OCR Interpretation


La democracia. (Ponce, P.R.) 1890-1948, May 31, 1902, Image 1

Image and text provided by University of Puerto Rico, Río Piedras Campus, Library System

Persistent link: https://chroniclingamerica.loc.gov/lccn/sn90070270/1902-05-31/ed-1/seq-1/

What is OCR?


Thumbnail for

ENTERED AT THE POST-OFFICE AT CAGÜAS, P. R. AS SECOND CLASS MATTER OCTOBER 25, i.900
ASO XII.
XTIth. yeai.
OFICINAS : PARQUE CENTRAL.
OZss i Ocriral Paxk.
Oignis, Sábsdo 31 da Majo da 1902.
PaUlzhsd é&ily ezcept Ersdsy.
SUSCRIPCIOH 60 cts. messaalea.
KorÜJy ssscripíicn 60 esaía.
PRECIO S cti.
Frica 2 cents.
NÜM. 3,509.
Ecnbei 3,209
The paper with largest circulaüon n the island
Este periódico es el de más circulación en la isla
CUENT
OS Y NA
1
I SN! u
Un fríe tarde del mti de Noviembre anun
cia le Uegui del invierno moscovita. El pa
Uelo Imperial, rodeados de baluartes, ta alza
entre la bruma, y sus torres, aus minaretes,
ni ilmiaii y sus miradores destacan sobre el
cielo tus ángulos y ici curvn.
En el balcéa de 1 Emperatriz toe una
orqueste compuesta tan solo de vlolines.
Catalina I, rodeada de sus hijas, permane
ce en pie, 7 las damas de honor están coloca.
ai en el tscdo.
Mr. de Campredón, Embajador del Bey
Luis XV, hundido en tina butaca se a aires
de presidir la fiesta, y M. de Yiilebols, Inclina
do hacia él, le habla sonriendo. El margrava
de Birrenth y el Barón de Poimitz estén sen
talos un poco atrás, y con burlona gravedad
contemplan a la Emperatriz, cejo aspecto
aquel día no tiene cada de placentero.
Catalina está triste, y, iln embargo, hace
asíosnos para sonreírse.
A aquella hora acostumbrada, la Empere
trls que baila admirablemente, da una lección
de mineé a ses hijas las Prlnceeas. Mas que
nunca conviene que no íalte aquel día a la ta
rea que se ha impuesta y que sería ante testl-
" Ahora ta toca a tí, Isabel, -dijo. Vuel
ve a empezar.
Mientras las Prlncesai Tac a oeepar en
medio del talán el puesto de su madre, Catali
na ta sienta al lado de Ana Jourkof, tu confl
uente íntima. Y al tentarte murmura con di
simulo. Di, que has averiguado?
Ha desaparecido ya y tal res esté preso.
Bn hermana Matrena le busca por todas par
tes y cada ha logrado averiguar.
r- Pobre Guillermo 1 Me lo han matado !
( Esa brazc mas levantado, hija mía 1
Desapareció apenas hubo salido de pa
léelo. Dorante la cena le supo todo el Csar.
Hace veinticuatro horas que el Emperador re
eltíó el anónimo.
De quién?
ün erlado de Guillermo Mons, castigado
por su amo, escribió la carta para vengarse.
El mismo Csar le interrogó, amenazándolo con
1 tormento. El criado lo confesó todo y des
peé fué ahorcado.
1 Mas despacio; hija mía, mas despa-1
CIO .....
Esto ocurrió antes de cenar, y por eso
al Czar se mostró tac cruel.
Sí, que me maten, ti quieren, ya que ha
aucrtp el hombre a quien amo...... Q?e re
pitan el motivo loe vielicee. . . . . ,
Ei posible que Guillermo haya empren
dido la fuga .....
Pudo a'guian avisarle a tiempo?... Pro
cura Isabel, que te aplauda el señor de Gara
pf alón. Ka te detendré caí durante al mi
lité. Las Princesas continúan bailando y el Em
bajador francéi mueve la cabeza, en stfiil de
aprobación, y sigue con la mirada á las encan
tadoras ninas. La Emperatriz las contempla
sla mirarlas, y para disimular, exclama de
cuando en cuando!
Bien, muy bien, hijas miasj....
Da pronto se presenta en el umbral da la
puerta del íando la Condesa Matrena Ba?k.
Está en extremo pálida, y Catalina,. con una
aonrisa de estatua, la examina atentamente.
La Condesa vuelve con lentitud os veces
la cabeza de derechr a izquierda y de izquierda
a derecha, como para decir cN .
Catalina levanta una mano y acentúa una
sonrisa que invita a la eoddena a acercarse a
la Soberana. Matrena Bslk obedece, adelanta
1 paso y se arrodilla para besar la maro a la
Emperatriz.
Y tu hermano?
Preoo.
Dónde está?
Le han sometido al tormento.
La dama de honor se levanta con loa ojos
fijos en los de Catalina, y las dos mujeres páli
das da terror, se dirigen cara a cara una ton.
risa.
Y el Csar?
Dirigiendo la tortura.
Dios mío! Dios mió!
A los poces Instantes te oyó una tos que
decía:
El Czar!......
Entró Pedro violentamente en el talón, lle
vando bajo el brazo izquierdo en cilindro an
cho y largo, cubierto con un lienzo. Al ver al
Emperador detiénense las Princesas, y los ar
cos de los violines permanecen en el aire.
Proseguid 1 ...
El Soberano cruza el salón, honrando con
una mirada a los Embajadores de Franela y
Alemania, y mientras pasa, los vlolinet bailan
todavía
. l Adelante! exclama Pedro.
Beanúdase el baile. El Emperador tester
ea a la chimenea, y por cu propia mano retira
hacía un extremo el mármol un reloj de SJd
nia, y en su lugar coloca el objeto que mía
bajo el brazo, y que es una vasija de cristal.
Pero quita el lienzo, todo el mundo mira y las
Princesas lanzan es grito
Dsntro de la vasija oscila cna cabeza cor
tada y eargrients, túmida en un baño de Al
cohol. La Condesa Matrena exclama) perdiendo
después 1 sentido i
Guillermo!.... Mi hermano!. ,
El Czar no aparta ene ojos de la Czarina.
La Emperatriz te aonrÍ3 y lotyiolines note
atreven a guardar silencio. ' ' '"
Cacad da aquí esa mujer lee el Sobe
tan oí
Varios criados te apoderan de la Condesa.
Polinliz te sglta nervioso en su butaca, y Mr.
de Camprec'ón, impasible y sereno, no deja de
contemplar la vasija.
:fi tunante de chrmbelán exclama el
Ciar engtüiba a su Soberana, traficando con
su nombre y a espaldas suyas.
De veras? pregunta eándíd&mente Mr
de Campedrón. f
Si contesta Pedro.
El Otar se apoya en la chimenea y añade í
Baila con tus hijas. C&talina, y diviér
tenos un rato. Hoy ha sido un d!a de mucho
trabajo para mi.
La Emperatriz ee levanta, y lívida y son
riente, sa pese a tallar el minué con las Prin
cesitas. Edmundo Harancourt
Upica verdad
ME3SEH1AUA
Llfgté atéstente á un hermoso jardín.
lio hay na3e tan bello como las flores, ni na3a
que nos hable tanto Ce lo infinito, como las
trenas de ta tierra, seg&a las llamó VÍ:tor
Hcgo.
(Qué bsUítima es una rosa blanca 1
iQaé idealidad encierra una azueeuai
jC5rao se extitía el alma, al verse uno ro
deado de esos múltiples séres de colores que se
llaman Eoreil....
Alejrre, sonriendo, hablando lila eon ellas,
ñs dirigí t nnas y otras.
Ya aearlelaba un lirio, va llevaba á mis
labios un clavel. Mi dicha era Ideal. A'lí sola I
can un, íes preguntaba y íes nabiabe, ere
yendo que eüas me ntanderfen..,
Una flor hermoiíilma llamó mi atención.
Era una roía purpuré, perfumada y bella, eo
rso un sun de amor. Me acerqué á ella, qui
se elegirla pira ponerla en mi pacho, y 4a
arranqcé de su tallo; pero al contemplarla, la
arrojé fiando ua grito. Una horrible y asque
rosa oruga sa'íe de su seno, el cual queló car
eoaiao y sin belleza...
Desconsolada salí ael jardín, exclamando:
mí .ores : también vosotros tenéis en el alma
la oruga del deisegifl?
Usrmoso, bello y sublima está "eV clVlo.
B auca y easta la Juna como íaro Inmortal que
enciende la Creación. .
iClelo! Luna! Estrellas! lo Impalpable,
lo Intangible, lo inimitable. Et muro en que
se estrella la osada mírala de los hombres.
Qué hermosa está la noche!
Que límpido está el cielo! Que estrellas
tan luminosas! L mirada insensata en vano
intenta contaros y solo admira tu brillante ez
plenácr Da air frío parallsó mis rtflszfones y lle
vó a mis ellos el eco de un trueno lejano. Üoa
sebe sombría avanza di 2Í. y busca en el
Orlente un algo que la Naturaleza la manda.
ü na obscuridad densa eundlfi el cielo. La
lana temblorosa desapareció cual una nlSt
q-am irai ca osu;tarse entra las laidas da su
madre.
Atssria, tréasula, con miedo y iría en el
alma, me retiré a mi alcoba murmurando i
;Af! tsmbléa el cielo lleva en su grandeza la
mudanza y el desengaño. .... .
MaJre, madre da mi alma! Bol qua ea'lco
Uits la M nlüsi a si caca desamparada!
P1 escUri clitst mi InUUgtada y me He
fasta por et sendero del fciénl Ta.rota sin
orugas, cielo sin nubes, amor eterno inmuta
ble y grande como Dios.
Amor e madre, nica verdad de la tierra i
dlme al en todo existe el desengtfio y el en ti
solo debo creer y a ti sola debo amar.
Dhne al el desecgtfio es el patrimonio de
la humanidad y si en el cielo y en la tierra
que son obras de Dios que es intachable, no
hay una verdad suprema solo en tu amor que
es siempre grande, siempre Inmenso, siempre
igual.
Eosa Blanca Bodiígnez
A una golondrina
Birco de plumas, ave viajera
que peregrina formas tu hogar
en la enramada da la pradera
6 á las orillas del ancho mar
0 ib si el Invierno tn ánimo abate
buscaa la choza del africano,
y en e! alcázar de algún mtgnats
pasas las horas en el verane;
Junto al alféizar de mi ventana
suspende el vuelo por un instante:
dlme al has visto la dicha humana
por que susptra mi pecho amante.
Dlme si en ese eocstante vuelo
la paz del alma quizás se encierra,
tú. que te eleves con rumbo al cielo,
tú que desciendes hasta la tierra.
Q te en estas noches negras, sombrías,
en que me agito oon mis pasiones,
tiento que mueren mis alegrías
y se evaporan mis ilusiones.
Tú qua sin pesas, ánsias ni duelos
ves como llega la luz del día,
dale a mi alma dulces consuelos
para su eterna csslaneolia.
Oh golondrina, la peregrina,
del ancho mundo viajera hermosa,
dónde se oculta la luz divina?
en qué paraje í aiita dichosa?
Mañano ABEIL
13 Aft
Usé JJk Qt
V
Q&üZk DS HUESPEDES''
lia guato t Baliorioiy esquina Plaza
- T
-
del Dr. Van Ness.
Medicina tan? agradable como útil. V
Alimento tan nutritivo como fácil de digerirá
Reconstituyente eficacísimo en todos aquellos
casos en
que se
desgasta
el orga
nismo y
se pierden
las fuerzas
físicas.
Jara la
tisis, ane
mia , clo
rosis, ra
quitismo de los
niños,
etc., etc.
?a
mí w
Uní rc
l -r W - te s K
r
&es q:s tosss ctrs Sesalsigs
Los que tosían Lscb Marrowí j
Recomendado por todos los Médicos j
Prqpcr&9 per t
acto-Marrow Company
Químicos, Kew Yorl
Mercado de New York
COTIZACIONES DEL DIA
Harina de trigo cEl Gigante
Idem de maíz Goldon Maize
Id da trigo cEl Premio Mayor
Id Caballo Volante
Alimento p. caballo Stock Food
Tocino e Iiortcn
Wcodlvra
Tocino Creciente
Jamonee California íaa 102 2
Salchichones -
QuSg& ii M..w.. Ik:--!',
Mantesa La Vencedera
rrlente)
Manteca La Primara pura
s
9
'
i1
a
-
d .
co-
s-ss
5-EO
t-C5
t-GS
1-S0
1S-25
17-
17-60
S-S
1S-CO
f .03
Vashburn, Grosby G?
LA PÜEBTOKBIQIJEHA
i r - i.
ArM sin sonora
(0 U E N T 0)
TT2T3 cil :avai:i:o
Atado eon cadena de flores, al pasado, por
los recuerdos, y al porvenir por las esperanzas,
allá vivía el hermoso idea!, allá en el fondo
del alma dormía, senreido como un áege!,
arrullado por los amores y mecido a! grato
vaivén de anhelos infinitos. -
Y aparecía triunfante 61, victorioso él, de
p!é en la cúspide.
Qué másT Descifrar el elocuente lengua
je, el Idioma mudo de cna mirada, de un beso j
poder en angustiosos instantes, sobre aquel
teño formado con las rosas tintas del Iris y el
campo de la nieve reclinar nuestra frente ;
escuchar en noches invernales y en lo íntimo
del apacible hogar las frases de consuelo, los
juramentos de amor j sentir de qué manera se
fortifica el alma al espirar cu aliento, y lurgo,
llagada la hora ú'tlma morir en sus brazos
siempre hambrientos de caricias ; enjugar tos
lágrimas, si Hora, sonreír el sonríe ella i
Así hablaba y volviéndose de un lado co
bre el lecho, de eara á la pared, quedó el je
ven sumido en apacible suefio.
Y qué ecS6?
Veamor; que el defgra ciado ni en gu'flns
es felix: no es para él que se abre se dulce pa
réntesis enmedio de! amargor intenso de la
Tldiu
II
Amada mía decía el pobre sonámbulo
por qué te alejas? Por qué tiemblas si es
toy sqtí para velar tu suena?
Ola negra, ola cenagosa que subes qué
fuerza te impulsa? .dónde, adónde vás?
Acaso intentas salpicar con el lodo su alba tú
nica de Diosa?
No ta detienes ni ante sn inocencia, ni
ante eu mi gestad de Beina destronada, ni ante
esa grandeza que le da el infortunic?
Despsrtó el scílidor, tiempo que pene
trando una raeba de viento per la entreabier
ta ventana de la alcoba, parecía murmurar
una plegaria fúnebre.
St incorporó, vistióse prisa el joven que
dormía y scSaba: ds sn mesa de noche sacó la
vera efigie de una mujer bella y hermosa, y ee
entabló un diáiege. -
El Joven era el juer, la vera efigie el acu
sado. Ella la pecadora y el confssor é!.
Q :é se habló allí ?
No lo té.
Pero la poetíi, la rima hondamente senti
da nos servirá de intérprete, será para noso
tros árgel revelador, como acontece siempre
en esas luehas cletépeat del espíritu.
Asomó áloe ojos del doncel cna furtiva
ligrima, miró por la vez ú'tima el retrato que
ante tí tenía, tras un beso te ojó un Aíics'
doliente, y de labios de! enamorado esta es
trtf a:
Para los cf groa mentes que coa llanto
la calumnia amasó,
no hay piquetas, ni palas ni barrenos,
sino el juicio de D.'os....
Y detde este memento todas las esperar.
xss concebidas, todcs ios ensurfi á que dió
vida una pasión verdad, f nerón enai Jhrca
mustias, D'oses sin aitarsr, espacio sin luz,
arpa sin eonidci árbol sin sombra...... .'
fisnién liarla Torre
83 &8att!aBt HajO fit
ce
o
sa
es
B
O
B
.9
E
es
ISI
fH
SO
-
M
O
ñ
30
4
t
pí5 NH O
Uniíoi me en todo tiempo
Uniccs agentes en Ssn Juan
Rafael Palacios Rodríguez
Ejerce en toda la Isla, San Juan
Oñcincs : Ssn Francisco 50 (Planta baja)
i GENTES GENERALES
(Antiguo Procurador)
Saiylalio Torres Sfoitge
(Procurador titulado)
Telefono K. 1. Apartado de Correos N. 25
SAN JUAN, PUERTO RICO.
3 B
f'm mil' mwerí
3M& pfr
2 O) P
&5 rs
Sa bs .Cfek.
o o
P
B 3 . j
r,Jf L-gí iísTHaVW
rB F
X (D
P p o
, 'statsi sffl
EXi tJiSvJ OIR
F1EA CGBITU
LA A2XÜ.LIIA
' fe " . - . I
ÜIG08 ASESTES PIBA IDA L
TTTT
i lELl
(OCIEtt&Oa
Del -Ledo. Giol "
Estus Pildorss pnriñcsn la sangre, cu?aa ks nctrialgias y enfermeda
des del esterna nerrioso, el dolor ds cabeza, palpitaciones del Cora sdn, Ane
cia, colores pálidos debilidad general.
puede dirijirs a laFaxmscia de F.'Gio! y Co. Ponce, y se Tendea m
todas las Boticas, y al precio de reiste ceatayos la cpja.

xml | txt