OCR Interpretation


La democracia. (Ponce, P.R.) 1890-1948, October 30, 1902, Image 5

Image and text provided by University of Puerto Rico, Río Piedras Campus, Library System

Persistent link: https://chroniclingamerica.loc.gov/lccn/sn90070270/1902-10-30/ed-1/seq-5/

What is OCR?


Thumbnail for 5

'Mas.
m o;-...
LA DEMOCRACIA
X-uniacao
En U madrrgd del 35 del corriente, 1
lució en eta eluaad la apreelable y dígaa te.
ni dcfl BuperU Mlrqui, viuda de Jmer.
flnlre uee J cuatro de eta Urde, te Tarificó
il ínhomselón de ia cadáver en U neerópoll
del ooblado de iss Piedras. Ua cortejo eocil
direbls acompE6 el féretro deid ttta ciudad
htiu elicdiealo sitio, habiéndote obiervado
t,n el ifiquUo psnonas dlitlngnldts de eiia
,oe,Coadneí 81 e5r nn r,n laabr lujo
mente arreglado, oitsntsndo multitud de
corosAi QDfl la eludad de Hamacao conetgraba
la memoria de la finad, modelo lír íaUble
de dtmit ecmo tillara aprecUblei de madre
eomo iimplo de moralidad j de preit'glo; co
mo sm, leal v ilneera eon todo lot que ta
íímoi ei honor de trstirlt; ecmo hcmaiiUarla,
no déla quien la suitituj; y como vlrtuoia,
LÍreció at inundo muchas pruebas da iui vir-
tLdt moralei.
Pettenecló a una letlcgclda. familia. A
la lamilla ifáiqoes, entra la que te cuentan a
ict epieelerjlee eabalieroi aun A&tonlo, don
Cintro, den Caitmlro, don Jote y don Oeleitl
no. Djadoee hijoe en hí gada posición, fi
enrando en ellot don Jj6, den J u lo, don Jai
me, don Eali y dou Juan J.ner y Mí:qae2,
tcdoi epreelabiei seflores merecedores del
preMníímófimlllar. El Ledo don Oailml
roMarilnea j Ejselló, Kó el deifgaado para
úeioedlr el duelo en. nombre de la lamilla de la
fluada. Compiló m cometido, damceirands
nADilcamente lae behíilmat euaiWMiee que
adornaban la ereaalón hermoia deafl Ra-
,MlDon J&an Dkvila, hlio en breves fra!s la
nocai tte la miima ttfiora.
P La lanilla Jancr deoe estar satisfecha
lai demostraciones de timpauat que n pu
blo le ha dado en momentct supremos, en que
co cabe aconsejar resignación puesto que ee,
ióo Diot ai el ñamado a facilitaría.
Descáese en pai tan honorable fiara, y
xeelba tu lamilla nuestro mae tentldo Féame
de eondoiencla por la pérdida que acaba de
,l,fllr' Corresponsal,
Humaeao 35 de Ojtubre de 1802.
Da un correspondencia de eite pueblo
Iniextaen The Puerto-Rico San, es el sl-
8ttl,?0Í iumore. en ti población de que
1 día 28 y el Ala uo te permitirá a loa Jaeces
j Bicratarlot republicano! constituir las me
tat para iai Icacrlpdonet y elección, atacán
doseles al rnachtt y al diurno en caso que se
atrevan Ir a os colegios a tomar posesión de
ut cargo
Lo. nfioretdon Pedro A. Homero y don
Lult j don Iognaelo Sentugo, dhtUguldos re-
puDilíanoe. ptMlflenle llUnlVllÁV
tlmoe aei Ucmlté local, han enviado al direc
tor üe The rutrto-Btco Bnnla tlgulente ear-
U 1 Ccmeiío, Octubre 26 de 1902.
8, Director do .FRar
niitlEínldo etOor y correligionario :
So n5 lltSüo ha.ta notaro., miembro-
S5?o " o Sí hoy ..a llu.trada pu
b:ICE6u del me. eorrlcnte, la de in.crlp.
VSSSSí
Sí. ..parSio. por la úlv.r.ldad de principio.,
IVA no "por lo. abi.mo. de r.ncore. que no
tienen raíoa de .er entra hermano, hijo, de
uñr.ola mtdr. que todo lo e.p.ra i o.ro
íiíaer.o por .u erandeia y por ao
Ramo. a Vd. que e .Uva ordenar la in
B.rción díeita. IIoom en el diario que VI. úl
rlíe con acierto, y orno, como tiempre. ü.
amigo, y corrl!gionarloi ",VÍM-TPíaflñ
ITlímlrc, Préndente del Comité Luis B.
sintíigo. Vocal ; I. Santiago, Vocal.
El también dUlU guijo rtpoWIejno, So
aorable Joe de pai da e.t. pueblo, don Car
leí B. Lí 6a .acribe lo .lguite s H.go mi
i aalirior minl!iiUci6n.-Oarlo. Lrón.
Oorrosponsal)
, .- - nJ í ;":-7 r D ) i l pipí V n n í Pí f i VI
' Jhír í! íR a VI 1 I fl tr3; H FTr7
" - : '' lili i - i V W Y V'' V jT. "
- ; le A cleV' "!&&í,-? -:
: cS isks íksp:. ..
GRATIFICAREMOS
On caballo zaino claro con un ptqotfii la
cero en ta frente, de teit fia. de edad, alsadft
5K cuarV a, marcado A, E. P. ; tiena usa ma
tadora en el etpinato y el rabo eortado.
Uo eaballo bajo amarillo, de cuatro a fio.
de edad, altada ma. de tai. euartaf; (lena Irte
cabo, nrgroc y el da'antero derecho blanco
Yete.tdr; marcado C M. en ta masa derecha
crines y rabee cort&doe de poco tiempo; tJtne
una enredadora en la rodilla traeera.
Ettf s eaballo. taeron eo.triilo. el día 31
por la noehedslme.de Ostnbre de 1003, de
la finca rtica que tiene en Hamacao, barrio
del Río de Piedra, don Oa.lrnlro Mareano.
Sa gratificará con ocho doliare por cada
neo de ellot, el que dé notletae ligaras da
dónde encuentran La Democracia. 15 7
Ose
La qae inscriben, digna, hljae d la p&
tria y madre, amantídmai de lo. aisIaTOt
pntrtorrfqarfi-31, que Inchan en la presenta
contienda por ta reinvldleaclón de sns IlbcrU
dt, timblen qnieren dejar oír ta ros en cita
eamptña eleetorat y alentar eon alia a los pa
triota que dndan del triunfo da la bendita
canta que defendemos y que .egntremoa soste
niendo, pete a nuestros adversarle.
No es posible qae perznaneseamos Indiferentes
ante lot atropellos que día trae día ss vienen
eometlando en esta lcfsíls colonia, por los qae
dicen ser tos representantes, no tienda nada
mu qne aduladores serviles del goalerno, qae
no hacen otra coia que desprestigiarnos ante
los demás pueblos civlilsados, dándose el caso
de qne ya a eitti hora, tiena conocimiento el
mundo entero de loe detórdenee po'íleo. que
pasan en Puerto Rico, y.... ipareee menüral
producidos por un partido, mejor dicho, por
un partida que cuenta únicamente eon una
ex'gua mlnorí, que quiere Imponerte de to
dos modot, aunque para el logro da sas ambt
1 B1UUI V 1U1C IUI ISUIUI 14 31 V W UUB Wl.l J
í los hermosos principios de la democracia.
jstos pariicce ponsicoi, onn tetes prceiai
mlantni nn t&lat enmlann brte hnrnntfta ana
i ehonrtn a la Patria, deben desaparecer y da
j ríes e puesto a ia inmensa mayoría aei gran
t'artldo Federal Americano que es el que lie
na legítimamente las hermosas aspiraciones
del pueblo puertorriqueño.
Natotrai, desde el hogar pacífico y desde
este pueblo, ouna da nuestros amores y de
nuestro eaiiQi idolatrsdo, mandaremos a loi
esposos y a nuestros hijos a cumplir nn gran
deber político para cota la patria y toi ciforia
remos en la lucha y la daremos aliente r ri
que emprendan con valor la g'orlotf. " .
de 4 de Noviembre da la cuai dependa - nn4 -tra
euerta f tílt 6 desgraciada. (Dichosos, si
sucumben n holoeantto de un amor i grade J
Una túp lo al Qjblarno: Qae eon eelo e
lnXté siga la marcha de estae elecciones que
no preste su apoyo a ninguno da los partidos
militantes en el palr ( que muestre la mayor
imparcialidad y ante todo ItgaüdaCf ttgalldid
naaa mát, y strá un hecho el triunfo dal par
tldo federal amerteano.
Honorabte Gjbernador Civil: Justicial
mas justicia, y aif representaréis dignamente
en la colonia a la gran nación americana.
Utuado, 28 da 0;tubre de 1902. María
Martines de R-ilrlrues, Ana G úntales de Oa
bollero, Francisca Greía de Pó'et, Crus Rq
drigua de Afanador, Batalla Alvarei da Mal
d oa ai? o, Carmen Roldan de B aseo, Filomena
Snfhei, Ramona Maldonado de Ridrfgaes,
Mmrr.ffita 8. de Tlillattap. R riña. Arr.ha. Di
I lores Cortijo, Regina Cortés de Villanuert,
J tt r. - L jm . Tr.ii. . l-i m
utrmsn sj-í oa u vue, ijmipg wuiicr(j ati
Sá celo, Saiustiava Mayol de Runos, Paula
Rimos de Gírela, Ventura Runos y Sanehsf
I jét 8&nches v Rmos, Juana Caballero de
B. n!Üa, Eloísa Peres, Modesta Montero, Ana
Colón de Porreta. Dlonitla GDniale, viuda de
Cortés, Cornelia Rala de Jesús1, Claudia Gaita
rrei, Carmen Montes, B tía Risada, Micaela
R-sado de Oornler, Ana Martinas v Gjmete,
Treta Sotomaycr, Claudia García de Villa
mm m mim mm
GALLE DS AXiLBH Ro- 37
ílí SAN JUAN PUERTO RICO
TURQUESA LA PKCADOHÁ
SífiLiÓTECÁ Dtí ctA DEMQCRACÍAa
iü5
tecéia una silla que puede pasar, y
como e3toy sola aquí, permitidme
que (a pueda cfreoer la hospitali
dad cediéndoosla.
Fernando la tomó poT la mano y
ea lugar, de sentarsa la sectó en
el mismo sillón que ella le ofrecía.
Despoésse arrodilló delante da ella
y la miró con admiración.
BoiQ una noble criatura, mur
muró cod vez conmovida.
Vcrdalcraments, - repuso rien
do, ea porgue 03 ofrezco mi
asiento?
No, porque lo exageráis todo
y porque en lugar de ver en mí un
amigo. . . .
Bienot Interrumpió amena
zándole con el dedo,- os veo venir,
caballero . Sol Incorregible y
se utiría que nos enfadásemos.
Fernando Bijó la cabízi y 33
caUó.
Femando, continuó la joven
danlo a su vez el tlmbie mas en
cantador y la inflexión mss reduc
tora, dicls que queréis ser mi
jAh! j me lo preguntáis?
jOaeréls volver ajuí?
Cuándo? repuso él extreme-clér,d(sa.
Tnm ir Aísk v en tidis las
ocaslonea.
El joven dió un grito de alegría
Pero ha íer con una condi
ción, una o!a.
Cuál?
1. de que rao dejaréis vivir a
mi k.-to, y no me diréis nunca
una palabra de esa enojosa cuestión
de dinero.
Sea, -replicó Fernando con bu
miólón. A este precio os amaré, y to
mando las manes de su amigo las
estrechó afectuosamente.
Qalcro amaros y que me améis,
p-ro e3 con la condición que la
tranquilidad no sera turbada en
vu-ítro hogar.
Fernando obedeció y ee fuá.
Cuando llegó a su casa llamaban
para la cernida en el hctel de la
calle de Isly. Fernando encontró
en el salón do sa esposa a sus sue
gros. Desde algunos días, Beau
preau pareció tener algún recru
deoímiento en la locura. Estaba
completamente embobado,
Ls, señora do Beaupréau, tran
quila y triste, estaba al lado de su
bija, que paresía estaba sufriendo
muchos dolore?.
llrmiaia, desde la víspera, por
que fué aquella víspera guo le min
tió por primera vez y que había
sentido qne alguna cosa se había
roto en sa corazón, Herminia pa
resía otra mujer, lío era la espeja
dese?pfrada dispuesta a todos los
sacrifí'-.ies üor reconquistar el amor
de su rcarido. No era tampoco la
madre desolada que báSa. con sus
lágrimas la cra de su hijo. Era
un noble coraxón quebrantado y
resignado que sa dcide a marchar
seriamente y cea valor por la firlda
Eenda del debe- y no espera mas la
dich.
Fernando, a pessr de su locura,
no pudo impedir un estremecimien
to y más un remordimiento, cuan
do la vió tranquila, triste, pero
fuerte y dejando errar por sus
labios aquella sonrisa descolorida
de las almas que están refugiadas
ettsramente en la or&ciuu y cu a
fe en Dios. , . ,
La presentó a su hijo sin decirle
una palabra, y el padre culpable
dió; conmovido, un beso en la fren-
te del niño.
La cernida fué triste, reinando
un silencio lleno de solemnidad,
i- sjtizfilo pesó tanto & Fernán-
snesa y no la dejó h-tr.rTfla azi H cardó' TaríSL.? íl
iiarcháos, lxr- Bnbló presa da f'V 9
al fia turquesa. eaocióa, buscó la pcerré s P r-' k, mcrdi-
jVeamo3, -dijola joven. Oí
decidís?
Qaerubín quedó un momento
perplejo.
Id ls dijo, mostrándola cen
un gesto imperioso una mesa con
todos los accesorios para escribir
Sentács Blnt yo os dictare.
Y Querubín 83 estremeció y se
sintió dominado. Se levantó y fué
a sentarse delacte de la mesa indi
cada, y tomarjdj una pluma, dijo
con sumisión.
Aguardo.
cSeñor conde, - dictó Bicará,
hacedme el obsequio de nlvldar
mis egiavios para cen ves, pues
renuncio a mi apuesta ....
Pero, - exclamó Querubín,
jyo no puedo escribir est; es una
carta de excusas! ... .
La escribiréis, - contestó Bv
cará tranqullamante, cuya voz re
sonó encantadora y llena de her
moias seducciones. --La escribiréis
por mi amc.r. ...
El encanto operaba.
Qaerubía tomó nuevamente la
D.uma v escribió.
Ahora, - le dijo Bacará, ve
nid a besarme la mano, tomad
vuestro sombrero y marcháos.
Q 7e me marche, decís?
Son las doc3 de la noche, dijo
Bacará. - Sl queréis ganar la par
tlda, empezad por obedecerme,
y acompaCó estas palabras con una
mirada encantadora, y Querubín,
seducido, sa marchó, acempsfUn
d"le Bioará hasta la verja del jar
día, apoyándose familiarmente en
su brazo.
- Cuándo volveré? - preguntó
Qaerubín.
Pasado mañana.
A la misma hora?
-Sí Adiós.
La joren cerró la verja y Queru
bín ge alejó.
Oh -murmuró Bacará cuando
el ruido de lea pascase apagaron.
Ya eres mío. 2! o eres ra que
un don Juan TUar, J tu castigo
será terrib'e si no andas con cuida
do. -Si h'ibiera oho qae Bacará
aa i vi naba lo q io Ib i a saladar.
El fresco de li noche de?pajó la
cabeza de Q íerubín.
Soy un tonto, - se dljr, j me
olvidé que t3ngo necesidad de qul
nlent-s mil francés, - y Querubín
recobrando su audacia, tfladió:
Despwóí de todo, nadie me obligó
á decir a Bacará qae renunciaba á
la apueata. Con tal qua el conde
epa que la sostengo, ma baata.
Pvr lo demás, eto es para mí tan
claro ermo el agua. Bicará quiera
amarme, pero no quiere declararlo.
Pardiez, - acató dándosa uo golpe
en la frente; tengo ya loa qui
nientos mil francos. Vamcs a ver
al cond9.
Qaerubín conocí isa ma'as cos
tumbres de éste. S bía qu no sa
acostaba nunca antes de la? tres,
y que pasaba parte da la noche
jugando. Consultó su reloj y vió
que no eran masque lasdece. Que
rubín ss fué tíire.timínte al Ulub
de que el conde y él formaban par
te, y le encontró en efecto jugando
una partida de whist.
Conde, - le diji en voz baja,
una palabra.
Eit y a vuestra disposioión.
El conde se levantó y Querubín
ge lo llevó aparte.
Oí escucho, - dijo el conde.
SeCor conde, - dijo Querubín,
salgo de casa da Bacará.
jAh muy bien, - rarjasD 1 ruso
con aire Indiferente.
Sois de opinión que en mste-
rla de negocies como el que nn
oeupa, la sstuci" es una buena
ayuda?
Eso, según.
Bicsrá no quiera figurar ea
apuestas.
Tiene razón.
Así, pues, en su casa misma
os he escrito una carta en la cual
me retracto.
jAhl,.
SU que i .coa'- Jsaj
jtait mes
i
i
v.-..- ,-.": 'V.V."

xml | txt