la abrió, y cayó un fajo
de feilietes de banco encima la al
fombra de la sala.
Ahí Lo que es ahora, dijo
el acusado no negará, pues, mucho
tiempo, según creo.
Fernando no respondió; acababa
de desmayarse.
El genio Infernal de sir Guiller
mo triunfaba, y la Inocencia de su
víctima era para siempre imposi
ble de probar.
XKl
Mientras que el geaio Infernal
de sir Guillermo envolvía con su
negro manto, uno a uno todjs los
personajes de esa historia qae po
dían estorbar sus proyectos é im
pedirle llevar a cabosa tenebroso
plaa, mientras qus Fernanda, ac V
sado por robo, era detenido y lle
vado a la cárcel. BcArl
como loca, Cereza coañada al cul-i
aaao ae ia asquerosa y repugnante
leja a que llamaban la viuda Fl
part y qne en fin, se encontraban de
repente y misteriosamente separa
dos los unos da Ies o'rrs tao
aquellos que podían poner 'a Ar
mando de Kergai sabré las huellas
de Teresa y su hijt, esto ss ocupa
ba, no obstante, con una ictlviiai
asombrosa ea encuadrar ajail ó
aquella que debía hereiar 1 la
mensa fortuna del dlfausi barón
Kírmor de Ksrmarouet, de en
tra él depositario. H -
Ayudado de sa Cal y viejo Sebas.
tita, servido por uaa policía pa
gada con largueza, Armando no
había , conseguido aún ningún re
. saltado, en la época ea qna la h
mo Tina seguir ea tUeTlUo ttes
dos alcÓlitas de Colar y llegar has
iisui.8 a i:emp3 para emir eme s
taiatesa una mala pasada á León
Uíllsnd, y, después de haber acep
tad! U cordial invitación del
obrero, ofrecer su brato & U ño
rita Jaan a de Balder y acompa
ñarik a la calle de Mcslay.
Hay atracciones misteriosas que
el espíritu ni el corazón bunno
no explicarían nunca, y que no
obstante, obran coa una asombrosa
rapidez y parecen prodíglrs. Así
es que al entrar en la sala del res
taurant ea la que estaban instila
dos León Rolland y las trea muje
res, el señor Sergas dirigió a las
dea jó ren es una mirada aístraída
pero cecéTols, mirada del hembra
que, prcuuupsuo per granues inte
teses, cuucsu a veces p?ca ate
clóa a veces a la bel.ti v
juventud; después da reninta nh
decíeado á una de esas extrañts
atraiciones, sa puso a CÁmtauipiftr
el pálido y noble semblante de la
huérfana, ea el que rcieutsj dio
ica habían dejado huellas; caira
meeióss a la vista da aquellos
eg roa icsUdcs cua Icájcakaa IW
ia

xml | txt